Lunes, 16 de septiembre de 2019
Las Arribes al día

Rollanejo, ejemplo de gestión de la dehesa a través de la ganadería y el turismo

Ofrece rutas para ver el manejo de ganado bravo, vacuno de carne y cerdos ibéricos

Vacas de vientre de la explotación de vacuno de carne / CORRAL

El Ayuntamiento de El Cubo de Don Sancho ha convertido la finca municipal de Rollanejo en un ejemplo de gestión de la dehesa a través de la ganadería y una atractiva oferta turística, haciendo cohabitar la actividad tradicional de estos espacios con la demanda de un público interesado por el turismo de naturaleza.

En sus casi 900 hectáreas bañadas por el río Huebra y bajo cientos de encinas pasta ganado bravo, vacuno de carne y cerdos ibéricos, haciendo viable su gestión y colocándose como un recurso turístico gracias, también, al Aula de la Naturaleza.

A estas excelentes instalaciones de alojamiento se une un componente gastronómico importante fruto de Rollanejo como son sus embutidos ibéricos y la mejor carne de ternera posible, productos derivados de animales criados en total libertad y alimentados de manera natural.

Asociaciones, familias, colegios y colectivos de distintos sectores se interesan por este espacio, y al que acuden los fines de semana. La oferta principal de Rollanejo son rutas por la finca, en las que se pueden observar las tres explotaciones ganaderas de que consta.

El cerdo ibérico presenta 45-55 cerdas ibéricas puras de vientre y dos verracos duroc, que producen unos 500 cebones, el 50% de bellota. En vacuno manso hay 140 vacas F1 de morucha y charolais, además de un toro limousín, lo que permite el cebo de 130 becerros. Y en ganado bravo, suelen salir entre 40 y 50 añojos y erales que se venden para festejos sin picadores en los pueblos de la provincia. También se ofrece la tienta de vacas para aficionados prácticos, un nuevo recurso.

  • Aula de la Naturaleza