Lunes, 16 de septiembre de 2019
Las Arribes al día

La polémica salta en el primer pleno de la legislatura del Ayuntamiento de Lumbrales

El portavoz del PP critica la dedicación parcial de dos concejales, unos 7.000 euros cada uno al año, sin consignación presupuestaria

Javier Martín, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Lumbrales / FOTO: E. CORREDERA

“Esperpéntico, al más puro estilo Valle Inclán”. Así tilda el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Lumbrales, Javier Martín, el primer pleno de la legislatura en la capital del Abadengo, sesión en la que se procedería a la designación de los concejales delegados de las distintas áreas municipales y órganos colegiados,  y en cuyo reparto ha quedado fuera el PP a pesar de ser la fuerza más votada y del ofrecimiento “de trabajo en equipo y el guante lanzado en varias ocasiones, en cuanto le ponen un micrófono delante, del señor alcalde”, añade Martín, que recuerda cómo “se ha repartido el pastel entre sus concejales y los de su socio de gobierno”, es decir, Ciudadanos y PSOE.

Asimismo, Martín critica los argumentos del nuevo alcalde lumbralense, Carlos Pedraz, respecto a cómo ha “justificado la dedicación parcial de dos de los concejales, uno por cada Grupo político en el equipo de Gobierno, Rosa María del Pozo Comerón, por Cs, y Jesús Herrero por el PSOE”, dedicaciones que supondrán un coste de 7.000 euros anuales a las arcas municipales por cada uno de los ediles. Esta cantidad corresponde a un 25% de la jornada, una hora y 45 minutos al día, el tiempo ‘extra’ que supone para los concejales prestar la atención que requieren las competencias que les han sido delegadas. También, Martín reconoce que el alcalde “ha dejado bien claro que él no va a cobrar”.

Pero para el portavoz popular, la primera de las sorpresas en este punto surge cuando esta decisión ha sido adoptada con un “reparo por parte de la secretaria interventora al no haber crédito en la partida correspondiente del presupuesto prorrogado, por lo que habilitarán una línea de crédito excepcional para que estas dos personas puedan empezar a cobrar desde este momento. No entendemos las prisas de verdad”, sentencia Martín.

Y para colmo del esperpento o rizar más el rizo, la sorpresa mayúscula para el portavoz del PP llegó cuando  “los concejales que van a recibir este sueldo, en la votación no tuvieron la vergüenza ni la dignidad de abstenerse sino que votaron a favor de ponerse un sueldo así mismos”.

Como remate a esta primera polémica sesión del Ayuntamiento de Lumbrales, “justifican la creación de las comisiones informativas para que los concejales de la oposición podamos estar informados, dejando claro que las decisiones que se tomen allí son preceptivas pero no vinculantes. O sea podéis opinar, que ya haremos lo que nos dé la gana”.

Por último, Martín critica la falta de información ofrecida a la oposición en los 20 días trascurridos de la legislatura: “El tema de la transparencia y la desinformación que se jactaba en la legislatura anterior ya se le ha olvidado porque no lo aplica a la hora de ser alcalde”, críticas a las que Martín añade el sistema de contratación de personal empleado en el Ayuntamiento y monitoras para el programa Escuela de Calor. A este respecto, Martín reconoce que “me emplazó a pasarme por al Ayuntamiento para que me explicaran cómo lo habían hecho. Creo que todos entendemos cómo lo han hecho sin necesidad de que nos lo expliquen: a dedo”, asegura.