Domingo, 27 de septiembre de 2020
Las Arribes al día

Conoce qué piscinas de las Arribes abrirán al público este verano

De las 16 que se distribuyen desde Villaseco de los Reyes a Hinojosa de Duero, solo cinco abrirán sus puertas este año

Vaso principal de las piscinas municipales de Vitigudino / CORRAL

La dificultad e incluso la imposibilidad de aplicar la normativa o cumplir las exigencias impuestas por la Consejería de Sanidad para su apertura, el aumento del coste económico que ello supone o el temor de algunos ayuntamientos a un brote de Covid-19 tras la llegada de personas de otras provincias, son los motivos que han condicionado que de las 16 piscinas municipales que se distribuyen en el noroeste de la provincia, solo cinco de sus ayuntamientos hayan decidido su apertura este verano.

Desde Villaseco de los Reyes a Hinojosa de Duero, LAS ARRIBES AL DÍA ha contactado con cada uno de los alcaldes de municipios con piscina para conocer la decisión de los ayuntamientos. De ellos solo cinco han decidido ya abrir estas instalaciones, aunque tres de ellos aún no lo han hecho a la espera de cómo evoluciona la normativa y la propagación del virus .

Los municipios que abrirán sus piscinas son Aldeadávila de la Ribera, Hinojosa de Duero, Villavieja de Yeltes, Sardón de los Frailes y Almendra, el resto han decidido ya mantener sus puertas cerradas por distintas cuestiones a excepción de Villaseco de los Reyes, Vilvestre y Saucelle, que aún no han adoptado una decisión firme. Como curiosidad, cabe señalar que a excepción de Almendra, cuyo alcalde es del PP, el resto de municipios están gobernados por alcaldes socialistas.

De este modo, Vitigudino, la cabecera de comarca, no abrirá sus piscinas por la reducción de aforo que implica el cumplimiento de la normativa y el alto coste que supondría su mantenimiento para la empresa adjudicataria, además de evitar posibles conflictos entre usuarios y la responsabilidad que adquieren los adjudicatarios ante un posible brote de Covid-19, señalaba a este diario la alcaldesa de Vitigudino, Luisa de Paz, quien recordaba que “como cabecera de comarca viene gente de muchos lugares y es un riesgo que implica una mayor responsabilidad”.

Lumbrales no abrirá sus piscinas, el alcalde, Carlos Pedraz, esgrimía cuestiones técnicas derivadas del sistema potabilizador, incapaz de alcanzar el grado de cloración exigido por la normativa sanitaria. “Teníamos un calendario con todo planificado pero nos encontramos con las medidas sanitarias y en la cloración no llegamos al nivel 5 que nos exigen”, señalaba Pedraz, a la vez que indicaba como necesario que “desde las administraciones se garantice la salud de los vecinos”. Asimismo, el Ayuntamiento anunciaba días atrás la suspensión de los festejos taurinos y verbenas durante las fiestas de agosto.

Aldeadávila de la Ribera podría abrir sus piscinas el próximo fin de semana “si el tiempo acompaña”, matizaba el alcalde Santiago Hernández. Si no es así, su apertura tendría lugar el último fin de semana de junio. En estos momentos empleados municipales trabajan en la adaptación de las instalaciones de acuerdo a la normativa, “las estamos preparando y ya está hecha la revisión del vaso”, añadía.  En cuanto a las fiestas de San Bartolo, Santiago Hernández manifestaba que “aún no está decidido qué haremos, estamos esperando conocer la normativa que podríamos aplicar y la evolución del virus. Nuestras fiestas son en la última semana de agosto y, por tanto, tenemos tiempo de sobra para decidir si finalmente las suspendemos”.

Villarino de los Aires no abrirá sus piscinas. El alcalde de la localidad, Julián Martín, señalaba el escaso aforo con el que se quedarían y el alto gasto que supondría adaptar las instalaciones, por lo que “hemos decidido no abrirlas”. Asimismo, respecto a la celebración de las fiestas de San Roque, el regidor señalaba que “todavía no hemos tomado una decisión en firme. A mí me gustaría celebrar las fiestas porque no podemos vivir con miedo, aunque según discurre esto será difícil que tengamos toros y verbenas, que es lo principal de nuestras fiestas. Lo estamos valorando y a finales de mes tomaremos una decisión”, y añadía que “por encima de todo prevalecerá la salud de los vecinos”.

En Villavieja de Yeltes abrirá sus piscinas, de hecho “esta semana comenzamos con la venta de abonos para los residentes en la localidad, y la semana próxima para los no residentes que adquirieron abono la temporada pasada”, añadía el alcalde del municipio, Jorge Rodríguez. El regidor anunciaba una reducción del precio de los abonos del 30%, lo que supondrá un mayor coste para las arcas consistoriales teniendo en cuenta, además, el sobrecoste que supone adaptar el servicio de piscinas a la normativa sanitaria, así como la contratación de personal. A este respecto, Jorge Rodríguez recordaba que hemos contratado dos camareros para el bar, tres socorristas y dos ‘agentes Covid’ (vigilantes), un taquillero a jornada completa y otro a media jornada para la venta anticipada de abonos”. El Ayuntamiento villaviejense ha estudiado pormenorizadamente cómo gestionar este servicio ante las exigencias sanitarias. Los abonos serán de media jornada, “de 12.00 a 16.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas, con una hora de receso en el medio para facilitar la desinfección del recinto y mobiliario”. También, la gestión del bar será municipal “para tener un mayor control”, pero la novedad más destacada ha sido la creación de una aplicación móvil (app) que facilita a sus responsables conocer la afluencia real de público y maximizar así el aforo de 240 personas que tienen estas instalaciones. “Si una persona sabe que no va a ir de lunes a viernes, nos informa a través de la app y de este modo podemos disponer de su ‘plaza’ esos días para otras personas que sí puedan ir”. En cuanto a las fiestas de la Virgen de los Caballeros a finales de agosto, “todos hemos asumido, también los vecinos, que este año no habrá toros ni verbenas. Realizaremos actividades culturales y lo que la normativa nos permita”, concluía.

Por su parte, Hinojosa de Duero es uno de los cinco municipios de la zona que ha decidido abrir sus piscinas. Pondrá a la venta sus abonos hasta cubrir el aforo, en la actualidad 150 personas en el césped y 57 en el vaso, por lo que implantará el servicio de “cita previa para evitar desplazamientos y que luego no puedan entrar”, señalaba el alcalde, José Francisco Bautista. Respecto a las próximas fiestas de San Juan, Hinojosa tendrá fiestas, aunque sin toros ni verbenas, eventos que han sido sustituidos por otras actividades cuyo desarrollo estará adaptado a la normativa sanitaria.

El Cubo de Don Sancho tampoco abrirá sus piscinas. El alcalde de la localidad, Emiliano Muñoz, señalaba que “aprovecharemos estos meses de verano para hacer las reformas que necesitaba”.

En San Felices de los Gallegos “no hemos adoptado aún una decisión firme”, señalaba su alcalde Francisco de la Cruz, aunque avanzaba que “la intención es no abrir porque la responsabilidad es muy grande y recae en los ayuntamientos, y muchas veces no se reúnen las condiciones para garantizar las medidas de seguridad”, aseguraba. 

Como informaba el pasado sábado este diario, Pereña de la Ribera tampoco abrirá sus piscinas. En una carta dirigida a los vecinos, el alcalde de la localidad, Luis Rodríguez, informaba que el Ayuntamiento aprovechará estos meses de verano para instalar el riego automático en el césped y reformar el bar de estas instalaciones. Asimismo, el regidor también anunciaba la suspensión de los festejos taurinos y verbenas durante las fiestas previstas para el último fin de semana de agosto, eventos que se sustituirán por otro tipo de actividades.

En Masueco de la Ribera tampoco abrirán las piscinas municipales. Como informaba este diario hoy lunes 15 de junio, durante el pleno municipal celebrado el pasado sábado y explicar la normativa, la Corporación entendió que “no iba a ser posible o muy complejo” cumplir las normas y requisitos establecidos por la Consejería de Sanidad, además de pensar en anteponer  la salud de los usuarios y la de los mayores. Del mismo modo, el Ayuntamiento de Masueco ha decidido suspender los festejos taurinos y verbenas de sus fiestas entre el 19 y 21 de agosto.  

Vilvestre es uno de los municipios que aún no ha decidido de forma firme la apertura de sus piscinas, “todo dependerá de la evolución que tome el virus y la normativa”, señala el alcalde vilvestrino Juan Ángel Gorjón, que añade como fecha de posible apertura el 1 de julio, aunque “probablemente no se abran”, una opción que fue propuesta por el PP en la última sesión plenaria, aunque el equipo de Gobierno “decidimos darnos un mes para observar cómo evolucionaba el virus y la normativa”, mientras que la propuesta del concejal de Ciudadanos era la apertura inmediata. En cuanto a la celebración de las fiestas del mes de agosto, en esa misma sesión plenaria se decidió “suspender los toros y las verbenas, y crear una comisión de fiestas para organizar otro tipo de actividades”, concluía Gorjón.   

Otro municipio que debate abrir o no sus piscinas es Saucelle. A este respecto, la alcaldesa del municipio, Encarnación Quirós, señalaba que “si podemos cumplir la normativa abriremos entre el 10 y 15 de julio”.  Como en otros municipios, se espera que el Ayuntamiento suspenda los festejos taurinos y verbenas de sus fiestas en honor a San Lorenzo, aunque este hecho aún no ha sido confirmado de manera oficial.

Cipérez no abrirá sus piscinas. El pasado 28 de mayo el pleno del Ayuntamiento acordó “no abrirlas”, señalaba el alcalde Francisco Alonso. Asimismo, se posponía hasta mediados de julio la decisión sobre la celebración de las fiestas de agosto. “Todo dependerá de lo que nos digan desde el Gobierno y la Junta de Castilla y León, pero mi intuición personal es que tendremos que prescindir de las verbenas. Si acaso podremos hacer alguna cosilla para salir del paso. Otro año será”, concluía.

Sardón de los Frailes abrirá sus piscinas climatizadas “el 1 de julio como muy tarde”, señalaba el alcalde de la localidad, Benjamín Cuadrado. “Queremos llegar con calma, se está delimitando el césped con parcelas de 4x4 metros” para adaptar el aforo de 150 personas al 50% y cumplir así la normativa, por lo que –también– se ha modificado la entrada para poner la taquilla fuera del edificio. Benjamín Cuadrado recordaba que “la piscina no solo es ocio, es también salud, por lo que consideramos que es un servicio esencial”, motivo por el que el Ayuntamiento de Sardón trata de facilitar el acceso al mayor número de personas, de ahí que este año “hemos eliminado el bono de temporada y lo hemos sustituido por el de baño para que puedan asistir más personas”.

En Villaseco de los Reyes tampoco han tomado una decisión firme sobre la apertura de sus piscinas. El alcalde de la localidad, Arturo de Inés, manifestaba a LAS ARRIBES AL DÍA que “estamos esperando a ver cómo evoluciona el virus y la normativa, si podemos cumplir las normas nuestra voluntad es abrirlas, si podemos las vamos a abrir”, aunque matizaba que “lo más fácil es que no se abran porque no es fácil cumplir todas las exigencias y lo primero es la salud de las personas”. 

Por último, Almendra se suma al pequeño grupo de municipios de la zona que ha decidido abrir sus piscinas. El alcalde, Alejandro Benito, recordaba que las amplias zonas de césped de estas instalaciones permiten un “aforo de 150 personas más el vaso, por lo que hemos decidido abrirlas con el bar”. Respecto a las fiestas de primeros de agosto, el regidor aseguraba que “no celebraremos ningún acto, lo principal eran las verbenas y no se podrán hacer, así que hemos decidido suspender el resto de actividades”.