Las Arribes al día

Hinojosa de Duero, los caminos del agua

Desde el Cachón del Camaces se puede contemplar el espectacular desplome del cauce del río del Abadengo sobre las aguas del Huebra formando una ruidosa cascada

El agua, las corrientes fluviales que son la enseña de las Arribes y El Abadengo, cobra un protagonismo destacado en Hinojosa de Duero. Este pueblo, el único que lleva Duero como apellido, está enmarcado por varios cursos de agua: el Duero y su afluente el Huebra forman fronteras hidrográficas en los extremos norte y nordeste de su término municipal, mientras que por el oeste discurre el arroyo Froya hasta desaguar en el Duero; y por el sureste, el arroyo o río Morgaez perfila los límites entre Hinojosa y Sobradllo, antes de desembocar en el Águeda.

A estos caminos del agua se suma el cauce del río Camaces en el último tramo de su recorrido que discurre bajo un puente medieval, el Puente del Ojo, y otra gran estructura de piedra, el puente del Camaces, a escasos kilómetros de precipitarse sobre el Huebra.

Estos ríos y arroyos ofrecen estos días espectaculares paisajes, cataratas y cachones, que se pueden contemplar desde miradores naturales como el de la Malgarrida y el Cachón y la Peña La Vela, o en sus riberas.

Saliendo del pueblo de Hinojosa, dirección al Puerto de La Molinera, se encuentra el mirador del Cachón del Camaces, un espacio entre grandes rocas desde el que se puede contemplar, en invierno y primavera, el espectacular desplome del rio Camaces sobre el cauce del Huebra, lugar donde forma una ruidosa y espumante cascada entre las profundas paredes de granito horadadas por ambos ríos a lo largo del tiempo. Estas depresiones han dado lugar al singular paisaje arribeño del Puerto de la Molinera, uno de los enclaves más hermosos y menos conocidos de las Arribes salmantinas.

Unos metros antes del cachón encontramos el mirador natural de La Malgarrida, y a escasos 200 metros del mirador del Camaces -habilitado para recibir las cada vez más numerosas visitas- se situa el puente de La Molinera sobre el río Huebra. A un lado y otro del puente de fábrica se forman pequeñas cachoneras y ‘caozos’ que mantienen el agua en épocas estivales.

El Huebra continua su serpenteante curso, enriquecido con las aguas del Camaces, en dirección a Portugal, encontrándose con el Duero en el límite entre Hinojosa y Saucelle, muy cerca de la presa de Saucelle, uno de los saltos de producción hidroeléctrica del oeste salmantino, que estos días ofrece el espectáculo del vertido de un gran caudal de agua a través de la apertura de sus compuertas, estampa que tiene su origen en las crecidas del Duero debido a las últimas lluvias.

Peña La Vela

Siguiendo el curso del padre Duero, en dirección a Portugal y regresando hacia el pueblo de Hinojosa, encontramos otro mirador natural. Ubicado a 580 metros de altitud encontramos el Mirador de la Peña La Vela, paraje desde el que se puede disfrutar de unas excelentes vistas con el encajonamiento del río Duero que hace frontera con Portugal, además de apreciar la exuberancia del Monte Júmbrio y la obra de ingeniería de la presa de Saucelle.

El mirador lleva por nombre ‘Peña de la Vela’ porque desde este punto estratégico los carabineros vigilaban el tránsito de personas a un lado y otro de la frontera, en épocas en las que el contrabando o estraperlo de productos básicos como la sal, el café o el tabaco eran un recurso económico muy utilizado por los lugareños frente a la necesidad.

Unos cuantos kilómetros río abajo desemboca el arroyo Froya, después de cruzar el casco urbano de Hinojosa. La rivera del Froya, limitada por los típicos pontones de piedra, es una de las imágenes más representativas de este municipio del Abadengo. El arroyo más emblemático de esta comarca sigue su curso en busca del Duero, pasando por debajo del gran puente de hierro de la vía férrea construido muy próximo a la estación de Valdenoguera, en La Fregeneda.

Al otro extremo de esta estación ferroviaria, a poco más de 2 kilómetros en dirección al muelle de Vega Terrón, nos encontramos con otro río, el Morgaez, cuyo cauce discurre desde el término de Sobradillo hasta el Águeda, el otro gran río de la comarca del Abadengo y que conforma “la Raya” de esta zona con los territorios vecinos de Portugal.

Ver más imágenes: