Las Arribes al día

El alcalde de Pereña exige que se vacune en Villarino por los mismos motivos que se hace en Barruecopardo

Critica que no se vacune en el centro de guardias de Villarino y evitar así el desplazamiento hasta Vitigudino de los vecinos de Pereña, Villarino, Trabanca, Almendra y Cabeza de Framontanos

Luis Rodríguez considera que los vecinos de Villarino, Pereña, Trabansca, Almendra y Cabeza de Framontanos están siendo despreciados por la Gerencia de Atención Primaria de Salamanca / CORRAL

El alcalde de Pereña de la Ribera, Luis Rodríguez, en declaraciones a LAS ARRIBES AL DÍA ha acusado al PP de “utilizar la vacunación covid con fines políticos”. Estas manifestaciones surgen después de que la Gerencia de Atención Primaria de Salamanca haya decidido administrar la vacuna en el municipio de Barruecopardo y no haya hecho lo mismo en Villarino, municipios ambos con centro de guardias médicas e infraestructura suficiente para ser designados puntos de vacunación.

Por ello, para Luis Rodríguez este hecho es “un desprecio absoluto a los pueblos que pertenecen al centro de guardias de Villarino” (Almendra, Cabeza de Framontanos, Pereña, Trabanca y Villarino), pues añadía que “no me parece razonable que se vacune en el centro de guardias de Barruecopardo y no se haga en el de Villarino”. A este argumento cabe añadir que los municipios próximos a Villarino, pertenecientes a la Zona Básica de Salud de Vitigudino, se encuentran a una mayor distancia de su centro de su salud de referencia que las localidades pertenecientes al centro de guardias de Barruecopardo (Saucelle, Saldeana, Barreras, Vilvestre y El Milano), adscritos a la Zona Básica de Salud de Aldeadávila.

Las críticas del regidor de Pereña no se dirigen al hecho de que se vacune en Barruecopardo, “a mí me parece muy bien que se vacune en Barruecopardo”, es más recuerda cómo un grupo de alcaldes de la comarca de Vitigudino solicitaba al Sacyl, antes de comenzar la vacunación, que se administrara la vacuna en los centros de salud de las tres zonas básicas que hay en la comarca (Vitigudino, Lumbrales y Aldeadávila), además de los centros de guardia de Barruecopardo y Villarino, así como en Villavieja de Yeltes por su situación geográfica y censo poblacional, a donde podrían acudir también, por proximidad, los vecinos de Bogajo y de Villares de Yeltes. Sin embargo, como recuerda Rodríguez, la propuesta “se la pasaron por el forro, nos hicieron el mismo caso que a ‘petete’, y ahora, de pronto, nos enteramos que se está vacunando en Barruecopardo”, lo que para el alcalde de Pereña este hecho es un claro acto de “tráfico de influencias, trato de favor y la utilización política de la vacunación”.

El hecho de la vacunación en Barruecopardo “se ha utilizado como elemento político, porque no tiene sentido, porque tanto derecho tienen los vecinos de Pereña para irse a vacunar a Villarino, que son 6 kilómetros, y no tener que ir a Vitigudino que son 35, como los de Saucelle para no tener que ir a Aldeadávila y quedarse en Barruecopardo. Es la misma situación. Me parece estupendo que se vacune en Barruecopardo, pero por el mismo motivo, o mayor si cabe, se debe vacunar en Villarino, porque las circunstancias son las mismas”.

En relación a esta situación, vecinos de Villarino ya mostraron su malestar a LAS ARRIBES AL DÍA por el hecho de tener que desplazarse 35 kilómetros hasta el centro de salud de Vitigudino siendo Villarino centro de guardias médicas, como Barruecopardo, pero incluso estando sus municipios más próximos al centro de salud de Aldeadávila. Por estos motivos no entendían qué criterios ha adoptado la Gerencia de Atención Primaria para decidir la vacunación en Barruecopardo y no así en Villarino.