Las Arribes al día

Las aulas del CRA Río Yeltes de Villavieja siguen vacías

“Resulta paradójico que la Administración regional sustente este conflicto por la dotación de siete horas y media semanales de un maestro”, señalan desde la AMPA

Por segundo día en este curso, el silencio se apoderaba del patio del CRA Río Yeltes en Villavieja

Por segundo día de clase en este curso, las aulas del CRA Río Yeltes, de Villavieja, permanecen vacías. Este lunes, 13 de septiembre, en el patio del colegio de Villavieja tampoco se escuchaba el bullicio de la chiquillería con sus carreras y juegos, ese silencio que se percibe desde hace tiempo en los pueblos más pequeños y al que nadie puso remedio más allá de las buenas palabras. Años de una dinámica que está acabando con el mundo rural, donde se da la espalda a lo básico mientras se alimenta lo accesorio con ayudas de miles de euros.

Padres y madres de alumnos del CRA Río Yeltes de Villavieja decidían la semana pasada que sus hijos no acudirían al centro en tanto que la Junta de Castilla y León no garantice la misma dotación docente que el curso anterior. Con esta decisión tratan de defender un derecho fundamental como es la educación de sus hijos bajo los conceptos de igualdad y calidad, los mismos de los que gozan los habitantes del medio urbano. “Resulta paradójico, por parte de la Administración regional, que sustente este conflicto por la dotación de siete horas y media semanales de un maestro”, argumentan madres y padres.

Eso es precisamente lo que piden madres y padres y que la Dirección Provincial de Educación parece que no está dispuesta a considerar, que “en lugar de tres profesores y medio sean cuatro los docentes”, el mismo número que el curso anterior, pues para madres y padres les resulta desproporcionado que el paso por debajo de los 25 alumnos en sus tres aulas suponga que sus hijos tengan un profesor con siete horas y media menos que el curso anterior. Especialmente porque en esas tres aulas coinciden niños de distintas edades y algunos de características especiales, lo que dificulta claramente la docencia.

Este lunes, la portavoz de madres y padres del colegio de Villavieja, Ana Mateos, reiteraba que los niños no acudirán a clase “hasta que la Junta no nos dé una solución”, una solución que pasa irremediablemente porque se mantengan los cuatro profesores en las mismas condiciones laborales que el curso anterior.