Lunes, 6 de julio de 2020
Ciudad Rodrigo al día

Cientos de niños comienzan su viaje a los entresijos del universo escénico

Hasta el sábado van a conocer cómo se trabaja el vestuario, el maquillaje, la escenografía o el atrezzo

Las Plazuelas del Buen Alcalde y del Conde de Ciudad Rodrigo son desde la jornada del miércoles punto de reunión por las mañanas de cientos de niños de la mano del Divierteatro, el tradicional programa de animación infantil de la Feria de Teatro, que tiene su sede principal en la Plazuela del Buen Alcalde con un hueco especial en la Plazuela del Conde para los más pequeños (de 3 a 6 años).

Este año, todos los niños que pasen por esos espacios –sobre todo los que lo hagan por la Plazuela principal- van a tener la oportunidad de conocer al dedillo los entresijos del universo teatral, ya que el Divierteatro de este año está dedicado a la plástica escénica, o lo que es lo mismo, a los elementos espaciales, plásticos y visuales de cualquier representación como son la escenografía, el vestuario, la caracterización, el maquillaje o el atrezzo.

En este sentido, el Divierteatro de este año cuenta con una amplia variedad de talleres repartidos principalmente por los soportales de la Plazuela del Buen Alcalde, en los que se van tratando esos aspectos. Por un lado, hay un grupo de talleres de animación teatral, donde el clásico taller de maquillaje comparte espacio con otros de caracterización, peluquería (los niños pueden irse con el pelo teñido a casa), o vestuario. Asimismo, pueden diseñar carteles teatrales, y crear teatrillos de dedo, teatrillos portátiles y títeres de dedo con pelucas.

El Divierteatro también cuenta con los talleres colectivos de teatrillo de papel, escenografías de cartón, decorados con técnica audiovisual, teatro en miniatura, escenografías de hilos y arquitecturas escenográficas; así como con dos grandes juegos y espacios de vivencias: Y tú qué sabes, sobre cultura escénica y conocimiento teatral; y Que trajín con el traje, sobre personajes y vestuario teatral.

Sin relación directa con la temática del Divierteatro, la Plazuela del Buen Alcalde cuenta en uno de sus laterales con cerca de 25 juegos de madera de la compañía Kamaru Teatro, englobados bajo el epígrafe Leña al juego, en los que se pone a prueba la lógica, habilidad, equilibrio y paciencia de los chavales.

El resto de juegos hasta alcanzar los 25 se pueden encontrar, por ejemplo, en la Plazuela del Conde, como uno de los espacios del Palabreando, que cuenta con talleres plásticos y creativos, zona de maquillaje, actividades de psicomotricidad y expresión corporal, y canciones y juegos. También forma parte del Palabreando un año más la actriz mirobrigense Pilar Borrego, que está relatando a los niños cuentos cortos, principalmente mediante teatro de objetos.

Los niños que acuden a la Plazuela del Buen Alcalde también tienen la oportunidad de disfrutar de historias, por un lado de la mano de Denis Rafter, quién este año se mete en la piel de un apuntador, Arpo, que se ha pasado la vida ayudando a los autores con sus textos; y por otro lado con la compañía Dramagia, que ofrece magia teatralizada dentro de un teatro portátil desplegado en la Plazuela.