Miércoles, 26 de febrero de 2020
Las Arribes al día

La lluvia agua la fiesta en la Matanza Tradicional de La Zarza de Pumareda

Los matarifes dieron cuenta de tres cochinos durante el desarrollo de la II Feria Agroalimentaria Productos del Otoño, en la que no faltaron los licores y frutos de la época

Finalmente la lluvia acabó aguando la fiesta al público que se acercó hasta La Zarza de Pumareda para presenciar la IV Matanza Tradicional, aunque respetó su desarrollo durante dos horas, lo que hizo que cobrara un gran interés y que los asistentes pudieran observar paso a paso el ritual de la matanza con el despiece de tres cochinos a manos de los matarifes Jesús Sastre y Jesús Martín.

El otro protagonista de la jornada sería el acordeonista Raúl Díaz de Dios, que pondría nombre al que será nuevo auditorio municipal con el descubrimiento de una placa en el edificio aún en construcción, pero que en breve se convertirá en un punto de encuentro para los zarceños.

Durante el chamuscado y despiece de los cochinos, llegados desde Cabeza del Caballo y alimentados a bellota hasta poner 120, 106 y 107 kilos de peso, el público pudo participar en un taller de elaboración de chorizos entre tanto las mujeres de La Zarza se afanaban en la limpieza de patas, orejas y rabos, la elaboración de patatas meneás para la comida, torreznos y chichas.

Por otro lado discurría la II Feria Agroalimentaria Productos del Otoño donde no faltaron los Licores El Majuelar, vinos de la Bodega Arribes del Duero de Aldeadávila y hasta castañas asadas llegadas desde Vitigudino.

Despiezados los tres marranos, se procedería a la subasta de cada una de las piezas y a las que pudo optar el público asistente, un momento que daría paso al descubrimiento de la placa por parte del músico, Raúl Díaz de Dios, en un acto alegre y emotivo con mucha música de fondo y al que se sumaría Ángel Rufino El Mariquelo. 

  • El alcalde de La ZArza, Javier Recio, y el músico Raúl Díaz de Dios / MANUEL LAMAS
  • IV Matanza Tradicional en La Zarza de Pumareda / REP. GRÁFICO: M. C. Y MANUEL LAMAS