Las Arribes al día

Los ganaderos afectados esperan que la Junta modifique la Ley de Montes de Castilla y León

Consideran como una ‘penalización’ el acotamiento como terreno de pasto de las zonas quemadas durante los próximos 5 años, así como no poder declararlas en la PAC

El problema para los ganaderos persiste a pesar de haberse extinguido el incendio / CORREDERA

Mes y medio después del incendio que calcinó más de 1.700 hectáreas en los términos de San Felices de los Gallegos y Bañobárez, no ha habido muchos avances, tanto a nivel de investigación del origen del fuego como de medidas para paliar las importantes pérdidas que han sufrido 21 vecinos de ambos municipios.

“La situación está igual que los días después del incendio; seguimos sin saber quién lo ha provocado, no han encontrado al pirómano. Seguimos con la misma inseguridad que vivíamos antes y pensando que si no lo cogen, el próximo año volveremos a tener el mismo problema que hemos tenido este año y los anteriores”, manifiesta Luis Ángel Cabezas, ganadero de San Felices encargando de la coordinación de distintas gestiones, en representación de todos los afectados.

Desde el primer momento se celebraron reuniones con distintas administraciones para conseguir ayudas y, especialmente, cambios en la legislación que afecta al aprovechamiento de la tierra quemada. “Seguimos manteniendo reuniones, pero avanzando poco, mucho menos de lo que desearíamos”.

Se ha pedido un cambio legislativo sobre la Ley de Montes de Castilla y León, norma que impide el aprovechamiento del terreno calcinado los 5 años posteriores al suceso, y el terreno, en consecuencia, queda fuera de la declaración de la PAC durante el mismo tiempo.

“Aunque en una primera toma de contacto todo el mundo decía que no nos preocupáramos, que se iban a levantar fácilmente los acotamientos, a medida que va transcurriendo el tiempo no parece que sea tan sencillo levantar los acotamientos y poder pastar los próximos años esas zonas quemadas, y poder declararlas en la PAC”, manifiesta Luis Ángel Cabezas

“Lo que no puede ser es que después de habérsenos quemado las fincas, habérsenos muerto ganado en el incendio, haber tenido los problemas que hemos tenido, que ahora la Administración nos plantee más problemas y, encima, nos penalice. No tiene sentido ninguno”.

“Esperamos voluntad y valentía por parte de todos los partidos políticos, para cambiar la Ley de Montes en las Cortes de Castilla y León, voluntad y valentía política. Esperamos que sean capaces de sacar esto adelante. Si no es así, seguiremos teniendo el problema todos los años, aquí y en cualquier lugar donde haya un incendio, provocado o fortuito”, afirma el ganadero de San Felices.

Donaciones para la alimentación del ganado

En esta complicada situación provocada por el incendio de sus fincas, los ganaderos de San Felices y Bañobárez han contado con el inestimable apoyo de compañeros, asociaciones y ayuntamientos que les han donado paja y forraje para alimentar al ganado. Entidades como la Asociación Nacional de Criadores de Raza Morucha, ASAJA, la Diputación de Salamanca, el Ayuntamiento de San Felices, ayuntamientos de la comarca de Vitigudino, el Ayuntamiento de Villoria, el coto de caza de San Felices, la Cooperativa Tierra Charra, de Moraña; Salva Anciones, de Tamames; y Hermanos Sánchez Carabias, de Valdecarros.

“Los 21 ganaderos afectados estamos enormemente agradecidos por las donaciones y los donantes, ya no solo por el hecho material sino también por el gesto, pues lo más importante en estos casos muchas veces es el gesto”, afirma Cabezas.

Los profesionales del campo afectados por el fuego también han encontrado el apoyo por parte de organizaciones agrarias. “Desde el minuto cero ASAJA se hizo visible, llamando por teléfono, ayudándonos en las primeras tomas de contacto con la administración, y me consta que COAG y UPA también se han preocupado por el tema. Sé que han hablado entre ellas para tener una reunión con la Administración sobre el incendio de San Felices”, manifiesta Cabezas.

“Es de agradecer a las tres organizaciones agrarias su voluntad de echar una mano, como también al Ayuntamiento de San Felices: por parte del alcalde ha habido todo el apoyo que era necesario”, añade el ganadero, que hace extensivo el agradecimiento “a toda la gente -también de la propia administración- que ha llamado preocupándose y ofreciendo su apoyo, un apoyo moral que en esos primeros días también venía bien, pues la desolación de los ganaderos afectados era absoluta”.

EN DETALLE

1.750 has. calcinadas

El incendio provocado el 17 de agosto en los términos de San Felices de los Gallegos y Bañobárez dejó calcinadas casi 1.750 hectáreas. Afectó a 90,34 ha. de encina y roble, 1.344,27 ha. de matorral con arbolado y 300,61 ha. de pasto. Gran parte de esta superficie está incluida en el Parque Natural Arribes del Duero y Águeda.

Incendio intencionado

Los especialistas en incendios de la Junta de Castilla y León han determinado que el fuego fue intencionado, confirmando así las primeras hipótesis tras su coincidencia con el registrado hace un año, de modo similar y en la misma zona, y que también fue intencionado. El fuego fue provocado en hasta 5 puntos en las fincas de Los Propios y La Granja, linderas con la carretera SA-324, que comunica El Abadengo con Ciudad Rodrigo.

Situación actual

•  Los ganaderos afectados, que están intentando reponerse del susto, mantienen reuniones con la administración con la esperanza de que se anule ‘la penalización’ que supone la aplicación de la Ley de Montes de Castilla y León, que amplia gravemente las pérdidas ya sufridas por las fincas quemadas y el ganado muerto en el incendio.

  • Cabezas pedía a Iglesias en su visita un cambio en la Ley de Montes / CORRAL