Ciudad Rodrigo al día

 

Coplas íntegras 2021 de la Rondalla III Columnas

La presentación del libro de las Coplas tuvo lugar en la tarde del miércoles en la Casa Consistorial

> SALUDA

MARCOS IGLESIAS CARIDAD – Alcalde de Ciudad Rodrigo

Un Carnaval distinto. Un Carnaval que no será cantado, pero sí narrado. Y lo será de la mano de la Rondalla III Columnas quien, a pesar de la situación triste de la pandemia de la Covid-19, quiere reflejar, para la historia particular de nuestra ciudad, las coplas de este año 2021.

Con toda la tristeza, no habrá Carnaval del Toro, al menos como lo veníamos conociendo hasta ahora, pero sí lo habrá en nuestro corazón y sentimiento. Porque el Carnaval del Toro es más que un evento, es todo un sentimiento para los mirobrigenses, para los farinatos.

Hay mucho que contar y las coplas que hace la murga son un testimonio que, entre lo irónico y lo satírico, cuentan qué ha pasado en el Ciudad Rodrigo del último año. Han pasado muchas cosas; tristemente no agradables la mayoría. Y ello es lo que nos ha llevado a suspender el Carnaval del Toro de 2021. Sin duda, esta decisión es histórica y quedará en la retina de muchos mirobrigenses para siempre.

Pero es un momento donde tenemos que llamar a la unidad, y a evadirnos un poco de este contexto para disfrutar con la murga, con la Rondalla III Columnas. Ellos, como nadie, nos hacen reír, pero también pensar. Porque detrás de muchas coplas va un pensamiento crítico sobre lo que ha podido pasar, para bien o para mal.

Quiero dar la enhorabuena a los miembros de la Rondalla, por ser como son, gente alegre y amable, y por estar ahí siempre que se les necesita. Ellos son farinatos de pro.

Gracias.

Os deseo unos felices días, a pesar de todo.

> SALUDA DE LA RONDALLA

Antes de nada:

…Y para colmo de males el achuchón de la pandemia nos ha dejado a verlas venir, la economía se ha resentido en la sufrida pequeña empresa y los siempre maltratados autónomos a los que sin compasión recurrimos todos a la hora publicitar nuestras ilusiones. Pero desafortunadamente la gota no, el “goterón” ha caído como una losa sobre ellos y no tienen el agua al cuello, el ahogo es insoportable y la teta de la vaca no da para más.

Por supuesto nos hacemos cargo de su situación y hacemos votos para que esto cambie cuanto antes y el agua vuelva limpia y fresca por su cauce, si bien, para que la tradición de las coplas no se pierda, queremos agradecer al Ayuntamiento y a su alcalde el esfuerzo y la magnífica disposición que hace este año excepcional, haciéndose cargo de las coplas que en definitiva no son sino el relato de los aconteceres y cuitas que se dan en nuestra ciudad a lo largo del año, eso sí, contadas en clave de humor y aderezadas con la música y el cariño que la Rondalla Tres Columnas intenta humildemente poner.

Y ahora ya:

Quién daba que el 2020 iba a ser como ha sido. Un año tan redondo, tan bisiesto, tan par lo mires por donde lo mires y mira cómo nos ha salido. Que a mí, por otra parte no me extraña porque ya lo dice el refrán, de las vacas mansas me libre Dios…

Empezamos riéndonos de los chinos; del hospital que montaron en diez días, de los confinamientos, de las mascarillas (Solo nos faltó hacer un encierro con coronavirus en lugar de toros) y terminamos pidiendo la hora.

A la Rondalla no nos pilló el confinamiento de marzo en el convento de milagro. Nos metimos en casa con el escabeche en la boca. Fue una pena porque, al fin y al cabo, somos convivientes y teniendo a Julete al frente, habríamos estado bien atendidos, sin necesidad de cocinar o hacer tablas de gimnasia. Además, sin ventanas, nos habíamos ahorrado lo de los aplausos de las ocho y sin tele, el conocer a Fernando Simón que ahora es como de la familia.

El 2020 se despidió con una media sonrisa. Al fin y al cabo, respetó los carnavales. Se fue diciendo otro vendrá que bueno me hará y en efecto, con menudas ínfulas ha entrado el 2021, un número feo donde los haya, sin ninguna lógica aritmética ni estética pero que se ha venido arriba y ha eliminado hasta el calendario, porque ya me dirán con este plan de vida si no es lo mismo un lunes que un viernes, la cuaresma y el otoño, el quince de agosto o el Lunes de Aguas, el carnaval o…

Es una pena porque este año había ganas. Hemos pensado, incluso, hacer una presentación virtual, tocando cada uno desde su casa, pero, lo que dice tío Andrés, si no sabemos tocar juntos… Estamos como los caballos en el hipódromo esperando que se abran los cajones para salir al galope, pero no. Por lo visto nada más nos dejan ir a algún mitin político y claro, ante eso, prefiero quedarme en casa aprendiendo a hacer rosquillas de sartén. Quede claro que lo que nos pasa es que nos molesta que nos lo prohíban, porque, en realidad, lo que queremos es que nos dejen salir de una puñetera vez para quedarnos en casa, en el sofá viendo un partido con una cerveza fría. Dónde vamos a estar mejor.

Mientras tanto, no queda otra que esperar la redondez, la paridad y mansedumbre del 2022. ¡Con la ilusión que tenía Chete de salir este año!

Enero de 2021

Rondalla III Columnas

> PASA LA RONDALLA  (Música: Droguerito; Letra: Rondalla III Columnas 1944)

I

En Miróbriga reina la alegría

porque un hijo supo hacerse popular,

en los labios de todos está el nombre

del “murguista” que aquí supo triunfar.

No se olvida el “farinato” del gran Trejo,

cuya murga siempre se ha de recordar,

por su gracia, talento y simpatía

que jamás tuvo rival.

II

Es la murga atracción de forasteros,

es perfecta comparsa musical;

es conjunto gentil y verbenero

con sabor de lo clásico y genial.

Es clarín pregonador de los festejos,

es aviso y llamamiento general,

que anunciando, va a jóvenes y viejos

la fiesta tradicional.

 

> EL MITIN

El año veinte libramos

Pero el veintiuno no:

Nos quedamos sin toros,

Sin encierros, sin pregón.

 

Antaño, que nos prohibieron

Celebrar el Carnaval

Bastó con cambiarle el nombre:

La Fiesta Tradicional.

 

La solución, este año,

De Cataluña la mandan:

Lo que hay que hacer es un mitin

Que allí nadie se contagia.

 

¿Y cómo lo llamaremos

Carnamitin, mitinval?

Ya se llamó carnavolvo,

Lo del nombre nos da igual.

 

Pa los mítines diarios

Mejor los que tienen casta,

Y que estén bien placeados,

De carrera limpia y larga.

 

En cuanto a lo de la capa

Hay que dejarlo muy claro:

Seis o siete sin capar

Y capados, otros tantos.

 

El mitin del aguardiente,

Del martes por la mañana

Necesita un buen ponente,

Con la cabeza amueblada.

 

Del Partido de Resina

Que no vengan, que son sosos.

Mejor partidos locales:

El Canario o el Raboso.

 

Por eso no busquen fuera

Lo que tenemos en casa:

Pa mitin, lo que es un mitin,

Ya tenemos la Rondalla.

 

> ATILA, EL CONCEJAL  (Música: Cualquiera puede ser buena; Letra: Rondalla III Columnas 2021)

Por falta de actividades

Del concejal de festejos

Sugerimos al alcalde

Lo promocione a otro empleo.

 

Proponemos ayudante,

Con hacha, sierra y aperos

Del regidor de los parques

Que es brutal, salvaje y fiero.

 

Feroz, como las termitas,

Se alimenta de madera

Tragándose, sin bebida,

Las sombras de la Plazuela.

 

Es el caballo de Atila,

El terror de la Alameda,

Por donde pasa aniquila,

Por donde pisa no hay hierba.

 

> USTEDES NOS PERDONEN (Música: Camilo Rey, 1951; Letra: Rondalla III Columnas 2021)

Ustedes nos perdonen

No lo tomen a mal

Pero estos carnavales

No vamos a cantar.

I

Pater Noster, Sancte Roma,

Episcopus nominare

Ipso facto, sine mora,

In tempus breve tornare.

Et urbe civitatensis

totus catholico orare,

si irritum mirobrigensis…

Nos hacemos protestantes.

II

Vino Fernando Simón

A Ciudad Rodrigo un finde;

Compró pipas, hamburguesas

Y visitó Siega Verde.

Geñito dejó el kiosco,

El Ruso cerró el garito,

Siega Verde sin visitas…

¿Es cenizo o no es cenizo?

III

Llegó el Covid-19

Y nos ató con cadenas.

Cuando empezó el 21

Nos congeló Filomena.

En Eurogames el alcalde

Salió con peluca y mallas…

Llevamos un año largo

Que todo han sido desgracias.

IV

Los de Astróbriga proponen

Que su sistema solar

Se extienda por la comarca

Y llegue hasta Portugal.

La astronomía es bonita

Pero que nadie se emperre,

Si quieres ver las estrellas,

Lo mejor, un PCR.

V

Exposiciones, pantanos

Y procesiones dan votos.

Los políticos se matan

Para salir en la foto.

¿Quién cometió en la Florida

Tan semejante barbarie?

¡Cómo habrá quedao la pobre

Que no la inaugura nadie!

VI

Don Tomás en carta abierta

Reclama que haya prelado

Siguiendo, después, su ejemplo

Muchísimos farinatos.

Con ese montón de cartas

En la mía pido al cielo

Que, además de un buen obispo,

No nos deje sin carteros.

VII

Vino Perico Delgado

A Miróbriga en noviembre

Haciendo para la Vuelta

Comentarios en la tele.

Como en Masterchef, también,

Está chupando del bote,

Un hombre le preguntó:

¿No eres Perico Chicote?

VIII

Excelentísimo alcalde

De la capital de España

La inscripción de nuestra calle

Se borró por reformarla.

Debe volverla a escribir.

Como no la restituya,

A nuestra calle Madrid

Llamaremos Cataluña.

IX

Los guardias municipales

Cantaban a los muchachos

En medio de la pandemia

Feliz, feliz cumpleaños.

Los animamos que canten

También a los detenidos

Aquella canción que dice:

A tu reja hemos venido.

X

Parecen noticias falsas

Lo que se dice en el pueblo,

Sobre las cosas que hacen

Los ediles del Gobierno.

Uno se ha puesto peluca,

Otro se ha dejado barba

Solo falta que el alcalde

Se vaya algún día de farra.

XI

Lo que no consiguió el toro

En ochenta años de tientas,

Lo pregonan sin recato

Por aquí las malas lenguas.

A pesar de lo que digan

A mí me da que Conrado,

Aunque falle la cadera,

Tiene más vidas que un gato.

XII

La exposición de los Águila

Con los cuadros de Medina

Ha dado por fin el trato

Que se merece el artista.

Este olvido bien se explica

Con lo que se dice aquí:

Nadie es profeta en su tierra,

Menos mal que pintor sí.

XIII

No pongas más zonas verdes,

Jerez, con juegos y pinos

Que tal como va la cosa

Cada vez hay menos niños.

Menos mal que está el alcalde

Que es un semental testado;

Que le ha cogido el tranquillo

Y va a muchacha por año.

XIV

Entre el Covid, Filomena

El Gobierno y Donald Trump

Todos los días tenemos

Motivos para llorar.

¿Qué más nos puede pasar

De lo que no hayamos visto?

Solo falta que un buen día

Nos caiga algún meteorito.

XV

Se quejan las “Filomenas”

Y protestan en las calles

Reclaman que a la tormenta

El nombre pronto le cambien.

Podrían llamarla Pablo,

Pedro, Santiago o Miguel,

Pero es fácil que en España

La llamemos Isabel.

XVI

Juanto va en la lista roja,

Domingo también está;

Fueron los que el tripartito

Formaron con otro más.

En la lista roja ahora,

Esto sí que es novedad,

Nos han metido un convento:

Ese de la Caridad.

XVII

Querido San Sebastián,

Nadie a acompañarte baja,

Nadie se detiene a oír

Los redobles de la caja.

La fuente de la Glorieta

Calla su canto de agua

Y tú, por no subir solo,

También te quedaste en casa.

XVIII

Asombradito me tiene

La ola de devoción

Que pide obispo “de quieto”

Para nuestra población.

La ciudad disminuyendo

Con el censo más mermado

En poco tiempo seremos

Unos treinta y el prelado.


XIX

Hoy nos ha dicho el alcalde

Que este año el carnaval

Tendremos que celebrarlo

De manera virtual.

Y en vez de correr encierros

Para el alcalde es mejor

Ver en directo los plenos

Que tienen más emoción.

XX

Asustada está la Murga

Diciéndole a los vecinos:

Esos de la Santa Sede

nos quieren quitar el vino.

No me hace caso ninguno

Por mucho que yo le insisto

Que no quitan el Perlado,

Que un prelado es un obispo.

 

> VILLANCICOVID  (Música: Villancico popular La Marimorena; Letra: Rondalla III Columnas 2021)

Ande, ande, ande nos hemos metido,

Vaya regalito que nos ha caído.

I

La iglesia mirobrigense

Para no quedarse atrás,

Ha puesto en funcionamiento

Un servicio virtual:

Los sermones en YouTube,

Se confiesa en Internet

Y la comunión, si quieres,

Te la dan por Aliexpress.

II

No llegaron a la Plaza

Los Reyes Magos de Oriente,

Sentados en la del Conde

Recibieron a la gente.

No hicieron la cabalgata

Porque no tenían medios;

Con las últimas redadas

Se quedaron sin camellos.

III

Simón nos dijo del Covid:

“Esto es una tontería

Tengo un comité de expertos

Que nos lo arregla enseguida”.

Pero al ver las mascarillas,

El hidrogel y los guantes

Lo primero que agotamos

Fue todo el papel del váter.

IV

Con el bozal que me han puesto

Solo me falta el rabero

Para recordar, de antaño,

Al mulo del panadero.

Y los hay que están contentos.

Con el gel y la encerrona…

Tenía más conocimiento

El mulo de la tahona.

V

Todo el año deseando

Que llegue la Navidad

Pa cenar todos juntitos

Un corderito lechal.

Con estar todo prohibido

Yo me he quedado sin ver

Al cuñado y a la suegra

Qué disgusto, mire usted.

VI

Un aplauso merecido

Al personal sanitario

A las ocho de la tarde

El vecindario le damos.

Entre recortes y olvido

De esta despoblada tierra:

¿A quién coños aplaudimos

Si aquí médicos no quedan?

VII

Muchos ediles se han puesto

La vacuna los primeros

Saltándose el protocolo

de más peligro y más riesgo.

“Nos obligan”, le decía,

Un regidor a un amigo:

 “Sabido es que los alcaldes

Tenemos mucho peligro”.

VIII

Casi tres meses y medio

Estuvimos encerrados:

Un día mandaban esto,

Y al siguiente lo contrario.

El gobierno, mientras tanto,

Repartiendo ministerios,

¡Cuánto mejor nos iría

Si los encierran a ellos!

IX

Salgo y no veo un carajo

Por culpa de la careta

Y si no me mata el virus

Lo hará alguna furgoneta.

Hay gente que me saluda,

Otros no me dicen nada.

Ni de cerca los distingo

Porque no les pongo cara.

X

Llevo tanto tiempo preso

Que ya no me sé orientar

Y solo salgo de casa

Para ir al Rebollar.

Mas, cuando llego a la puerta,

Descubro con alegría

A un reducto de indomables

Levantar la hostelería.

XI

La consumición que tomas

Ahora va a ser más segura;

La vas a coger del torno

De un convento de clausura.

Frente a la Orden Tercera,

Y en las afueras del bar,

Clientes y parroquianos

Al virus van a ganar.

XII

Lo que iba a pasar en marzo

Lo adivinó la Rondalla

Y el pasado carnaval

El Resistiré cantaba.

Muchos meses encerrado

Y sin ver la solución…

Y eso que no iba a ser nada

Según decía Simón.

XIII

San Sebastián no ha subido,

Se ha quedado en su capilla.

Hay quien dice que lo hizo

Por no tener mascarilla.

No es motivo suficiente

pa quedarse confinado…

Mas bien se acordó del frío

Que hizo el año pasado.

XIV

Autómatas, como presos,

Todos a las balconadas

Y al compás de las sirenas

El Resistiré cantaban.

Si al final salgo de esta

Y si el virus no me pilla.

Le van a dar por detrás

A Illa y la mascarilla.

XV

Presidente de la Murga;

Páter del Bolsín Taurino,

Carlos y Alfredo se fueron

Por el eterno camino.

Enamorados del toro,

De la vida y de la tierra

No queda más que mandaros

Un “ramajo” de violetas.

XVI

El pico de la pandemia,

Dice Simón a menudo,

Ha llegado a lo más alto;

Ha pasado lo más crudo.

Nos engaña como a chinos

Y al verlo en la tele intuyo

que tratándose de picos

Es mejor que cierre el suyo.

XVII

No se puede hacer peor

La gestión de la pandemia

Porque si malo es Simón,

¿Qué me dicen del Igea?

No nos vengan con vacunas,

Jarabes o trementina…

Aquí, que todos estamos

Licenciaos en medicina.

XVIII

Sancti Spíritus en pleno

Ante el número excesivo

De casos, fue convocado,

Para un cribado masivo.

El vecindario pensaba

Lo que le dijo Carlines:

“Pa cribar no andéis viniendo

Que tenemos albañiles”.

XIX

Con el disfraz este año

Tendremos que improvisar:

Saca unas mascarillas,

Una aguja y a currar.

Y la mañana del martes

A la gente ofrecerán,

En vez de un buen aguardiente,

Gel para desinfectar.

 

> PALMERO (Música: Popular; Letra: Rondalla III Columnas 2021)

(Como es una cadena, nada más cogemos dos partes de la canción original. Lo advertimos antes de que el listo de turno nos diga que la canción original no es así, matizaciones, que, por otra parte, siempre agradecemos)

Quiero que te pongas mascarilla blanca

Quiero que te pongas mascarilla azul

Quiero que te pongas las homologadas

Quiero que te quites esas que haces tú,

Esas que haces tú, esas que haces tú…

Quiero que te pongas mascarilla blanca

Quiero que te pongas mascarilla azul.

I

Desierto de tentaciones

Llamó el anterior obispo

En sus sinceras memorias

A nuestro Ciudad Rodrigo.

Con la Colada cerrada,

Y los demás sin cartel…

Las tentaciones que dice,

¿Dónde las buscaba él?

II

Urbanizan la mitad

De calle Fuenteguinaldo

Y los que ya habían pagado

Se quedan pisando barro.

Tres meses viviendo allí

Y se la van a arreglar:

No hay nada como tener

De vecino a un concejal.

III

Dibujaron la palabra

“Ciudad Rodrigo” con flores

Pa recibir a La Vuelta

Y publicitar el nombre.

Los de la bendita tele

El rótulo no sacaron:

Seguro que a un buen jamón

Le hubieran hecho más caso.

IV

Primero que si a Sevilla

Luego que si a Portugal…

El Bolsín quiere y no puede;

Suspender es lo normal.

Ante el miedo del contagio

Que puede haber en la plaza,

¿Quién es el guapo que pone

La mascarilla a la vaca?

V

Vaya guerra que se traen

Los culés y la meseta,

Unos le mandan a Illa

Otros devuelven a Iceta.

Sánchez teme lo peor

Y le ha dicho a sus caciques:

Como nos tiren con Torra

Le endosamos a Echenique.

VI

Han quitado el Sudexpreso

Y el Lusitania también.

Ahora que lo electrifican

Nos han dejado sin tren.

Hace un año vino Greta

Y viajaba en tren, ¡lo juro!

Si llega a ser este año

Le toca pasar en burro.

VII

Al emérito sin mérito

El jeque salvó del jaque,

Y entre el corona y Corina

El rey no sale de achaques.

Como tampoco se aclara

Si es un bribón o un Borbón,

no me extraña que confunda

camisón con comisión.

VIII

Ya tenemos añoranza

De carnavales pasados

Calle arriba, calle abajo

Delante de los astados.

He preparado mi casa

Como una plaza de tientas

Lidiando con la familia

Durante el toque de queda.

IX

Ya no descuelgo la capa

Ni cepillo la chistera,

Ya no afino la guitarra

Ni memorizo las letras.

En mi casa, confinado,

Con la tele y la parienta

Sin los vinos del ensayo

Añorando la merienda.

X

Un emigrante nos dice

En una breve reseña:

A carnavales no vamos

Porque tenemos pandemia.

Un guasón ha puesto en Twitter:

Esta zona es una pena;

En Bilbao tenéis de todo,

Aquí solo hay pan de leña.

XI

Ya tenemos el ganado,

Comentaba un concejal,

Con cuidado, no rompamos,

La “burbuja familiar”.

Hemos firmado contrato

A la vaca Ventanera

Con sus quince hijos más bravos,

Veinte nietos y tres nueras.

XII

La Caridad es virtud

Y es alcalde de mi pueblo.

La primera nos trae luz

El segundo es fotogénico.

Sale siempre inaugurando

En Internet y en la prensa.

Hoy lo ha hecho con dos charcos,

Una zanja y tres macetas.

XIII

¿Dónde se habrá refugiado

La leal oposición?

Concluyeron su mandato

Y no dijeron ni adiós.

Un murguista nos comenta:

Domingo estará rezando,

Juan Tomás en la taberna

Y Chicho en Fuenteguinaldo.

XIV

Cantaron los cumpleaños,

Llevaron libros perdidos;

Cada tarde desfilaron

Por todo Ciudad Rodrigo.

Pero la mejor acción

de nuestros municipales:

Detener a Filomena

Por blanquear capitales.

XV

Como patrón de la casa,

Meditan los hosteleros,

En lugar de Santa Marta

Proponer a San Mañueco.

Y traerlo a una terraza,

A diez grados bajo cero.

Invitarlo a un par de cañas

Y a un café solo, con hielo.

XVI

No habrá guantes, ni bufanda,

Ni chaqueta, ni sombrero…

Y le enseñamos la caja,

El alquiler, los impuestos…

Las estufas apagadas

(el butano cuesta un huevo)

Y si se queja de helada

¡Lo mandamos al infierno!

 

> VOLVEREMOS (Música: Alguna que transmita esperanza; Letra: Rondalla III Columnas 2021)

El carnaval suspendido,

Sin ferias ni botijeros;

Ya no habrá feria del libro,

No vendrán los alfareros.

Martes Mayor suprimido,

Con sus bares y sus puestos,

Y su hermano, el Martes Chico,

Anulado y sin concierto.

 

Ya no habrá feria de mayo,

Se cancelaron los fuegos;

Cómo lloran los caballos

Por no lucirse a su tiempo.

Los halcones milenarios

De la feria del medievo

Languidecen afligidos

En los puños del cetrero.

 

Ya no hay bailes, no hay verbenas,

No hay abrazos, ya no hay besos.

Se apagaron las hogueras

Encendidas a los nuestros.

El patrón sin sus cofrades

Nos mira con desconsuelo

Y la virgen de la Peña

Está triste sin romeros.

 

Ya no sube por el puente

La Borriquilla del pueblo

Y añoran sus penitentes

La Cruz Santa, el Nazareno.

Nos quedamos sin las vírgenes,

Sin el Cristo del Silencio

Y el día santo del viernes

Sin procesión del Entierro.

 

No hay Bolsín, no hay promociones

De aspirantes a torero

Y trastean en salones

Los que sueñan con los ruedos.

Ya no hay rondas, no hay canciones,

No entonamos Forastero

Y están nuestros corazones

Sin guitarras y en silencio.

 

Volverán por nuestras calles

Los sonidos del encierro

Y con tono más vibrante

El sonar del Reloj Suelto.

Volverá el color brillante

Al Campanazo, al pañuelo,

A charangas y disfraces…

¡Volverán los buenos tiempos!