Las Arribes al día

La llamada a la vacunación de un millar de personas en Vitigudino provoca algunas aglomeraciones y cierto malestar

El desarrollo de la vacunación discurrió de forma fluida tras la implantación de cuatro líneas de vacunación, pero la falta de un mayor control de la cola por apellidos, de acuerdo a las franjas horarias de media hora, ocasionó malestar en la primera hora de vacunación

La llamada a la vacunación covid de un millar de personas, residentes en los municipios de la Zona Básica de Salud de Vitigudino, provocaba cierta aglomeración en torno del frontón de pelota, punto para la administración de la vacuna AstraZeneca. Asimismo, la falta de un mayor control de la cola, de acuerdo a los apellidos y la franja horaria de vacunación correspondiente, ocasionó cierto malestar entre las personas que esperaban su turno conforme al horario anunciado.

La vacunación discurría con normalidad con cuatro líneas de vacunación, por lo que la administración de la vacuna se realizaba de forma fluida a pesar de que los vacunados debían someterse a una espera de 15 minutos, tiempo necesario para poder observar una posible reacción a la vacuna. El borrón de la jornada se producía en la primera hora de vacunación, hasta que se decidió un control exhaustivo, por apellidos, de las personas vacunadas, de acuerdo a las franjas de vacunación anunciadas.

Cabe recordar que la vacunación debía realizarse por franjas horarias de media hora y con personas repartidas en cada una de ellas de acuerdo al orden alfabético de sus apellidos, comenzando por la letra A a las 11.00 horas y estando previsto finalizar a las tres de la tarde con personas cuyo apellido comienza por la letra Z. Pero este sistema no se cumplió hasta llegadas las 12.00 horas, lo que originaba cierto malestar por no haberse aplicado desde el inicio de la vacunación, tal y como estaba anunciado.

En esta ocasión estaban convocadas 1.000 personas nacidas entre los años 1956 y 1961, ambos inclusive, residentes en los municipios de: Ahigal de Villarino, Almendra, Barceo, Bogajo, Brincones, Cabeza del Caballo, Cipérez, Encinasola de los Comendadores, Espadaña, Guadramiro, Iruelos, Moronta, Peña (La), Peralejos de Abajo, Peralejos de Arriba, Pereña de La Ribera, Pozos de Hinojo, Puertas, Sanchón de la Ribera, Trabanca, Valderrodrigo, Valsalabroso, Vidola (La), Villar de Peralonso, Villar de Samaniego, Villares de Yeltes, Villarino de los Aires, Villarmuerto, Villavieja de Yeltes, Vitigudino y Yecla de Yeltes. Población a 1 de enero de 2020: 7.436 habitantes.  

Como adelantaba el pasado miércoles LAS ARRIBES AL DÍA, esta vacunación masiva ha sido posible, primero, gracias a la llegada el pasado viernes de 7.100 vacunas a la provincia de Salamanca y, segundo, al equipo sanitario que se ha ofrecido voluntario para vacunar en Domingo de Resurrección.

Además del equipo sanitario, hay que señalar también el trabajo realizado por los voluntarios de Protección Civil de Vitigudino, siendo en ocasiones el centro de las irás por parte de algunas personas que no comprendían la dificultad que supone vacunar en orden, en cuatro horas, a un millar de personas y, al mismo tiempo, evitar aglomeraciones.  

Tras este salto en la vacunación, para personas de entre 60 y 65 años, motivado por la llegada de este paquete de AstraZeneca, la vacunación continuará en Vitigudino el jueves próximo para los mayores de 80 años.

Ver más imágenes: