Las Arribes al día

La Diputación indemnizará a Vegater con 100.000 euros por la rescisión del contrato de Vega Terrón

El TSJCyL y el TS han rechazado los recursos presentados por la empresa con “la única pretensión” de que venciera el plazo de adjudicación y cobrar así íntegramente el contrato

En 2002 se renovó el contrato a Vegater sin que hubiera hecho efectivo la fianza definitiva ni el pago del canon de los cinco años anteriores de contrato / CORRAL

La Diputación de Salamanca deberá ejecutar la sentencia de 15 de junio de 2020, del Juzgado de lo Contencioso-administrativo nº 1 de Salamanca, por la que se condenó a la institución provincial al pago a Vegater, empresa que gestionó el muelle de Vega Terrón desde 1997 a 2017, de 99.651 euros en concepto de indemnización por entender que el acuerdo del pleno de la Diputación, de 27 de enero de 2017, por el que se aprobó la resolución del contrato de concesión para la explotación del muelle de Vega Terrón, “no es conforme a derecho” a pesar de que la concesionaria de este servicio incumplió varias de las cláusulas del contrato, tales como el depósito de fianza definitiva o el pago anual del canon establecido, entre otras obligaciones contractuales. Sin embargo, el Juzgado entiende que “no podía apreciarse que la falta de constitución de la garantía definitiva fuera imputable al adjudicatario, pues los acontecimientos ocurridos y el transcurso de 20 años, sería contrario a los actos propios, al principio de confianza legítima y buena fe contractual”.  

De la ejecución de la sentencia se dará cuenta al pleno de la Corporación provincial en la sesión de este mes de octubre, resolución judicial que añade la reposición de la concesionaria al frente de las instalaciones del muelle hasta el vencimiento del contrato en 2022, así como dejar “sin efecto cuantas liquidaciones se han efectuado en base a la resolución contractual anulada”.

La cantidad de 99.651 euros a las que deberá hacer frente la Diputación corresponden a los daños y perjuicios estimados por el juzgado a partir de la resolución del contrato (2017) y hasta que se dicta sentencia, anulando el acuerdo, en junio de 2020, aunque Vegater podría reclamar la indemnización correspondiente al tiempo trascurrido de 2021 hasta que retome la concesión del servicio, estimándose una indemnización de unos 21.000 euros por año, cantidad que sirve de base para el prorrateo de los meses trascurridos hasta que retome el servicio.

Cabe señalar, como reza en el informe-propuesta del Área de Fomento de la Diputación para la ejecución de la sentencia, que una vez producido el fallo del Juzgado de lo Contencio-administrativo, en junio de 2017, Vegater presentó un recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, que fue desestimado, y posteriormente un recurso de casación, contra esta resolución, ante la Sección de Admisión de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo, y que acordó su inadmisión a trámite. Ambas acciones judiciales, según el informe-propuesta del Área de Fomento de la Diputación, no tenían otro objeto que retrasar la ejecución de la sentencia inicial para reclamar la indemnización correspondiente a lo que restaba de contrato, no teniendo intención alguna de retomar la concesión.

Por otro lado, en el mismo informe señala que “se estima necesario que la Corporación proceda a reclamar a la mercantil Vegater la constitución de la garantía definitiva conjuntamente con la exacción, en forma de liquidación, de las obligaciones incumplidas por la mercantil en el seno del contrato”.

Hay que recordar que la Diputación de Salamanca adjudicó el contrato de servicio para la gestión del muelle de Vega Terrón, en La Fregeneda, en abril de 1997 por un periodo de cinco años con ampliación a 20 más, y cuya renovación se produjo en 2002, venciendo así en 2022. En enero de 2017, tras iniciar expediente dos años antes, la Diputación acuerda la rescisión del contrato sobre la base de que la empresa no había hecho efectiva la garantía definitiva ni abonado el canon anual establecido por la concesión, ni su actualización, además de varias obras de mejora, entre otros incumplimientos. Pero el tiempo transcurrido desde la concesión, y hasta que se reclama a Vegater el cumplimiento de las distintas cláusulas, valida el contrato, considerando el Juzgado que el acuerdo de la Diputación de enero de 2017, para la rescisión del contrato, no se ajusta a derecho. Durante 18 años la Diputación no reclamó a Vegater el cumplimiento de sus obligaciones contractuales, lo que ha evitado después que la institución provincial pudiera reclamar las liquidaciones de más cuatro años atrás por haber prescrito. Según denunció el Grupo socialista, una vez conocida la sentencia de junio de 2020, la Diputación habría dejado de ingresar unos 600.000 euros de acuerdo con las cláusulas del contrato de concesión para la gestión del muelle de Vega Terrón.