Advertisement Advertisement
Jueves, 4 de marzo de 2021
Las Arribes al día

Recogida de firmas en las redes contra la declaración Especial Incidencia de Tuberculosis en la zona de Vitigudino

Los ganaderos califican el contenido de la resolución de “indecente” para el sector, y piden una mesa de trabajo para realizar sus propuestas

Uno de los principales problemas es que no pueden mover el ganado a otras zonas de pasto

Los ganaderos de la comarca de Vitigudino se movilizan contra la previsible publicación mañana viernes, en el Boletín Oficial de Castilla y León, de la resolución por la que se declarará a la Unidad Veterinaria de Vitigudino zona de Especial Incidencia de Tuberculosis, medida que limitará los movimientos de ganado a 382 explotaciones ubicadas en los municipios de Cipérez, Encinasola de los Comendadores, Espadaña, Guadramiro, Moronta, Peralejos de Arriba, Peralejos de Abajo, Pozos de Hinojo, Puertas, Villar de Peralonso, Villavieja de Yeltes, Vitigudino y Yecla de Yeltes.

De este modo, los ganaderos de la zona han iniciado una campaña de recogida de firmas a través de las redes sociales con la que tratan de paralizar la publicación de la resolución de la Dirección General de Producción Agropecuaria, y a cuyas medidas rechazan de pleno. “Nos negamos a aceptar esas proposiciones, las cuales son indecentes para nosotros los ganaderos, la comarca en general, nuestros trabajos, nuestras explotaciones y nuestro futuro”, señala el texto de la iniciativa. Además, añaden que “presentaremos nuestras medidas coherentes a través de una mesa de trabajo formada por nuestros representantes”.

Esta nueva iniciativa se suma al comunicado emitido este jueves por los alcaldes de la zona y que piden el retraso de la publicación de la resolución y la formación de una mesa de trabajo en la que estén representados junto a los ganaderos, para acordar en consenso medidas que no perjudiquen a los ganaderos.

Cabe señalar que las explotaciones ubicadas en la zona afectada, tengan positivos o no de tuberculosis bovina, solo podrán realizar movimientos de ganado a cebaderos o al matadero, en ningún caso a otras zonas de pasto, lo que supondría un grave perjuicio para los ganaderos, que tendrían que alimentar a los animales mediante la compra de alimento y sin que la Junta tenga prevista ningún tipo de ayuda.