Miércoles, 20 de noviembre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Entra en servicio un tramo de 1,85 kilómetros de la A-62 en el área de Fuentes de Oñoro

Todavía quedan pendientes algo más de 3 kilómetros que no se abrirán hasta que acaben las obras de la IP-5 portuguesa

Desde la jornada del miércoles están abiertos al tráfico una parte de los 5,02 kilómetros que todavía restaban por entrar en funcionamiento de la Autovía A-62 en el área de Fuentes de Oñoro, varios lustros después de que lo hicieran el resto de tramos de la A-62 hasta Salamanca, que se fueron abriendo durante la década anterior.

En concreto, el Ministerio de Fomento ha abierto ahora al tráfico un subtramo de 1,85 kilómetros, por el que hay repartidos dos pasos de carretera sobre autovía, un paso para fauna bajo el tronco de la autovía (y en continuidad con éste, un paso de fauna bajo la vía de servicio), y un paso de ganado. Asimismo, en este subtramo se incluye la reposición de varios caminos agrícolas, y la reposición de un tramo de 1 kilómetro de la Nacional 620, que actuará como vía de servicio de la autovía.

Según ha anunciado el propio Ministerio, los algo más de 3 kilómetros que restan por abrirse de este nuevo tramo de la A-62, que en principio ya están completados, no se habilitarán al tráfico hasta que concluyan las obras que se están desarrollando al otro lado de la frontera para extender la autovía IP-5 entre Vilar Formoso y la frontera hispano-lusa (se espera que estas obras concluyan a lo largo del año que viene).

 

En esos algo más de 3 kilómetros que faltan, hay repartidas cuatro estructuras más (un paso de carretera bajo autovía, un viaducto sobre el Arroyo Rivera del Campo y dos pasos de ganado). Además de la Autovía, ha sido necesario construir dos enlaces: el llamado de Fuentes de Oñoro, que da acceso a esta localidad mediante la N-620 y la Estación de Servicio; y el denominado de La Frontera, que enlaza con la carretera provincial de Aldea del Obispo hacia el Norte, mediante la cual se accede también al Poblado Nuevo de Fuentes de Oñoro.

El tramo completo de 5,02 kilómetros de la A-62 que alcanza la frontera con Portugal ha acabado por tener un coste de 23,85 millones euros, que han sido cofinanciados por el mecanismo Conectar Europa de la Unión Europea, según explica el Ministerio. Además, se han invertido 0,5 millones de euros para la integración ambiental de la obra, mediante la revegetación con tierra vegetal, hidrosiembra y plantaciones, y la colocación de valla de cerramiento en aquellas zonas en que potencialmente puede acceder la fauna terrestre a la carretera.

Una vez este tramo entre en funcionamiento al completo, se concluirán tanto la A-62 como el itinerario E-80 de la Red Transeuropea de Transporte, que une por carretera Portugal con la Europa Central (este tramo abarca en España, además de la A-62 de Fuentes de Oñoro a Burgos, la autopista AP-1 de Burgos a Miranda de Ebro y la autovía A-1 de Miranda de Ebro a Irún). Para el Ministerio, la A-62 es “un eje vertebrador del occidente de España”, que contribuye “a la cohesión territorial y al desarrollo económico de toda la zona”.