Miércoles, 30 de septiembre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

José Manuel de Luis, distinguido por sorpresa en la entrega de premios a los mejores de la Feria 2019

Recogieron sus galardones los montajes ‘Acróbata y Arquelín’, ‘Carman’ y ‘Mauthausen. La voz de mi abuelo’

Los prolegómenos de la última obra que ha acogido en esta Feria de Teatro 2020 el Teatro Nuevo Fernando Arrabal fueron el marco escogido para entregar los Premios a los mejores espectáculos de la Feria del año pasado, que fueron elegidos en los días siguientes a la misma por los miembros de la Asociación de Amigos del Teatro de Ciudad Rodrigo, quedando pendiente siempre la entrega de los galardones para la edición siguiente.

Como Mejor Espectáculo Infantil de la Feria 2019, se eligió el montaje Acróbata y Arquelín, de la compañía granadina La Maquiné, cuyos responsables, Joaquín Casanova y Eli Ramos, no pudieron asistir al estar preparando en Málaga la gala de entrega de los Premios Max que tendrá lugar en los próximos días, de la que son directores. En su lugar, José Ávila transmitió el agradecimiento de la compañía a la organización y al público, mostrándose “honrados por recibir el premio”, y esperando que con este “año duro para todos tomemos conciencia y esta experiencia sirva para mejorar”.

 

Como Mejor Espectáculo de Calle, fue premiado Carman, del burgalés Javier Ariza, quién ha formado parte durante estos días del Divierteatro con su personaje de Periquillo. A la hora de recoger el Premio, contó que fue en el Teatro Nuevo de Ciudad Rodrigo donde en el lejano 2002, con 19 años, dio el “salto a profesional”, “sin tener ni idea de lo que le venía”. Javier Ariza también trasladó su agradecimiento por el trabajo de la Feria, “por haber celebrado esta edición”, así como por el trabajo con los jóvenes, recordando que cuando él lo era, “no tenía ni idea de cómo era ésta industria”.

Precisamente, Javier Ariza le dedicó el galardón a los jóvenes “que sueñan con transformar el mundo desde las tablas”. Por último, confesó que gracias a ese Premio concedido por el Público mirobrigense tenía una gira “fantástica” para este año que “se ha ido... al año que viene”.

Por último, como Mejor Espectáculo de Sala (para público adulto) se premió a Mauthausen. La voz de mi abuelo, un montaje de la compañía madrileña Trajín Teatro protagonizado por Inma González, quién relató la historia real de su abuelo en esa Feria “de la que parece que ha pasado un siglo con todo lo que ha pasado”. Según señaló, para ella era “súper importante” contar la historia de su abuelo, que es la de todos aquellos que estuvieron en los campos de concentración nazis, que son “los grandes olvidados”, reclamando “salud y memoria para todos”.

Asimismo dio las gracias a la Feria “por demostrar que la cultura es segura”, indicando que “necesitamos trabajar”. La directora del espectáculo, Pilar G. Almansa, se manifestó en la misma línea, porque “está siendo un año complicado, y atreverse a seguir, sólo se puede alabar”. Además, Pilar G. Almansa dio las gracias al abuelo de Inma González, “y a todos los que se atreven a contar lo que vivieron en la 2ª Guerra Mundial y en los campos de concentración”, esperando que “nos ayuden a prevenir fascismos futuros y presentes”.

Este acto de entrega de premios tuvo una sorpresa. Uno de los galardones fue entregado por el que fuera, entre otras muchas cosas, presidente de la Fundación Ciudad Rodrigo, José Manuel de Luis Esteban. Estando sobre el escenario, fue distinguido de forma inesperada por la organización de la Feria de Teatro, por haber sido “uno de los más firmes valedores de la Feria; una de las personas que han propiciado lo que la Feria es”, según manifestó el director del evento, Manuel Jesús González, quién explicó que ya se lo habían agradecido muchas veces en privado, pero “teníamos como deuda darle las gracias en público”.

José Manuel de Luis, muy emocionado, contó que durante la Guerra Civil en Sevilla sólo salió en Semana Santa una cofradía a la calle, la Virgen de la Estrella, y que desde entonces, debido a aquello, la llaman “valiente, y ese mismo adjetivo lo quiero trasladar a la Feria por haberse atrevido a salir adelante”.