Sábado, 30 de mayo de 2020

Pinhel celebra la 25ª edición de su Feria de las Tradiciones como Ciudad Portuguesa del Vino 2020

El fin de semana de carnaval, la ciudad fronteriza expone lo mejor de la Beira Interior y las comarcas salmantinas, además de conciertos, ‘tasquinhas’, Salón de Vinos y mucha animación
En el centro histórico de Pinhel destacan las casas solariegas, el patrimonio religioso y las dos torres en lo alto de la ciudad

La vigésimo quinta edición de la Feria de las Tradiciones y las Actividades Económicas de Pinhel (FTAE) se celebra del 21 al 23 de febrero y tiene este año mucho que festejar, pues será el evento inaugural de un año lleno de conmemoraciones para Pinhel, una pequeña ciudad portuguesa situada en la Beira Interior.

La Feria de las Tradiciones se celebra desde hace 25 años coincidiendo con el fin de semana de Carnaval. Se trata de un certamen con peso regional, avalado por sus números: más de 50.000 visitantes, alrededor de 200 expositores, mucha animación nocturna y, todo ello, ocupando un gran espacio de 6.000 m2. Con el objetivo de que cada edición sea mejor que la anterior, los organizadores elijen un tema sobre el cual pivote la feria. Este año, la celebración de los 250 años de Pinhel como ciudad y su elección como Ciudad Portuguesa del Vino 2020 serán los acontecimientos que marquen la 25ª edición de la FTAE.

La ya consolidada Feria de las Tradiciones de Pinhel convoca cada año a miles de visitantes de la Beira y a muchos vecinos españoles de provincias limítrofes, que callejean por la parte histórica de la ciudad para acercarse después al Centro Logístico, en las afueras, donde trascurre la FTAE.

El recinto ferial está distribuido en varios espacios: en uno de ellos están las localidades que forman el concejo, con la artesanía típica y sus productos; en otro, las actividades económicas más representativas de la región y de las comarcas salmantinas; y en otro, -el que concentra más animación al caer la noche-, las tasquinhas y el escenario donde los conciertos se alargarán hasta la madrugada.

La animación nocturna es uno de los mayores atractivos de este certamen, pues por sólo dos euros que cuesta la entrada el viernes y domingo y tres el sábado (cinco para los tres días), se puede disfrutar de conciertos de lo mejor del panorama musical portugués, visitar la feria y entrar y salir cuantas veces se desee. Este año, la banda portuguesa Expensive Soul constituye uno de los mayores reclamos.

No es fácil encontrar sitio para cenar en las tasquinhas si no se ha reservado previamente. Esta feria se ha convertido en una de las mayores fiestas de la comarca. Por todo ello, sus organizadores hace ya muchos años bautizaron al certamen como “el mayor evento de invierno de la Beira”. La feria quedará inaugurada a partir de la media tarde del viernes 21 y trascurrirá hasta la noche del domingo.

El Vino de Pinhel y las Cavacas de Pinhel son los dos exlibris gastronómicos de la comarca. La Cavaca es un dulce típico muy ligero y de gran tamaño, elaborado con una masa de harina cocida al horno, que queda hueca y después es pintada con una mezcla de clara de huevo y azúcar.

Hay otros productos que conforman la economía local, como el aceite, la miel, los embutidos, las mermeladas, la industria maderera, forestal, del calzado o las canteras de granito. Todas estas actividades económicas estarán presentes en la feria, donde encontraremos también espacios de decoración, de artesanía o diversas modalidades de joyería, procedentes de diversos puntos de Portugal.

La Diputación de Salamanca, así como los Ayuntamientos de Béjar, Guijuelo, Alba de Tormes o la Mancomunidad Sierra de Francia son ya instituciones clásicas en la FTAE de Pinhel, implementando con su presencia sus acciones de marketing territorial.

El movimiento de la ‘Ciudad Halcón’

Con unos 3.500 habitantes, Pinhel es la capital de un concejo que abarca 18 localidades, donde viven un total de 11.000 personas. Se sitúa al norte del distrito de Guarda, en una meseta en altura al pie de la Sierra de la Marofa, en la margen izquierda del fronterizo río Côa.

En su casco urbano abundan las casas solariegas de los siglos XVII y XVIII con fachadas blasonadas que hablan de la importancia de Pinhel en otro tiempo, cuando era cabeza de partido judicial. Así, por ejemplo, en un paseo por el casco histórico nos depararemos con el Solar dos Metello de Nápoles, con su correspondiente capilla. 

Encontraremos la figura del halcón por todas partes. Símbolo de poderío y nobleza, este animal es protagonista de muchas leyendas locales y se ha convertido en el emblema de la ciudad de Pinhel, conocida como ‘la Ciudad Halcón’.

Su abundante patrimonio religioso está reflejado en iglesias, capillas y conventos, como el Convento de San Antonio o el antiguo Convento de Santa Clara. En la parte alta de la ciudad se percibe el trazado medieval original, conservándose las dos torres de su castillo, con papel defensivo en el vasto territorio fronterizo de Riba-Côa.

Por Pinhel pasa el Camino de Santiago de Torres Villarroel, que parte de la Universidad de Salamanca dirigiéndose hacia el noroeste, atravesando Pinhel, Trancoso y adentrándose en el valle del Douro.

Pinhel, Ciudad Portuguesa del Vino 2020

Se sabe que desde la antigüedad esta comarca fue zona de viñas donde se realizaba buen vino. Hoy está incluida en la Denominación de Origen Vinhos da Beira Interior, siendo uno de los  territorios de su ámbito geográfico donde se produce vino a más altura.

Blancos, tintos y espumosos son vinificados y comercializados por productores privados locales y por una bodega cooperativa, constituyendo uno de sus motores económicos. Probarlos en su Salón de Vinos es uno de los grandes atractivos de esta feria.

Como detentora del título Ciudad del Vino, a lo largo del año Pinhel desarrollará diversos eventos que ensalcen la importancia de la viña, del trabajo de los agricultores y del vino. Está previsto realizar acciones promocionales en varias ciudades de norte a sur de Portugal, pero también en Salamanca y otras ciudades españolas, así como en algunas ciudades de Francia. “Este año vamos a trabajar para llevar la ‘alegría embotellada’ de Pinhel a las bocas de todo el mundo”, ha declarado al respecto el alcalde de Pinhel, Rui Ventura.

Se lanzará también un vino conmemorativo de los 250 años del título de ciudad otorgado a Pinhel.

Jamón de Guijuelo y Vino de Pinhel, maridaje perfecto

En 2019 se formalizó el ‘hermanamiento’ de la marca Jamón de Guijuelo y la marca Vinho de Pinhel, con el principal objetivo de potenciarlos a través de su promoción conjunta. Pero no solo se pretende reforzar las relaciones promocionales y comerciales entre productores, sino también aumentar las relaciones entre otros empresarios y agentes económicos de ambos territorios, así como ampliar la colaboración entre sus ayuntamientos.

Las cifras redondas de este año 2020 van a ser importantes para la vecina Pinhel, que tendrá muchas cosas que celebrar. Puede ser también un año redondo para visitarla.

Pinhel se sitúa 40 kilómetros al noroeste del paso fronterizo de Fuentes de Oñoro-Vilar Formoso, tomando una carretera convencional a la salida de Vilar Formoso, sin ser necesario entrar en la A-25 ni pagar telepeajes.