Miércoles, 28 de octubre de 2020
Ciudad Rodrigo al día

La Catedral completa su día grande con el 10º Concierto de Verano de órgano con gaita y tamboril

Tras el Concierto, al que asistieron unas 80 personas, hubo una visita guiada a la Catedral

La Catedral de Santa María de Ciudad Rodrigo completó en la noche del sábado el día grande que vive cada 15 de agosto con motivo de la festividad de su patrona y titular, Nuestra Señora de la Asunción, con el tradicional Concierto de Verano de órgano con gaita y tamboril que protagonizan Manuel José Gutiérrez y José Ramón Cid Cebrián, que con el de este año ya ha cumplido 10 ediciones.

Como es lógico, durante toda la velada se siguieron las restricciones sociales a las que obliga el coronavirus, lo que redujo de forma notable el público asistente, contándose en esta ocasión con unos 80 espectadores. Entre los asistentes estuvieron el Administrador Apostólico de la Diócesis de Ciudad Rodrigo, Jesús García Burillo; el presidente del Cabildo Catedralicio, Ángel Martín Carballo; las concejales del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo Beatriz Jorge Carpio y Davinia Montero; y los organistas de la Catedral de Salamanca.

Ángel Martín Carballo y Beatriz Jorge Carpio fueron los encargados de dar la bienvenida a los presentes, antes de que empezase a sonar la música de uno de los órganos –se acabaron por emplear los dos, el del Evangelio y el de la Epístola- de la mano de Manuel José Gutiérrez, junto a la gaita y el tamboril de José Ramón Cid Cebrián, quién para la primera pieza, Alborada en Ciudad Rodrigo, tuvo la compañía de varios tamborileros más.

A continuación, Manuel José Gutiérrez y José Ramón Cid Cebrián desplegaron ya en solitario el resto del repertorio (de los siglos XV a XVIII), perteneciente a Juan del Encina, Gaspar Sanz, José Urroz, Fray Bartolomé Olagüe, Domenico Scarlatti, J. François Couperin, una pieza tradicional del Tamborilero Coroco (recopilada por Carlos López Miguel y armonizada por Manuel J. Gutiérrez), José Ramón Cid Cebrián y Miguel Manzano. Como ‘propina’, ofrecieron otra pieza de Miguel Manzano.

Hay que recordar que este concierto en Ciudad Rodrigo ha formado parte un año más de un Ciclo de Conciertos de Órganos Históricos que también ha incluido citas en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Lumbrales (el sábado de la pasada semana), y el Convento de las Madres Agustinas de San Felices de los Gallegos (el pasado domingo).

Finalizado el concierto de la noche sabatina, aquellos que lo desearon (se marcharon algunas personas locales que ya conocen bastante la Catedral) tuvieron la oportunidad de realizar una visita guiada a la Seo, divididos en dos grupos. Este año, únicamente se recorrió la nave central y el Claustro, no pudiéndose subir a la Torre de las Campanas como era tradición por las restricciones del coronavirus (la escalera de subida y bajada es muy estrecha).