Viernes, 14 de agosto de 2020
Las Arribes al día

El Gobierno abre una puerta trasera para que se puedan trabajar los huertos ante la presión del mundo rural 

Una nueva instrucción del Ministerio del Interior, emitida el pasado 15 de abril, ha sido utilizada por Extremadura, la Comunidad Valenciana y Sevilla para permitir el cuidado de huertos para el autoabastecimiento

Los habitantes del medio rural ven de nuevo como el Gobierno legisla para los habitantes de las ciudades / FOTO: ARCHIVO

Como ha venido informando SALAMANCArtv AL DÍA, la interpretación del RD463/2020 y su ampliación a través del 465/2020 varía en función de en qué comunidad nos encontramos en materia de cuidado de huertos familiares para el autoabastecimiento, incluso de provincias, hasta el propio Ministerio de Agricultura realiza interpretaciones distintas de su aplicación en este asunto.

El ‘berenjenal’ es tal que las protestas de algunos alcaldes y responsables políticos, de otras provincias, han llegado hasta el Gobierno, lo que se ha traducido en el envío de nuevas instrucciones que están sirviendo como ‘puerta trasera’ para que las comunidades autónomas e incluso ciudades puedan legislar esta actividad.

Al País Vasco, Cataluña y Galicia, ya se sabe, las comunidades de primera y que ya permiten a sus ciudadanos atender sus huertos, se suman ahora Valencia y Extremadura, y hasta Sevilla, según informaciones aparecidas en distintos medios de comunicación.

Como reflejaban ayer para LAS ARRIBES AL DÍA varios alcaldes de la comarca de Vitigudino, la situación que se está produciendo es cuando menos absurda rozando el ridículo, defendida a capa y espada por la Subdelegación del Gobierno de Salamanca, y que está produciendo un grave trastorno a miles de personas en una provincia inminentemente rural, y lo peor, “sin los argumentos suficientes que lo justifiquen”.

Como decía el alcalde de Pereña de la Ribera a este respecto, a la postre médico de Atención Primaria, Luis Rodríguez, “en mi pueblo es más peligroso ir a la panadería que ir al huerto, porque cuando van a la panadería corren el riesgo de juntarse tres en la cola, pero al huerto van solos”. Esa es la realidad del medio rural de la España Vaciada, “abandonada” decía el presidente de la Mancomunidad de Vitigudino y alcalde de Peralejos, Alfonso Castilla, por la aplicación de una medida que castiga a los habitantes de los pueblos más pequeños, donde en lugar de arrancar los espárragos del huerto que tienen al otro lado de la calle, tienen que ir a comprarlos a la tienda abierta 600 metros más abajo y además correr el riesgo de contagio al juntarse con algún vecino en la cola, y eso con suerte, porque en muchos pueblos no hay ni tiendas, teniendo que esperar al vendedor ambulante que acude una vez a la semana.

Todo indica que la ley ha sido pensada para los que viven en las ciudades, dejando una vez más abandonados a los habitantes del mundo rural, como defendía Alfonso Castilla, y si no cómo es posible que se permita viajar a varias personas en un autobús de transporte público y que una persona no pueda ir a trabajar su huerto, donde en la inmensa mayoría de los casos la persona más cerca que a va a tener será a 50 metros.   

Esta paradoja, absurda, le ha llegado al Gobierno, pero su reacción ha sido más bien tímida, por lo que se espera en breve una decisión que despeje cualquier duda sobre la posibilidad de que los españoles puedan autoabastecerse de sus huertos.

Varias han sido las voces, de otras comunidades, que han reclamado al Gobierno un paso en el sentido de flexibilizar la ley en lo que respecta al cuidado de los huertos, y que no sean las comunidades de primera las que solo tengan el derecho a interpretar y legislar a su manera una normativa nacional y que está generando una gran confusión, además de una gran indignación entre los habitantes de la mayor parte de los pueblos de España.         

Según publica El Confiencial.com, “la semana pasada se produjo un encuentro por videconferencia entre responsables del Ministerio de Interior y representantes del Ejecutivo central en las autonomías en la que muchos de ellos informaron de la situación que se estaba produciendo, con quejas y confusión de las asociaciones agrarias. Como consecuencia de ello, el departamento de Fernando Grande-Marlaska dictó una nueva instrucción el pasado 15 de abril que autoriza excepciones por razones ‘socioeconómicas’ o de ‘subsistencia’ y que ha servido de percha para interpretaciones más laxas por parte de algunas delegaciones territoriales”.

Ahora Extremadura y Comunidad Valenciana

Esa pequeña ‘puerta trasera’ ha sido aprovechada ahora por Extremadura y la Comunidad Valenciana. De acuerdo a la información difundida por EP, la Delegación del Gobierno de Extremadura ha emitido una instrucción por la que regula el acceso a explotaciones agrarias no profesionales, huertos de autoconsumo y medidas para el mínimo mantenimiento y cuidado de las parcelas o la prevención de incendios forestales. Según el comunicado de prensa difundido por la Delegación del Gobierno de Extremadura, los desplazamientos únicamente podrán realizarse para llevar a cabo actividades de alimentación y cuidados de animales de naturaleza imprescindible por cuestiones de bienestar animal y salubridad pública, así como para la recogida o recolección de frutos y productos alimentarios de procedencia animal o vegetal destinados a consumo o apoyo de la economía familiar, una frase que ensancha el acceso a todos los vecinos que dispongan de huertos y otros cultivos que apoyan la economía familiar como cultivos de cerezos, almendros, olivos, viñedos, etc.

Eso sí, se recomienda que esas actividades se concentren todas el mismo día, y que la duración de la permanencia en estas explotaciones será la "indispensable".

En la Comunidad Valenciana, donde casi el 80% de las explotaciones agrícolas pertenecen a agricultores no profesionales o semiprofesionales, según El Confidencial.Com, el secretario general de la Delegación del Gobierno dictó el pasado jueves por la noche un oficio dirigido a Policía Nacional y Guardia Civil en el que realiza una interpretación abierta del acceso a estos campos de cultivo de uso doméstico. "El cuidado o recolección de huertos de autoconsumo sólo se puede considerar autorizado, de manera excepcional, en aquellos casos en los que la explotación agrícola se encuentre próxima al domicilio del agricultor, que habrá de acreditar la propiedad o inscripción en Registro Agrícola, o una acreditación expedida por su organización, cooperativa o entidad a la que pertenezca".

Sevilla abre los huertos urbanos

Por otro lado, el Ayuntamiento de Sevilla, a través de la delegación de Transición Ecológica, ha anunciado la “apertura parcial de los huertos urbanos ubicados en los distintos parques de la ciudad con el objetivo de facilitar su cuidado y mantenimiento por parte de las personas adjudicatarias de cada una de las parcelas”, según informa ABC.

La misma fuente señala que “esta medida se adopta de acuerdo con el nuevo decreto que regula el estado de alarma y previa consulta al Gobierno Central con el objetivo de dar una respuesta a los titulares de parcelas de huertos urbanos que se han visto afectadas por el cierre de los parques y las limitaciones de circulación de las personas”.

El servicio de Parques y Jardines abrirá las instalaciones y permitirá que cada titular de una parcela tenga dos horas a la semana para las labores de mantenimiento. Para ello, cada uno de los huertos abrirá dos horas al día durante dos jornadas consecutivas a la semana, de forma que la mitad de los usuarios vayan un día y la otra mitad el otro, y se permita así el mantenimiento de las distancias de seguridad.

Para facilitar este sistema, el Ayuntamiento distribuirá una autorización personal a cada uno de los titulares de las parcelas y se les asignará un día para las labores de mantenimiento”.

Precisamente, el traspaso de la competencia a los ayuntamientos, para que puedan aplicar la medida de acuerdo a las características de cada municipio, era una de las reivindicaciones realizadas por el alcalde de Pereña, Luis Rodríguez, y que recogía ayer este diario.

Ahora solo queda que la Delegación del Gobierno de Castilla y León o la Subdelegación del Gobierno de Salamanca tomen la decisión y permitan a los salmantinos cuidar de sus huertos.