Advertisement Advertisement
Lunes, 1 de marzo de 2021
Las Arribes al día

La residencia de Almendra se queda a media vacunación por un número insuficiente de viales

De los 12 residentes y 6 trabajadoras solo se ha podido vacunar a 6 mayores, lo que ha provocado la indignación del alcalde de la localidad, Alejandro Benito

El Sacyl administrará las vacunas pendientes en la residencia de Almendra a finales de esta semana

El alcalde del municipio de Almendra, Alejandro Benito, mostraba este martes su indignación tras que el equipo de vacunación del Sacyl, contra la COVID-19, no pudiera completar la administración de la vacuna a los usuarios de la residencia municipal de mayores y a su personal al cargo, en total 18 personas, “12 residentes y 6 trabajadoras”, señalaba el regidor.

Alejandro Benito explicaba a este diario cómo un problema con uno de los viales, que aparecía roto en la caja, y un vial menos de los necesarios adjudicados a las residencias de Villarino, Pereña y Almendra, impedía vacunar a la totalidad de residentes y trabajadoras, pudiéndose administrar “únicamente a seis residentes”.

Según ha podido saber este diario, el equipo de vacunación trasladado desde Salamanca transportaba 132 dosis de vacuna para las residencias de Villarino, Pereña y Almendra, cuando el número de personas a vacunar era de 138. A la falta de un vial (6 dosis) para completar la vacunación de residentes y trabajadoras, se sumaba el hecho de que uno de los viales aparecía roto en el momento que iba a extraerse de la nevera de transporte para su descongelación anteriormente a su administración, lo que dejaba a la residencia de Almendra, último centro en la administración de la vacuna este martes en la zona de Vitigudino, con 12 personas sin vacuna. No obstante, las mismas fuentes han señalado a LAS ARRIBES AL DÍA que las seis personas residentes y las seis trabajadoras que no han sido vacunadas hoy, se les administrará la vacuna a finales de esta misma semana.       

Críticas al Sacyl por “falta de previsión”

Esta “falta de previsión”, como calificaba lo sucedido Alejandro Benito, llenaba de indignación al regidor, más si cabe después de que la Junta de Castilla y León haya impuesto al Ayuntamiento una sanción por la gestión de este centro geriátrico en la fórmula de Casa Asistida.

Para Alejandro Benito “la misma diligencia que tiene la Junta en la imposición de sanciones a la residencia de Almendra la debía tener en la administración de la vacuna, porque parece que la responsabilidad de procurar el bienestar y la salud de los mayores recae solo en el Ayuntamiento de Almendra”.

Al mismo tiempo, Benito criticaba que a pesar de que la gestión de este centro es de titularidad municipal, “como alcalde no me han comunicado personalmente que se iba a proceder a vacunar, han llamado a la residencia y una de las trabajadoras me lo ha comunicado. Pero a pesar de ello –continuaba– los mayores estaban bien preparados desde primera hora de la tarde y hasta pasadas las ocho, cuando han llegado. Y con las calles bien limpias de hielo, de lo que nos hemos encargado desde el Ayuntamiento echando sal”, unas palabras con las que el regidor pretendía reflejar el empeño del Ayuntamiento en ofrecer todas las facilidades para la vacunación y “la falta de previsión de la Junta”.