Miércoles, 30 de septiembre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

La Valencia de 1936 se junta con la de 2009 con las consecuencias de la Guerra Civil como nexo

La compañía Arden Producciones ofreció en el Teatro Nuevo el montaje ‘La invasión de los bárbaros’

El bloque escénico de la tarde del jueves de Feria (pleno ecuador del evento) se inició en el Teatro Nuevo Fernando Arrabal viajando a Valencia, en dos momentos diferentes que compartieron protagonismo sobre el escenario (que estuvo ‘dividido’ en dos alternándose la parte iluminada): 1939 -recién finalizada la Guerra Civil- y 2009. Precisamente, las consecuencias de ese conflicto bélico fueron el nexo de unión de las dos situaciones presentadas.

Por un lado, en el hecho de 1939, se presenta un interrogatorio por parte de un teniente franquista a una conservadora del Museo del Prado de Madrid sobre el paradero de un cuadro que ha desaparecido de las Torres de Serrano de Valencia, donde había sido ocultado junto a otros muchos cuadros del museo madrileño para evitar su destrucción en la Guerra Civil.

Por otro lado, en el hecho de 2009, se recoge la visita de una periodista al Ayuntamiento de un pueblo cercano a Valencia, con el objetivo de entrevistarse con su alcalde para reclamarle que cumpla la Ley de Memoria Histórica en lo que a búsqueda de fosas comunes se refiere, algo a lo que el regidor se niega. De este modo, se presentan dos situaciones separadas por 70 años de diferencia, pero con una misma alma traspasada por la historia.