Las Arribes al día

El presupuesto de la Diputación para 2021 crece hasta los 117,3 millones de euros

El PP incluye una enmienda para sumar la liquidación 2018 de tributos del Estado por 2,6 millones para Depuración, y tres más presentadas por Cs por 300.000 euros

La sesión se celebró de forma telemática con la asistencia presencial de los portavoces

Este martes el pleno de la Diputación de Salamanca rubricaba el acuerdo para la aprobación del presupuesto para 2021 y que ascenderá finalmente a 117,38 millones de euros, después de que a los 114,7 millones inicialmente anunciados por su presidente, Javier Iglesias, se hayan sumado 2.6 millones procedentes de una liquidación 2018 de tributos del Estado, y tres enmiendas presentadas por Cs, por un total de 300.000 euros, y que contaron con el apoyo de todos los grupos excepto del PSOE, si bien la incorporación de estas últimas fueron compensadas por la reducción de la partida correspondiente a Tributos y Suministros Generales.    

De este modo, el presupuesto 2021  crece 4,2 millones más respecto al de este 2020, lo que supone un incremento del 4%. A esta sesión telemática, la última del año y de carácter extraordinaria, asistían de forma presencial el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, junto con los portavoces de los grupos PP, Carlos García Sierra; PSOE, Fernando Rubio; Ciudadanos Salamanca, Manuel Hernández; y el diputado No Adscrito, José Francisco Bautista.

En las cuentas del próximo ejercicio se priorizan las políticas sociales y el empleo, apartado este último al que se destinan 15,2 millones de euros, 4 más que en 2020. En este capítulo cabe destacar la partida de 10 millones para el Plan de Empleo Municipal y que los ayuntamientos podrán destinar en su integridad a la contratación, dos millones para la Estrategia de Empleo y 300.000 euros para los grupos de Acción Local.

Asimismo, al área de Fomento se destinan 31,6 millones de euros, el 27,6 % del presupuesto, un montante al que cabría añadir los 8,2 millones presupuestados en 2020 y que corresponden al plan bianual 2020-2021 de Planes Provinciales      

A políticas sociales se destinan 29 millones de euros para hacer frente a las necesidades generadas en la provincia consecuencia de la pandemia de coronavirus. También, en este apartado cabe destacar los programas dirigidos a la atención de los colectivos más vulnerables, siendo la Ayuda a Domicilio uno de los más importantes con 7,5 millones de presupuesto, además del servicio de Teleasistencia con 403.104 euros o la Atención a la Dependencia  con 285.000 euros.

Defensa del presupuesto 2021

El diputado delegado del área de Economía y Hacienda, Antonio Luis Sánchez, fue el encargado de defender los presupuestos para 2021, intervención que se produciría en último lugar, respecto a los portavoces del resto de grupos, y que comenzó con la presentación de la enmienda por 2,6 millones y que irán destinados a la depuración de municipios, sumándose así a los cinco millones en marcha este 2020 y cuya ejecución está en marcha.

Para Sánchez, los presupuestos 2021 “son necesarios y afrontan  la crisis que vive la provincia por la covid”  desde dos vertientes fundamentales como son “la atención a las personas, sobre todo aquellas que se hayan podido quedar atrás por la crisis,  y la atención a los ayuntamientos”.

Para el diputado delegado del área de Economía y Hacienda “estos son los presupuestos del empleo”, apartado que el que destacó los 15 millones para el empleo y fomento de la contratación. Además, recordó que se duplica la estrategia de empleo y autoempleo, que pasa de 2,2 a 4,5 millones de euros; el plan de apoyo municipal se mantiene y al cual “los ayuntamientos destinan una media del 75% a contratación de trabajadores desempleados”, añadió; más los programas de la Junta de Castilla y León, y que “van a permitir la contratación de 200 personas más por parte de la Diputación, aunque sean contratos temporales como el Plan Universitario”, con una dotación de 600.000 euros.

En cuanto a la atención a las personas, Sánchez señaló que se está trabajando en la detección, prevención y atención a las personas especialmente vulnerables, “personas y familias especialmente vulnerables por esta crisis”. También, los “29 millones de euros se lleva el área de Bienestar Social”, que después del de Fomento, con 31 millones, ocupan el primer lugar en cuanto al reparto presupuestario por áreas. Además, recordó que “tres millones de euros van al tercer sector de ayuntamientos con un incremento del 10% en la acción social, como también el realizado en las políticas dirigidas a la inclusión sociolaboral y a grupos vulnerables, así como en la atención a emergencias social, “flexibilizando los criterios de acceso a los programas de emergencia social, lo que en su opinión “viene a aparear el gran bulo que ha sido el ingreso mínimo vital, gran bulo porque, como hemos podido saber hace poco, solo tres de cada diez personas terminan percibiendo el IMV, por lo que está siendo suplido con la renta de garantía de la comunidad autónoma y estas ayudas para emergencias sociales de la Diputación”. Por último, Sánchez señaló los “1,5 millones para la protección y atención de las familias, más los programas de atención a la infancia, jóvenes, víctimas de violencia de género, prevención de la drogodependencia, atención psicosocial, etc.”.

Respecto a la financiación de los ayuntamientos, el diputado delegado del área de Economía y Hacienda, señaló que “la Diputación ha sido solidaria con los ayuntamientos a lo largo de esta crisis”, recordando los “60 millones de euros que en estos momentos están puestos en manos de los ayuntamientos en un solo ejercicio presupuestario. Eso sí que es una cifra récord, eso da para todo”, le indicaba al portavoz del PSOE, Fernando Rubio, tras las críticas de este al presupuesto en su intervención anterior, “da hasta para instalación de cajeros si usted quiere –añadía Sánchez–. Esa es la nota diferencial de esta Diputación para con cualquier otra diputación que me la quiera comparar. También con los ayuntamientos mantenemos el PAN (Plan Apoyo Municipal) y los planes provinciales”.

Sobre inversiones, Sánchez aseguraba que “se mantiene el esfuerzo” a pesar de que se pueda observar una bajada de 3,4 milllones después de la inclusión de la enmienda para obras de Depuración, pues recordó que “no es real porque no se reflejan los ocho millones anticipados a través del remanente de Planes Provinciales. Los ayuntamientos han recibido la totalidad, 2020-2021, aquellos que han decidido ejecutar las obras, en total 16 millones de euros que tienen ya en sus cuentas corrientes”.

Por último, recordó el convenio con la Junta de Castilla y León para extensión de la banda ancha, así como la ejecución en estos momentos de 16 millones de euros en el Plan de Carreteras provinciales, más otros 5,5 millones para caminos vecinales. Para finalizar señalando que son unos presupuestos que “nos permiten afrontar con garantía la crisis actual y todo gracias a la envidiable situación económico-financiera que atraviesa la Diputación”.

Los presupuestos fueron aprobados con los votos a favor del PP y Ciudadanos, y los votos en contra del PSOE y del diputado No Adscrito.

Debate del punto

La intervención de los portavoces se realizó en orden de menor a mayor  en cuanto a representación en la Corporación provincial, por lo que el primero en intervenir fue el diputado no Adscrito de la comarca  de Vitigudino, José Francisco Bautista, quien calificó el presupuesto 2021 de “repetitivo”, criticando al equipo de Gobierno de no haber desarrollado, en 25 años al frente de la institución, una “política propia” para hacer una “provincia puntera”,  y “nos encontramos con todo lo contrario, accesos medievales, deficiencias en las comunicaciones, nula repercusión de los fondos europeos entre los ciudadanos y sin un proyecto definido que apueste por la provincia”.  

Por supuesto esta visión de los presupuestos y de la provincia no fueron compartidas por Antonio Luis Sánchez, quien también reprochó la “repetición” del discurso de Bautista conforme a años anteriores. No obstante, Sánchez le agradeció su disposición al diálogo, y le recordó que la gran diferencia del presupuesto de 2021 con el de hace 25 años “es la deuda de 100 millones de euros generada por el PSOE” en la institución provincial.

A continuación tomó la palabra el portavoz de Ciudadanos, Manuel Hernández, quien recordó las siete enmiendas presentadas por casi un millón de euros y de las que tres fueron apoyadas por el PP, por lo que se incorporan a los presupuestos con 100.000 euros cada una de ellas. La primera de ellas hace referencia al programa cultural de animación sociocultural, la segunda se refiere a un mayor apoyo económico a la celebración de festejos taurinos en la provincia y la tercera, destinada a la hostelería para la adquisición de mobiliario exigido en terrazas como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

Por su parte, Antonio Luis Sánchez destacó la disposición de Cs y el trabajo realizado para dotar económicamente las propuestas, todo lo contrario de las palabras dirigidas al portavoz del PSOE, Fernando Rubio, grupo que presentaba una enmienda a la totalidad de los presupuestos “en folio y medio”.

Para el portavoz socialista los presupuestos 2021 son “continuistas, prácticamente un calco del anterior” y “no reflejan los planes de inversión más importantes”, entre los que citó el Plan de Carreteras, extensión de internet, depuración, etc.”, aunque en lo que más incidió fue en la ausencia de medidas contra la despoblación como ayudas a las explotaciones agronaderas o al comercio de proximidad. Para el PSOE, se trata de un “presupuesto ficticio que no recoge las necesidades reales de la provincia”. lo que calificó  como “un corte y pega” de ejercicios anteriores, una atribución que Sánchez realizó a los PGE “sin el pega” en alusión a la falta de inversiones en la provincia salmantina. También corrigió a Rubio al señalar que la ejecución del presupuesto 2020 es del 72% y no del 55% como sugirió el portavoz socialista.