Viernes, 30 de octubre de 2020
Las Arribes al día

El director de Industria muestra a la alcaldesa de Vitigudino su disposición para una ITV permanente

La pelota queda en el tejado de Itevelesa, reacia a contratar más personal para mejorar la prestación del servicio, actualmente con tres meses de espera tras concertar cita

En estos momentos los días 4 y 5 de enero ya no están disponibles para pasar la ITV en Vitigudino

El nuevo director general de Industria de la Junta de Castilla y León, Alberto Burgos, se ha puesto en contacto con la alcaldesa de Vitigudino, Luisa de Paz, para mostrarle su “total disposición” para que la estación para la ITV de Vitigudino preste una atención permanente por parte de Itevelesa.

Burgos ha propuesto a De Paz varias fechas para celebrar una reunión mediante videoconferencia, por el covid-19, al objeto de abordar la problemática que se cierne frente a la prestación del servicio de ITV en Vitigudino, actualmente con más de tres meses de espera tras concertar cita.

Como informaba la alcaldesa de Vitigudino a este diario, “se han propuesto varias fechas y la más factible en principio parece el 20 de octubre, reiterándome que por su parte no hay ningún inconveniente para que la ITV sea permanente”, señalaba de Paz.

Así las cosas, la pelota queda en el tejado de Itevelesa, reacia a realizar nuevas contrataciones de personal para prestar un mejor servicio a la población, pues cabe señalar que la ausencia de competencia le garantiza que en un lugar u otro de la provincia los propietarios de vehículos deben pasar sí o sí por sus oficinas. Desde el inicio de la estación de ITV de Vitigudino, estas instalaciones vienen prestando servicio de lunes a viernes en semanas alternas, tiempo insuficiente que han provocado siempre largas colas de espera, de más de un día, antes de la implantación de cita previa. Después de la implantación de la cita previa, el plazo de espera superaba habitualmente los 30 días.

En estos momentos, debido al cierre de instalaciones durante el estado de alarma sanitaria, los usuarios que deben pasar ITV a sus vehículos deben solicitar cita y esperar más de tres meses para cumplir este trámite obligatorio por contribuir a la seguridad vial, aunque a tenor de esta permisibilidad para rebasar los plazos legales a los que están sujetos los vehículos para pasar la inspección técnica, parece que la seguridad vial que procura la ITV es menor de lo que desde las administraciones y empresas concesionarias del servicio han defendido siempre.

Baste recordar sobre lo anterior que antes de la pandemia, circular con la ITV cumplida suponía una sanción económica de 200 euros, 100 por pronto pago, aunque dependiendo de algunas circunstancias, la sanción podía llegar a los 500 euros. Otra consecuencia de no estar al día con la ITV es la responsabilidad en la que recae el conductor en el caso de un accidente, pues las compañías aseguradoras se eximen de su responsabilidad, como sucede en los casos de positivos por alcohol o drogas.