Viernes, 4 de diciembre de 2020
Las Arribes al día

La secretaria del Ayuntamiento de Vitigudino denuncia en el juzgado a los concejales de la oposición

Germán Vicente, Antonio Vicente y Javier Muñiz, del PSOE, y el portavoz de Ciudadanos, José Antonio Pérez Blanco, han sido acusados de presuntos delitos que van desde la prevaricación a las calumnias

Germán Vicente (d) junto a Javier Muñiz y la secretaria municipal en uno de los últimos plenos de la anterior legislatura / CORRAL

La secretaria del Ayuntamiento de Vitigudino, María del Pilar Pazos Vecino, ha presentado una denuncia en el Juzgado de Vitigudino contra los actuales concejales en la oposición, los tres del PSOE en la actualidad, Germán Vicente, Antonio Vicente, Javier Muñiz, y al portavoz de Ciudadanos, José Antonio Pérez Blanco.

A todos ellos, la secretaria municipal los acusa de los presuntos delitos de atentado a la autoridad, prevaricación, tráfico de influencias, injurias y calumnias, hechos que surgen a partir del intento de apertura de un expediente por parte del entonces alcalde de Vitigudino, Germán Vicente, tras las elecciones locales de mayo pasado “con absoluta desobediencia de la Ley y menoscabo en todos los ámbitos, tanto profesional como personal de Doña María del Pilar, sin llevar a cabo ningún paso conforme a Ley, de la cual no puede decirse desconocedor, por haber sido instruido por el Servicio de Asistencia a Municipios”, Germán Vicente “procede a ventilar una suerte de expediente disciplinario a través de la prensa, sin que mi mandante tenga constancia alguna oficial de ninguno de tales particulares”.

Más tarde, en la sesión plenaria del 29 de agosto, y ya en la oposición, el portavoz del PSOE, Germán Vicente, presentó una moción verbal  para que la Junta de Castilla y León adoptara las medidas necesarias al objeto de que destituyera del cargo a la actual secretaria y nombrara un sustituto ante las “malas prácticas laborales”, con “desobediencias reiteradas” y, lo que es algo gravísimo, que “intentó influir en las elecciones”, según recoge la denuncia, “una amalgama de imputaciones que constituyen no solo graves injurias o calumnias, que también, sino además un delito de atentado a la autoridad, posiblemente un acoso laboral, posible delito de coacciones, prevaricación… Todos estos hechos son falsos de plena falsedad…”, señala la procuradora.

Los hechos denunciados por Germán Vicente iban desde “desobediencias a la Alcaldía e incumplimiento de providencias y decretos; a la violación de la neutralidad política, influyendo en el último proceso electoral”, así hasta un total de 23. Sobre la toma del acuerdo en esta sesión plenaria, “la propia secretaria en sus funciones advirtió de la ilegalidad manifiesta en la actuación, reservándose acciones penales por lo manifestado”.

El acuerdo fue aprobado por los cuatro denunciados, además de los concejales María José Vicente, entonces en el Grupo Socialista y actualmente en el grupo de No Adscritos; y José María Herrero, concejal de Cs y que hace unas semanas se desmarcaba de las acciones llevadas a cabo por el portavoz naranja, Pérez Blanco, motivos por los que ambos no han sido denunciados.  

Respecto a la acusación de haber desobedecido los acuerdos del pleno o del alcalde, Pilar Pazos hace referencia en su denuncia a la “devolución de las tasas de Sepulturas así como de pagos a diversos proveedores”, afirmaciones realizadas por German Vicente en distintos medios de información y que la secretaria municipal asegura que se trata de una afirmaciónabsolutamente falsa, calumniosa e injuriosa, realizándose con el único ánimo de menoscabar la fama y profesionalidad” de Pilar Pazos, causándole “desasosiego en su quehacer diario en su puesto de trabajo”.

Asimismo, Pilar Pazos asegura haber sufrido “hostigamiento en su puesto de trabajo, ocasionado por todos los denunciados, los cuales han tomado como causa personal el perjudicarla”, asegura la procuradora en la denuncia.