Lunes, 16 de septiembre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

La familia del Divierteatro festeja, con tarta incluida, los 50 años de Denis Rafter en nuestro país

También se le entregó un collage dentro de la sesión de fotos de familia del último día del Divierteatro

La última jornada del Divierteatro 2019 estuvo precedida por la tradicional sesión de fotos de la que son protagonistas todos aquellos que han hecho posible el desarrollo del programa durante las cuatro mañanas de Feria en las Plazuelas del Conde y del Buen Alcalde. Entre esos protagonistas del Divierteatro han estado por un lado 70 jóvenes mayores de 18 años que han ejercido como monitores y que han estado identificados con camisetas de color azul. Por otro lado, ha habido 37 jóvenes de 16 y 17 años que han integrado el denominado Equipo de Apoyo, y que han lucido todos estos días camisetas de color naranja.

Junto a ellos, también han estado involucrados en el Divierteatro una serie de jóvenes que ya tienen alguna responsabilidad más dentro de la Feria (por ejemplo ejerciendo como auxiliares de sala), así como una serie de profesionales pertenecientes a las compañías Kamaru Teatro y Dramagia, todo ello bajo las directrices de Miriam Hernández, máxima responsable de este programa de animación infantil único en España.

Como ya hemos publicado estos días, también ha estado involucrado un año más Denis Rafter, que en la mañana del sábado quedó oficialmente bautizado como ‘El mejor amigo del Divierteatro’, tal y como rezaba el collage de imágenes de sus participaciones en el mismo que le fue entregado para celebrar sus 50 años de estancia en España. Por cierto, que los actuales monitores del Divierteatro se estuvieron buscando en esas fotos ‘antiguas’ para ver si se reconocían acudiendo como espectadores a las representaciones de Denis Rafter.

El actor y director de origen irlandés se mostró muy agradecido por el reconocimiento, explicando que tiene dos nietas que viven en Australia que cuentan con una edad similar a los monitores del Divierteatro. Asimismo resaltó la importancia del programa, ya que siembra la “semilla” del teatro entre todos los que en él participan de un modo u otro.

Este festejo tuvo incluso una tarta, a la que se le pusieron unas velas conformando el número 50, que fueron sopladas por Denis Rafter antes de que fuera repartida entre todos los allí presentes, quienes también aprovecharon para realizarse fotos por categorías, por áreas de trabajo, o simplemente por amistad, transcurriendo todo ello con muy buen ambiente. Dentro de esos minutos previos al último Divierteatro, hubo tiempo por ejemplo para que Denis Rafter probase algún que otro juego de la compañía Kamaru, o para que varios monitores se pintasen la cara y se tiñesen el pelo de colores.