Sábado, 19 de septiembre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Entregados los IX Premios Rosa María García Cano

La entrega tuvo lugar en el Hotel Conde Rodrigo II, donde están comiendo los profesionales durante esta Feria

Como ocurre desde que falleció Rosa María García Cano, directora de la Feria de Teatro de Ciudad Rodrigo desde su creación hasta su muerte, la Asociación Cultural Civitas Animación Teatral ha hecho entrega un año más en el marco de la Feria de los Premios que convoca con su nombre para distinguir a profesionales de distintos ámbitos, al mismo tiempo que se recuerda a la que fuera una de las principales impulsoras del evento.

Habitualmente, esta entrega de Premios tiene lugar en los prolegómenos de uno de los vermús teatrales que se desarrollan en el Palacio de Montarco los días de Feria. Sin embargo, este año no se han organizado estos vermús por la imposibilidad de mantener en ellos la distancia social (además la comida consistía en un buffet, ‘prohibidos’ actualmente), de tal modo que los profesionales de la Feria están comiendo en el Hotel Conde Rodrigo II, a donde se desplazan cada día en autobús.

En los prolegómenos de la comida del viernes, tuvo lugar la entrega de los Premios Rosa María García Cano correspondientes a este 2020, con la presencia para entregar los premios de familiares de la que fuera directora de la Feria, de Denis Rafter, y de las concejales del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo Laura Vicente y Vanesa Muriel.

Por un lado, el galardón a la Mejor Iniciativa de programas educativos y de promoción de las Artes Escénicas para la infancia y juventud ha recaído en la Escuela de Clown Telón de Azúcar de Valladolid, por sus dos décadas formando a profesionales de Castilla y León en teatro de clown, siendo la escuela más veterana de esta disciplina escénica, y uno de los pocos centros de formación de clown. El jurado le ha concedido el Premio por “su perseverancia y su trabajo constante, silencioso y abnegado por abrir el teatro del clown a todo tipo de personas”.

El ente nació en 1994 como Escuela de Técnicas Escénicas, de la mano de Cruz García (antigua docente de la Escuela Superior de Arte Dramático de Valladolid y directora de la compañía Telón de Azúcar) y Chus Aguado (actriz y pedagoga), uniéndose poco después el actor y pedagogo Félix Muñiz. Nacida para ofrecer clases de interpretación actoral, fueron surgiendo con fuerza las clases de clown por el creciente interés por esta técnica.

Por otro lado, el Premio a la Gestión Cultural vinculada a las Artes Escénicas (Promoción, visibilidad y fomento de la cultura escénica) ha recaído en el Festival Olmedo Clásico de Olmedo (Valladolid) que dirigen Benjamín Sevilla y Germán Vega, que en este 2020 debía haber cumplido 15 ediciones, pero que tuvo que ser anulado por no poder cumplir de forma sostenible con todas las recomendaciones y obligaciones sociosanitarias.

El Premio se le ha concedido por su “apuesta firme y comprometida con el teatro de los Siglos de Oro español”, con una selecta programación pero “sin descuidar una importante sección dedicada a la formación, docencia e investigación con la organización de unas apreciadas Jornadas sobre Teatro Clásico y diferentes cursos sobre interpretación actoral”. Asimismo, se reconoce su influencia en el entorno, “contribuyendo a dinamizar el territorio desde la cultura y promocionar la Villa de Olmedo”.

De igual modo se resalta que en solo 15 años se ha convertido en un festival de referencia nacional, destacando el esfuerzo de los organizadores este año, aunque la edición tuvo que ser finalmente cancelada. Así, “este premio quiere reconocer también el esfuerzo de las instituciones y profesionales implicados, que han trabajado de forma denodada por mantener la edición de este año y que sin duda nos traerá un festival mucho más fuerte en 2021”.

Por último, el Premio a Iniciativas y Programas de Artes Escénicas ligadas al medio rural (en poblaciones de menos de 10.000 habitantes) ha recaído en uno de los eventos culturales más importantes de Extremadura, el Festival Internacional de Teatro de Vegas Bajas, celebrado en la localidad pacense de menos de 6.000 habitantes de Puebla de la Calzada. Con casi 40 ediciones a sus espaldas (la de este 2020 es la 39ª), este Festival está organizado por las Asociaciones Jarancio y Carazo, acogiendo cada otoño una cuidada programación multidisciplinar tanto de drama como de comedia.

A la hora de concederles el Premio, el Jurado ha valorado “la constancia de los organizadores y su perseverancia por hacer llegar una programación de calidad a poblaciones pequeñas, así como la importancia de la implicación popular de los vecinos y asociaciones de Puebla de la Calzada”. Asimismo, destacan “la humildad y trabajo generoso de sus responsables, así como la gran afluencia de público joven al Festival”. El jurado resaltó además que se trata de un Festival “que cuida los detalles, a las compañías y al público”, convirtiéndose “en toda una referencia en Extremadura”.