Lunes, 20 de mayo de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Éxito rotundo del estreno del Pasacalles de Cenizos pese a la lluvia

Los promotores de la actividad sí se vieron obligados a acelerar la actividad para que la gente no tuviera que estar esperando en la Plaza Mayor

El Carnaval del Toro por fin tiene un verdadero final. Hasta ahora, el único cierre medianamente oficial de las fiestas grandes de Miróbriga era el Campanazo que marcaba el final del desencierro de la tarde del Martes, siendo una forma de acabar el Carnaval ‘muy triste’, más aún en comparación con el evento que hay de apertura desde 2009, el Campanazo, y todo lo que se vive durante estos 5 días.

Este año, el Carnaval ha estrenado un final que todo apunta a que ha llegado para quedarse, viendo la espectacular asistencia de público que registró en su primera edición pese a que estuvo lloviendo de forma constante durante toda su celebración. Este nuevo final lleva como nombre Pasacalles de Cenizos, en homenaje al que hacía el grupo de Triguito y sus muchachos los años en que las autoridades concedían un día más de fiesta, los emblemáticos Cenizos en la jornada del Miércoles de Ceniza (que no se conceden desde hace más de 4 décadas).

La iniciativa de que el Carnaval tuviera un gran final surgió en la factoría de ideas que es la Asociación Cultural Carnavaldeltoro.es, contando para llevarla a cabo con un sinfín de peñas y asociaciones: Arena en el Registro, El Escándalo, Estamos en Ello, La Organizada, La Gresca, Paga Este, Los Zumbaos, La Fuga, los Primosh Shulos, Los Rotos, Y Muchas Más, Peña de Francia, El Aquelarre, GB & Ivanrey Shore, Los Kolgaos, Chatis, Los del Casablanca, Voy!, El Vago y estos, Amigolondrados, El Cuerno, La Polemika, Los Informales, Putukus Premium, El Farinato, La Rebelión, El Turre, Asociación Charra del Caballo, Asociación Amigos del Alguacilillo, Bolsín Taurino Mirobrigense e Ibernatur Taxidermia.

Esta ‘Ceremonia de Clausura’ del Carnaval comenzó a las 20.00 horas en la Plaza Mayor, con la entrada por la calle Sánchez Arjona de un toro farinato a tamaño real hecho de forma artesanal por Ibernatur Taxidermia. Justo detrás, iba una artesa de madera, también portada a hombros por varias personas.

 

En esos momentos, había en la Plaza ya varios cientos de personas, sumándose varias de ellas al Pasacalles en sí, que se aceleró respecto a lo previsto inicialmente para no hacer esperar tanto rato bajo la lluvia a los que decidieron quedarse en la Plaza. El pasacalles tomó la Rúa del Sol, teniendo como primera parada las casetas del Paseo Fernando Arrabal, para proceder a su simbólica clausura.

De ahí se dirigieron por el Paseo Fernando Arrabal, el Registro, la calle Madrid y la calle Cadimus hasta la Plazuela del Buen Alcalde, para proceder a clausurar también las peñas allí situadas. Toda esta comitiva fue encabezada por varios músicos, a los que en la Plaza Mayor se unieron los miembros de la Charanga Santa Ana desde lo alto de la Casa Consistorial, donde estaban refugiándose de la lluvia, junto a unos cuantos espectadores más.

La comitiva procedió a plantar el toro y la artesa en la arena de la Plaza para proceder a su quemado. Antes de ello, todos aquellos que quisieron pudieron depositar sus gargantillas o sus pañuelos naranjas. Asimismo, se quemaron unas camisetas con el rostro del fallecido José Pinto. Mientras el toro estaba ardiendo, se lanzaron una serie de fuegos artificiales desde lo alto de la Casa Consistorial, a la par que se pedían cenizos de forma simbólica.

Dentro de este acto de clausura también debía haberse dado el último y definitivo golpe del Reloj Suelto del Carnaval 2019, pero al haber acelerado el ritmo del pasacalles, finalmente no se pudo dar (estaba previsto para más tarde). Como remate, algunas personas decidieron saltar las cenizas del toro, la artesa, las gargantillas y los pañuelos.

Por parte de todas las entidades involucradas en la organización del Pasacalles de Cenizos, se muestra su enorme agradecimiento a toda la gente que acudió al mismo: “ha sido muy especial para todos nosotros ver la Plaza casi llena con la que estaba cayendo”, remarcando que si la actividad ha sido “un éxito” ha sido “gracias a la gente que ha acudido a apoyar esta iniciativa”.