Sábado, 15 de agosto de 2020
Ciudad Rodrigo al día

La Feria mantiene el Divierteatro, aunque con mucho control y orden, y sin el Palabreando

Se reduce el número de jóvenes que habrá como monitores, que a cambio podrán tomar parte en 3 programas de formación-acción

Si la Feria de Teatro de Castilla y León se celebrará a pesar del coronavirus, tampoco puede dejar de llevarse a cabo su emblemático programa de animación infantil, el Divierteatro, aunque como es lógico de una forma muy diferente a cualquier edición anterior para “evitar aglomeraciones y cumplir fielmente con las medidas de distanciamiento social”, tal y como se dio a conocer en la presentación que tuvo lugar en la mañana del miércoles en la Plazuela del Buen Alcalde.

Como siempre, en esa presentación se reveló la temática de este año, que será el clown, con la finalidad de dar a conocer entre los niños lo que significa el teatro del clown y el mundo de los payasos, cómo se construyen estos personajes, y explicarles la cultura general entorno al clown. Sin embargo, este año la presentación estuvo centrada en explicar la amplia reformulación que ha habido que hacer del Divierteatro, con un “sobreesfuerzo para los equipos de trabajo y las instituciones, tanto humano como económico”.

En palabras de Miriam Hernández, responsable del Divierteatro, el programa se adapta a la nueva situación “asumiendo un rediseño muy importante en su planificación y desarrollo, cumpliendo con todas las medidas y protocolos”. Pese a “redefinirse su mecánica organizativa”, “se mantienen los objetivos educativos y de animación infantil, con una propuesta de actividades de pedagogía teatral rica, útil y atractiva; y seguirá pretendiendo contribuir a dinamizar las mañanas incentivando la animación comercial y de los negocios de hostelería”.

 

La primera gran novedad de esta “edición especial” del Divierteatro es que no contará con el Palabreando, el habitual espacio reservado para niños de 3 a 6 años en la Plazuela del Conde. Según se explicó en la mañana del miércoles, con la supresión se pretende evitar el “efecto llamada” sobre la carpa de actividades en la que se desarrollaba el programa (las familias se solían arremolinar en torno a la misma), así como por la dificultad de aplicar las medidas de prevención y distanciamiento social entre niños pequeños.

Para compensar, el jardín del Palacio de Montarco acogerá espectáculos de pequeño formato para grupos de 30 personas, a puerta cerrada y con todas las medidas de distanciamiento e higiene. De este modo, el Divierteatro como tal queda reservado para niños de 6 a 12 años, que tendrán como escenario de diversión la Plazuela del Buen Alcalde un espacio “muy grande, abierto y al aire libre, lo que facilita la organización de actividades y la dispersión de grupos”.

El sistema de funcionamiento del Divierteatro 2020 será de forma totalmente escalonada, lo que propicia que se prolongue media hora la duración habitual (será de 10.00 a 13.00 horas) para dar cabida a un mayor número de niños, que únicamente permanecerán una hora en el recinto. Lo que se hará es que cada 15 minutos -las últimas entradas se producirán a las 12.00 horas- entrarán grupos integrados por un máximo de 8 niños cada uno, cuyos padres deberán dejar sus datos para poder realizar la trazabilidad en caso de que haya algún problema de salud a posteriori.

Acompañados por un monitor, cada grupo pasará de forma ordenada (y sin posibilidad de volver atrás) por los tres grandes espacios o centros de interés (con un total de 15 actividades) que estarán funcionando: el corredor derecho de la Plazuela, dedicado al juego clown; la parte frontal de la Plaza y el Patio de Cerralbo, con actuaciones de pequeño formato; y los soportales de la Plazuela, con una serie de talleres plásticos y de animación relacionados con la cultura e imaginería del teatro de clown.

Todos los materiales que se utilizarán serán de uso individual cada mañana, aunque las actividades están planificadas para trabajar sin materiales o material fácilmente desinfectable. Asimismo, a la conclusión de cada actividad por parte de cada grupo, un equipo de monitores desinfectará la mesa utilizada, retirándose los útiles (por ejemplo tijeras o pegamento) para limpiarlos y desinfectarlos. Asimismo, habrá un uso continuo de gel hidroalcohólico y será obligatorio el uso de mascarilla. El Divierteatro mantiene su entrada habitual por las escaleras de acceso a la Plazuela, pero la salida será diferente, por el arco situado junto a la Iglesia de Cerralbo.

La organización de la Feria tiene previsto distribuir un vídeo en las próximas semanas para dar a conocer con más detalle a las familias cuál va a ser la mecánica de funcionamiento de este año del Divierteatro. Según apuntó Miriam Hernández, todo este “control” al que se verán sometidos los niños será “un entrenamiento para las condiciones en las que se desarrollarán este tipo de actividades y las clases escolares en los próximos meses”.

Por su parte, el alcalde Marcos Iglesias apuntó en la mañana del miércoles que “lo que queremos trasladar es que el Divierteatro va a ser un lugar seguro” al igual que toda la Feria, añadiendo que “la actividad cultural no puede paralizarse”, de ahí que el evento salga adelante.

El equipo de monitores se reduce

Las actividades del Divierteatro correrán a cargo como es habitual de un amplio equipo de jóvenes monitores, que esta vez será algo menor: se ha decidido que no se incorporen nuevos jóvenes, de tal modo que se mantienen los del año pasado salvo los que, por distintas circunstancias, no pueden continuar, dentro de la “mortandad” habitual que tiene este grupo. De este modo, se contará con 60 monitores, que contarán con la ayuda de 12 jóvenes de 16 y 17 años como equipo de apoyo.

Asimismo, todas las actividades de formación y preparación del Divierteatro se realizarán en “grupos pequeños” para así mantener el distanciamiento social, lo que implica “redoblar el esfuerzo de organización y la utilización de más espacios para la formación”. Por un lado, el equipo de monitores tendrá su período de formación del 3 al 7 de agosto, y por otro lado, el equipo de apoyo, del 17 al 19. Junto a los profesionales de Civitas, esta formación correrá a cargo de los integrantes de la compañía palentina Garrapete; y la actriz, arteterapeuta, narradora y payasa Eugenia Manzanera.

De forma novedosa, los jóvenes del ámbito del Divierteatro pueden tomar parte este año en tres programas de formación-acción específicos. Por un lado, desde el pasado 20 de julio, un grupo de 16 jóvenes está participando en un programa de formación en narración oral escénica dirigido por Félix Albo. Este programa tiene como finalidad crear un recorrido sonoro en el Parque de La Florida con narraciones e historias que tienen como nexo común a los mayores, como gesto especial al ser los más perjudicados por la pandemia. De este recorrido sonoro se podrá disfrutar durante los días de la Feria de Teatro.

Por otro lado, Nina Reglero y Carlos Nuevo, de Rayuela Producciones, dirigirán un taller de performance contemporánea, que verá sus frutos entre el día anterior al comienzo de la Feria y el propio día de arranque, y que será una prolongación del taller multimedia ¿En qué videojuego estaré viviendo? que se impartirá del 10 al 14 de agosto, en el marco de las actividades del Espacio i, de la mano de Rayuela Producciones y el CFIE de Ciudad Rodrigo.

Por último, la compañía The Cross Border Project contará con la involucración de 5 ó 6 jóvenes de Ciudad Rodrigo como parte del elenco de la obra La niña que soñaba que pondrá en escena el 26 de agosto en la Sala del IES Tierra de Ciudad Rodrigo. La directora de la compaña, Lucía Miranda, trabajará con los jóvenes seleccionados en los días previos. Además, más de 30 jóvenes formarán parte como empleados en los diferentes equipos de trabajo de la Feria, como auxiliares de espacio, auxiliares técnicos, o auxiliares de organización.