Las Arribes al día

Los niños de Villavieja acuden a clase ante la “rígida mentalidad y la intransigencia” de las autoridades educativas

El conflicto tiene su origen en 7,5 horas de dotación docente para mejorar la educación de niños de distintas edades y que coinciden en la misma clase, además de contar con dos escolares con necesidades especiales 
A pesar de que los niños hayan iniciado las clases, madres y padres mantienen su reivindicación / CORRAL

Los padres y madres de alumnos del CRA Río Yeltes, de Villavieja, han decidido que sus hijos acudieran este lunes a clase tras comprobar “que la rígida mentalidad y la intransigencia de esas autoridades educativas no considerarán nunca nuestras justas demandas, aunque sean económicamente insignificantes para el sistema educativo”.

Hay que recordar que esta demanda se centraba en que que se concediera a este centro educativo la misma dotación docente que el curso anterior, especialmente después de que el martes pasado se matricularan dos alumnos más y se alcanzaran los 26 escolares, la misma cifra con que se iniciaba el curso anterior y para el que Educación contrató cuatro profesores a jornada completa. El curso actual comenzaba el 10 de septiembre con 24 alumnos y que la Dirección Provincial de Educación decidía, por ello, reducir en 7,5 horas la dotación docente. A pesar de haber recuperado el número de alumnos con el que comenzaba el curso anterior, Educación no ha dado respuesta a la petición de padres y madres. Por ello, la última de sus acciones fue una recogida de firmas virtual a través de la plataforma change.org., campaña que roza en solo unos días las 1.600 adhesiones.  

Para las madres y padres de alumnos del CRA Río Yeltes la situación generada “confirma que las autoridades de nuestra comunidad se niegan a que la igualdad de derechos y oportunidades entre las personas que viven en las zonas urbanas y rurales sea una realidad”. Mediante un comunicado, señalan que “este conflicto ha puesto de manifiesto, una vez más, que la pésima gestión de los recursos que dispone la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León genera profundas desigualdades territoriales y que poco o nada le importa en realidad la calidad educativa de la que son responsables. Por el contrario, nuestra prioridad es y seguirá siendo la defensa de la verdadera calidad educativa en el mundo rural de nuestros hijos e hijas, por lo que mantendremos nuestras exigencias, mientras ellos acuden al colegio”.

Por su parte, desde la Junta de Castilla y León han señalado a LAS ARRIBES AL DÍA que “las dos nuevas matriculaciones no cambian la ratio del centro”, pues desde la Administración regional se recuerda que “tres unidades son a partir de 29 alumnos”, por lo que la dotación docente se ajustaría a la situación del centro.

Sin embargo, padres y madres cuestionan que la Dirección Provincial de Educación sea tan exigente con otros centros de Primaria, Secundaria y FP de la provincia, en cuanto a la relación alumnos/profesores, como lo es con el CRA Río Yeltes de Villavieja. Por ello, apelan al “derecho de igualdad”, recogido en la Constitución, “como un principio fundamental que debe regir todo el orden institucional, principio que las distintas autoridades educativas implicadas en este conflicto han vulnerado conscientemente”, por lo que “exigimos la dimisión del inspector del CRA Río Yeltes, que no ha realizado su trabajo con diligencia, y no ha tenido en cuenta las peculiaridades y dificultades del centro, al que asisten varios alumnos con necesidades educativas especiales”. Además, como sucedía este lunes, la ausencia de una de las maestras, sin que haya sido sustituida , afecta aún más a la calidad educativa que reciben los escolares. 

De igual modo, “exigimos la dimisión de la responsable de la asignación del cupo docente, por concedernos una tercera aula sin dotarla del profesorado necesario. Y por último, exigimos la dimisión del máximo responsable, el director provincial de Educación, por su actuación discrecional, sus constantes mentiras, realizando falsas promesas que no se han materializado, por no atender ni responder a nuestros escritos y llamadas; en definitiva, por no poner los medios necesarios para resolver adecuadamente este importante conflicto y esperar únicamente el paso de los días, mientras la falta de respuestas y la desescolarización de nuestros hijos e hijas nos han llenado de desesperanza, doblegando por imperiosa necesidad, nuestra legítima voluntad”.

Para las madres y padres de alumnos del CRA Río Yeltes, “su intransigencia, su actitud autoritaria y su pésima capacidad para la gestión y organización del sistema educativo en el ámbito rural, no harán más que acelerar el éxodo y el vaciado de nuestras comarcas, poniendo de manifiesto su escasa proyección política”.

Sobre la situación que vive el medio rural, recuerdan que “Castilla y León lleva más de 40 años sufriendo una continua despoblación que sus gobernantes y técnicos han sido incapaces de evitar y revertir, tomando pésimas decisiones, como la que ahora nos ocupa, y aprobando nefastas legislaciones que no hacen más que agravar, año tras año, esta terrible situación. Quizá es el momento de que el Pueblo soberano abra los ojos y eleve el precio de su voto”.

Por último, añaden que “nuestros instintos maternales, nuestros corazones y nuestra razón nos guían en pro de la defensa de los intereses y el futuro de nuestros hijos e hijas. Para ellos, nuestras justas reivindicaciones y su ausencia en las aulas durante dos semanas, lejos de ser una depreciación de su educación, ha sido un ejemplo de legítima lucha y defensa de sus derechos como ciudadanos. Seguro que hemos sembrado en ellos el espíritu crítico necesario para que el día de mañana no sean dóciles ciudadanos a los que puedan conformar fácilmente políticos mediocres”.