Ciudad Rodrigo al día

 

Assumpta Serna explica su vida interpretativa de la mano de los Amigos del Teatro

Durante estos días Assumpta Serna ha dirigido junto a Scott Cleverdon un curso de interpretación

Como viene siendo tradición, la Asociación de Amigos del Teatro de Ciudad Rodrigo entregará durante la tarde sabatina (en los minutos previos a la última representación en el Espacio Afecir) los Premios del Público a los Mejores Espectáculos de la Feria 2020, pero durante la mañana sabatina la Asociación ya tuvo una actividad: un encuentro con la actriz Assumpta Serna, que se ha convertido en una cara habitual de Miróbriga tras sus experiencias cinematográficas con Contracorriente Producciones.

De hecho, Assumpta Serna y su marido Scott Cleverdon han escogido Ciudad Rodrigo para llevar a cabo durante estos días (empezó el día 20 y acabará este domingo 29) un curso de interpretación cinematográfica de su Escuela Assumpta Serna de la Fundación Internacional First Team, que ha contado con la asistencia de una veintena de actores, algunos de ellos llegados de países extranjeros, como Estados Unidos o Argentina.

Este curso, vinculado a la Familia de Cine que ha surgido de forma online durante la pandemia, con clases y cursos virtuales, ha tenido tiempo durante estos días para trabajar la escucha, la creación de monólogos y de escenas con su correspondiente grabación, el análisis de la interpretación, las marcas, las luces, las cámaras en movimiento, o el montaje.


Aprovechando ese curso, y en el marco de la Feria de Teatro de Ciudad Rodrigo, se organizó en el salón de actos del Colegio Misioneras-Santa Teresa este encuentro de puertas abiertas con Assumpta Serna (que fue introducido por el presidente de la Asociación de Amigos del Teatro, Javier de Prado), en el cual la conocida actriz explicó su vida interpretativa, exponiendo que para ella se basa en dos conceptos: el amor (que es “fundamental”) y el público, sin olvidar que “hay que hacer lo que uno quiere”.

Según expresó Assumpta Serna al medio centenar de personas asistentes, a lo largo de su vida ha hecho preferentemente cine, pero en los últimos años ha vuelto “a los orígenes”, al teatro, donde empezó, resaltando que supone “volver a la esencia de la comunicación con el público, real y efectiva en el momento” a diferencia de lo que ocurre con las proyecciones cinematográficas, ya que las películas se acaban proyectando cuando los actores ya están ‘desvinculados’ del proyecto. Asimismo, ahora está en una etapa donde quiere “transmitir lo que yo he aprendido a otros”.