Las Arribes al día

La Diputación entrega a San Felices de los Gallegos 24 toneladas de forraje para los ganaderos afectados por el incendio

Javier Iglesias trasladará a Alfonso Fernández Mañueco la petición del alcalde y ganaderos afectados para que la Junta modifique la Ley de Montes y permita aprovechar los terrenos calcinados en los próximos cinco años

Momento de la entrega del trailer con 24 toneladas de forraje al Ayuntamiento de San Felices / CORRAL

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, acompañado por varios diputados provinciales del equipo de Gobierno, hacía entrega este lunes al Ayuntamiento de San Felices de los Gallegos de un camión con 24 toneladas de forraje, extraído de la finca de Castro Enriquez, para su reparto entre los ganaderos afectados por el incendio que se declaraba en esta localidad el pasado 17 de agosto y que ha dejado calcinadas casi 1.800 hectáreas de terreno.

La Diputación de Salamanca respondía así a las gestiones realizadas por el alcalde de la localidad, Francisco de la Cruz, para que desde las distintas administraciones se ayude a los ganaderos afectados, 21 en total y con unas 500 cabezas de ganado vacuno, que de acuerdo a la Ley de Montes de Castilla y León no podrán aprovechar los terrenos afectados por el incendio durante cinco años, además de perder las ayudas de la PAC durante ese mismo periodo.

Por ello, Javier Iglesias se comprometía a trasladar al presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, la petición realizada por el alcalde de San Felices y por los ganaderos afectados, para que el Gobierno regional modifique la Ley de Montes y facilite el aprovechamiento de pastos en incendios cuya autoría no puede achacarse a los ganaderos.

En este sentido, Luis ángel Cabezas, ganadero local, señalaba que la superficie calcinada supone casi el 50 % del terreno que aprovechan los ganaderos de San Felices, pues explicaba que aunque San Felices dispone 8.000 hectáreas, la mitad no son aprovechadas por los ganaderos de la localidad al destinarse a usos agrícolas y ganaderos de Lumbrales. Este hecho ha obligado a concentrar los animales en la mitad de superficie de lo habitual, lo que además de ser insuficiente para su alimentación, la falta de agua puede suponer un grave problema si no llueve lo suficiente en septiembre y octubre.

Además, como recordaba el alcalde, el incendio lleva asociado el riesgo de contaminación por cenizas de los actuales abrevaderos, por lo que una de sus gestiones ante la Subdelegación del Gobierno ha sido la autorización de nuevos sondeos que garanticen el abastecimiento de agua para el ganado.

Javier Iglesias expresó su solidaridad con los ganaderos que han visto sus explotaciones afectadas, agradeció al alcalde la diligencia que ha mostrado en su preocupación por solucionar el grave problema que se le presenta a los ganaderos, y deseó “que la persona que lo ha hecho pueda pagar por ello, un delito que atenta contra el patrimonio natural de la provincia y los bienes de muchos ganaderos. No nos podemos permitir que en pleno siglo XXI la provincia de Salamanca tenga pirómanos que pongan en riesgo el patrimonio natural de la provincia de Salamanca”, remachó.

Iglesias aseguró que “la Diputación va a estar al lado de San Felices, del alcalde y de los ganaderos”. Con la entrega de este camión de forraje, que se suma a otro entregado por la Asociación de Morucha, y varios más comprometidos por varias asociaciones, el presidente de la Diputación quiso mostrar su compromiso de apoyo a los afectados y aseguró que “vamos a hacer todo lo posible e imposible para que otras administraciones puedan auxiliar al Ayuntamiento, hablamos del Gobierno de España o la Junta de Castilla y León”. También indicó el compromiso de la institución provincial “con el alcalde para coofinanciar ayudas que puedan venir del Gobierno de España tras el compromiso del presidente de ayudar a las zonas afectadas por los incendios en distintos puntos de España”.    

Por su parte, el regidor, Francisco de la Cruz, aprovechó la oportunidad para “agradecer a los vecinos del pueblo su colaboración en la extinción del incendio con los medios disponibles que tenían. También a los medios de extinción y las distintas administraciones que han participado con medios en las labores de extinción”.

Otra de las peticiones realizadas por el regidor a la Diputación fue en la utilización de la motoniveladora para el ensanche de los caminos pecuarios y limpieza de cunetas.