Ciudad Rodrigo al día

 

Los propietarios de los terrenos donde Iberdrola quiere montar una planta fotovoltaica, en pie de guerra

Consideran “un robo” que se les puedan ocupar sin más sus tierras al haber sido declarado el proyecto de interés público

El proyecto de construcción de una planta fotovoltaica en Ciudad Rodrigo por parte de Iberdrola no es tan de color de rosa como parecía, al menos, para la gran mayoría de los 217 propietarios de los terrenos donde el gigante eléctrico quiere llevarlo a cabo. Por resumirlo en pocas palabras, al haber sido declarado el proyecto por el Gobierno de interés público, Iberdrola puede ocupar sus tierras ‘sin más’, algo en lo que buena parte de los afectados no está de acuerdo, definiéndolo incluso como “un robo”, ya que “nadie nos ha consultado”.

En este sentido, estos propietarios –entre los que se encuentra el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo- ya consideran inaudito cómo se están dando los pasos, ya que según aseguran, a muchos no se les ha notificado nada personalmente, siendo la única información al respecto la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia de Salamanca (el pasado 11 de febrero) del listado de terrenos que serán ocupados de forma forzosa para llevar a cabo el proyecto (https://sede.diputaciondesalamanca.gob.es/documentacion/bop/2020/20200211/BOP-SA-20200211-001.pdf).

Como comenta uno de ellos a Ciudad Rodrigo Al Día, al menos han llegado a ver esta publicación, que da pie a un período de 30 días para presentar alegaciones, a partir del cual llegarán “a donde haga falta” para defender sus propiedades, porque entienden que es “algo vergonzoso”: estas ocupaciones son “como expropiaciones”, ya que el terreno queda sometido por completo a Iberdrola (“y tú ya no puedes hacer nada”).

Como resume uno de los propietarios, “somos 217 afectados, de los cuales hay gente que sí que quiere alquilar, otros que no queremos alquilar a ningún precio, y otra mucha gente que ni siquiera sabía que sus tierras estaban en este proceso; ni siquiera se habían dignado a avisarles para decirles que les iban a meter en interés público, de tal modo que se hubieran quedado sin sus tierras sin saber ni cómo ni por qué”. Este propietario añade que “si no nos hubiésemos enterado, esto hubiera pasado y nos hubieran expropiado a todos, y nos hubieran liquidado por el precio que hubieran querido”.

 

Mañana de reuniones

Como sí se han enterado a tiempo, la Casa Consistorial de Ciudad Rodrigo fue escenario durante la mañana del jueves de dos reuniones al respecto de larga duración. En la primera, alrededor de 40 propietarios de terrenos afectados mantuvieron un encuentro con el alcalde Marcos Iglesias, sumándose en la segunda reunión responsables de Iberdrola (a petición de los propietarios, se permitió grabar la reunión), a los que expusieron su enorme malestar por toda la situación.


Como remarcaron durante la reunión (habían elaborado previamente un escrito), buena parte de los terrenos donde Iberdrola quiere poner sus paneles solares (el proyecto dice que serían 826.200) están en producción: “nuestras tierras no están en desuso, sino que son fértiles y productivas”, explicando que son “familias arraigadas que generan riqueza y puestos de trabajo que lo único que pretenden es continuar con su vida en el campo” (resaltan de paso que son “un claro ejemplo de la España rural viva”).

Como caso extremo, hay una familia con 4 parcelas que sólo se dedican a la agricultura y ganadería que se quedarían solo con su casa. Al parecer fueron a hablar con ellos desde Iberdrola, y les dijeron que no estaban interesados en vender/alquilar, pero figuran en el listado de terrenos a ocupar, de tal modo que, “sino se hubiesen enterado hace 10 días, cuando hubiese acabado el plazo de alegaciones les habrían declarado de interés público y se habrían quedado sin terrenos”, que habrían pasado a estar llenos de placas solares.

Se calcula que el proyecto de Iberdrola dejaría sin su forma de vida a unas 200 personas que están trabajando en estos momentos las tierras afectadas, remarcando que no es una cuestión de querer obtener mucho dinero en compensación por la expropiación: aunque hay familias que sí estarían dispuestas a ceder las tierras, otros “sólo queremos seguir trabajando nuestras tierras, dedicadas a la agricultura y ganadería”, de tal modo su única respuesta al proyecto de Iberdrola es “No”.

En principio, los representantes de Iberdrola comunicaron en la mañana del jueves que “van a intentar modificar” el proyecto “para ver si nos pueden quitar a los que nunca hemos querido que nos afecte a nuestras tierras”. “No habrá por tanto expropiaciones, solo vamos a contar con aquellos terrenos de propietarios que quieran sumar al proyecto”, explican.

En la reunión se expuso que hay muchos propietarios en la provincia que seguro que querrían vender, incidiendo incluso en que en el listado de tierras afectadas no hay ninguna del propio presidente de Iberdrola pese a contar con muchas hectáreas en la provincia.

Uno de los propietarios afectados señala que el alcalde Marcos Iglesias les ha transmitido su apoyo y comprensión, aunque apuntándoles que el Ayuntamiento ‘no puede hacer nada’ ya que se trata de un proyecto estatal. En todo caso, la semana que viene volverá a celebrarse otra reunión en la Casa Consistorial (previsiblemente el miércoles o el jueves) para intentar reconducir de algún modo la situación. Para los propietarios solo cabe “paralizar esta situación en la que, por sorpresa, nos hemos visto sumidos y nos ha dejado indefensos”.