Advertisement
Jueves, 21 de enero de 2021
Las Arribes al día

El noroeste salmantino tiene ya todos los ingredientes para recuperar el turismo en 2021

En febrero del año próximo la vía férrea de La Fregeneda se incorporará a la oferta de rutas senderistas, a lo que se suman más de 1.500 kilómetros de caminos adaptados para BTT

La empresa pública Tragsa se encargará de la gestión de la vía al menos durante el primer año / CORREDERA

El noroeste salmantino se encuentra preparado para recuperar el turismo perdido en 2020 como consecuencia del parón provocado por la pandemia de covid-19. En 2021, los pueblos de Las Arribes dispondrán de todos los ingredientes para que este nuevo año se convierta en punto de partida hacia un nuevo futuro. La principal novedad será la incorporación de la vía férrea de La Fregeneda a la oferta de rutas senderistas por Arribes, en el tramo comprendido entre la estación de La Fregeneda y el puente internacional del ferrocarril en Vega Terrón.

El Camino de Hierro, proyecto de la Diputación de Salamanca, permitirá el recorrido peatonal (con más seguridad que hasta ahora, guiado...) de los 17 kilómetros que discurren a través de 13 puentes y 20 túneles, la conocida como Ruta de los Túneles y Puentes.

En principio, si no surgen problemas como en los tres anteriores intentos de adjudicación de su explotación, el próximo mes de febrero se abrirá al público esta ruta de senderismo, gestionada por el grupo empresarial público Tragsa, que ha recibido esa encomienda por parte de La Salina. Para efectuar la gestión, se ha firmado un acuerdo de un año de duración y con la aportación de la Diputación de más de 300.000€ (para los gastos de los trabajadores, telecomunicaciones, servicio de autobús-lanzadera que recoja a los senderistas en Vega Terrón...).

Más de dos años después de la finalización de las obras de acondicionamiento de la vía y su entorno, en las que La Salina ha invertido 1,3 millones de euros, ‘El Camino de Hierro’ empezará a ser transitado, oficialmente.

Recursos turísticos en Arribes

Pero además del recorrido a pie de la vía férrea del Duero, Arribes posee recursos turísticos en cada uno de los municipios, bien por su naturaleza y paisajes, bien por su patrimonio arquitectónico e histórico. Si en el plano paisajístico destacan miradores como los de Aldeadávila, Saucelle, Villarino, Ahigal de los Aceiteros, Sobradillo, Pereña, Mieza, Vilvestre, La Fregeneda o Hinojosa, por citar algunos de los más populares, en su patrimonio histórico y arquitectónico hay que destacar la villa medieval de San Felices de los Gallegos o los castros vetones de Yecla de Yeltes y Lumbrales, así como el Teso de San Cristóbal en Villarino de los Aires o El Torreón Casa del Parque Arribes del Duero en Sobradillo.

La diversidad paisajística puede contemplarse en cientos de kilómetros de senderos que van desde la llanura de la dehesa en el Campo Charro, en El Cubo de Don Sancho, a los empinados senderos de herradura en las laderas de cualquiera de los ríos que surcan las Arribes. En sus recorridos puede apreciarse la fauna y flora que ofrece cada uno de los hábitats que han conformado el territorio con la mayor biodiversidad de la provincia.

Rutas BTT, un diamante en bruto

Si el Pozo de los Humos y los paseos fluviales en barco por el Duero son las joyas del turismo en Arribes, en el noroeste salmantino hay un diamante en bruto que solo requiere de un poco de promoción para que brille por sí solo. 

El Grupo de Acción local Adezos fue el precursor de la creación de rutas BTT como recurso turístico en la zona, una idea que fue acaparando el interés de los ayuntamientos hasta configurar más de 1.500 kilómetros de rutas BTT en las comarcas de Vitigudino y Ledesma, territorio de acción de Adezos. Sin embargo su oferta no se ha mantenido en el tiempo por la falta de una mayor promoción. 

Desde Ledesma a Hinojosa pasando por el Bajo Tormes, Trabanca, Villarino, Pereña, Masueco, Aldeadávila, Barruecopardo, Saucelle, Sobradillo, Bañobárez y de regreso hasta Vitigudino por Olmedo de Camaces y Fuenteliante, han sido adaptadas rutas para la práctica de la BTT, se han señalizado caminos y se han creado hasta ocho centros BTT que facilitan a sus aficionados la práctica de este deporte. 

  • un diamante en bruto que solo requiere de un poco de promoción para que brille por sí solo