Martes, 20 de noviembre de 2018

La ancianita

[Img #53386]

Escuchar en los tendidos las palabras que buscan hacer leyenda: Querencia, trapío, montera, abanto, casta, zaíno, toro. Como si aquí las miradas no supieran que alguien tienta a la muerte.

(Jclp)

La ‘Mirada’ fotográfica de José María Rada trae a los lectores de SALAMANCArtv AL DÍA la histórica plaza de toros de la ciudad de Béjar, más conocida como ‘La ancianita’, la más antigua de España.

Según los historiadores, en el año 1667, y al objeto de sufragar los gastos de las obras llevadas a cabo en el Santuario de la Virgen del Castañar, patrona de la ciudad, tuvo lugar la primera lidia de toros, en una improvisada plaza cerrada con madera. Pero no fue hasta el verano de 1707, cuando con motivo del nacimiento del Príncipe de Asturias, que luego reinó con el nombre de Luis I de España, se celebró por segunda vez la fiesta taurina, en esta ocasión en una plaza construida con maderas enrejadas. Posteriormente fue sustituida por el costo taurino, obra de fábrica, conservado en nuestros días, y construido entre 1704 y 1711.

Esta plaza que se configura como un polígono exento que encierra un coso circular de 41 metros de diámetro, con aforo para 3.500 personas, conserva el mismo perímetro y superficie general, con los chiqueros y dependencias que en su día autorizase el duque de Béjar, Juan Manuel II López de Zúñiga.

De la segunda mitad del XIX, es el edificio de tres plantas que cobija el palco presidencial, taquillas, servicios sanitarios y palcos.