Miércoles, 22 de mayo de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Altamira, Lascaux y Foz Côa-Siega Verde crean un ‘pasaporte’ para obtener ventajas y descuentos

El Yacimiento de Siega Verde recibió en la mañana del viernes a representantes cántabros y franceses

El Yacimiento Prehistórico de Siega Verde recibió en la mañana del viernes la visita de sendas delegaciones de los entornos de los otros dos enclaves prehistóricos con los cuales Foz Côa-Siega Verde se ha ‘hermanado’ en los últimos tiempos: la Cueva de Altamira, en Cantabria (que recibe unos 100.000-150.000 visitantes al año), y la Cueva de Lascaux, en Francia (que cuenta con unos 400.000 visitantes anuales).

Siega Verde contó con la presencia concretamente de una delegación de Cantabria encabezada por su consejero de Cultura, Francisco Fernández Miñanes; y otra francesa, presidida por el Presidente del Conseil de la Dordogne, Germinal Peiró; quienes fueron recibidos por Enrique Saiz, Director General de Patrimonio de la Junta de Castilla y León; y Nacho Alonso, presidente de la Asociación para el Desarrollo de la comarca de Ciudad Rodrigo (Adecocir), que se encarga de las visitas al Yacimiento ubicado en la comarca mirobrigense.

Según explicó en la mañana del viernes Germinal Peiró, hace dos años empezaron a trabajar juntos Cantabria y la Dordogne, incorporándose posteriormente (en julio de 2018) Siega Verde a estos trabajos que implican encuentros entre técnicos, entre regidores, o entre jóvenes de las comarcas de influencia. En este sentido, ya se ha hecho algún viaje de Cantabria a Francia y viceversa, estando previsto que el próximo curso 2019/2020 se unan a los viajes jóvenes de la comarca mirobrigense.

 

Los representantes de los tres enclaves han mantenido un encuentro durante las jornadas del miércoles y el jueves en Foz Côa, donde acordaron por un lado participar en la próxima Bienal Ibérica AR&PA, que tendrá lugar en el mes de octubre en Loulé, en El Algarve portugués.

Por otra parte, se ha decidido poner en marcha un “pasaporte de arte rupestre” que servirá para obtener ventajas en el acceso a estos enclaves, descuentos en las entradas o en las tiendas de los museos. El objetivo final es crear una entrada unificada para todos estos yacimientos.

Además, se ha acordado celebrar el próximo 9 de octubre en los 3 yacimientos el Día Europeo del Patrimonio Cultural, para la puesta en valor del arte rupestre declarado Patrimonio Mundial. Para ello, durante esos días habrá visitas teatralizadas, charlas formativas o talleres.

En definitiva, la intención es que el acuerdo no sea “protocolario y honorífico”, sino que tenga un carácter activo, cumpliendo asimismo la premisa de la Unesco de que las entidades encargadas deben ser “responsables en la gestión”, en palabras de Enrique Saiz. Germinal Peiró también resaltó que todos estos sitios prehistóricos están en zonas rurales, alejados de las grandes ciudades, viéndolos como una oportunidad para que los jóvenes se puedan quedar en el territorio, y además viviendo de la cultura.

El proyecto Paleoarte

En otro orden de cosas, Siega Verde y Foz Côa han dado luz verde a un proyecto transfronterizo entre los dos yacimientos llamado Paleoarte, Arte Paleolítico en la frontera, que cuenta con un presupuesto de 1,4 millones de euros aportados por la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Junta, el CENIEH, y la Fundación Coa Parque.

A través de este proyecto se quiere mejorar el conocimiento de las propias representaciones artísticas al aire libre (así como de los grupos humanos que las esculpieron y de los paisajes de sus entornos), mejorar las instalaciones (se pondrán en valor los viejos molinos de las riberas del río Águeda –como el Molino de Pedro Gordo- y se dotará de cámaras de vigilancia e instalaciones de eficiencia energética y ambiental al Aula Arqueológica),  y modernizar los procedimientos y sistemas de comunicación (con visitas nocturnas teatralizadas y conciertos, o con la edición de un guía sobre los parajes arqueológicos y de un mapa del territorio transfronterizo con sus recursos).