Miércoles, 20 de febrero de 2019
Las Arribes al día

El Ministerio de Fomento se desentiende de la construcción de un puente en Las Arribes

El Gobierno actual abre la posibilidad a que sea la Junta la que acometa el proyecto por ser la titular de la carretera de acceso hasta Masueco

Representación del puente recogido en el anteproyecto realizado por Germán Vicente / ARCHIVO

El Ministerio de Fomento, ahora con Gobierno del PSOE y hasta hace unos meses con ejecutivo del PP, se desentienden de la propuesta presentada por la Plataforma de Unión entre Territorios (PUENTE) para la construcción de un paso fronterizo sobre el Duero en Las Arribes, concretamente en el término municipal de Masueco.

El proyecto cuyos orígenes se remontan al año 2002 y para el cual hizo un estudio el ingeniero de Caminos y actual alcalde de Vitigudino, Germán Vicente, valorado entonces en unos 12 millones de euros, ha sido presentado por el presidente de esta asociación, José Vicente, a los gobiernos de distinto signo y que han discurrido por el Parlamento desde hace 15 años, pero la respuesta ha sido siempre la misma.

Las respuestas del secretario general de Infraestructuras de hace medio año y la del director General de Carreteras actual solo difieren en que este último advierte de que la apertura de este paso fronterizo podría realizarlo la Junta de Castilla y León ya que la vía de conexión no es competencia del Estado, de acuerdo al tratado trasfronterizo firmado en Valencia el 3 de octubre de 2002. En ambas contestaciones recuerdan precisamente eso, y es que las vías de acceso son de competencia autonómica.

Este proyecto vertebraría la comunicación entre ambas zonas fronterizas en una zona tradicionalmente aislada y en la que el Duero se ha convertido aquí en una gran barrera, pues entre el paso de la presa de Saucelle y el de la presa de Bemposta distan más de 100 kilómetros de frontera, pero con el inconveniente añadido de que ninguno de estos pasos admite vehículos de gran tonelaje, pues ambos se asientan sobre diques de presas para el abastecimiento de sendas centrales hidroeléctricas.

La construcción de este puente en Masueco, recuerda José Vicente, permitiría una conexión directa con la IC5, carretera de ámbito nacional en el país vecino y que dejaría a esta zona de la comarca de Vitigudino a dos horas y media de Oporto contra casi las 3,5 horas actuales para recorrer 327 kilómetros.

Precisamente, la única esperanza que alberga el presidente de la plataforma PUENTE para que este proyecto se aborde en la próxima cumbre hispano-lusa, es que la ampliación del trazado de la IC5, que comienza ahora en las proximidades de Mogaduro, obligue a Portugal a poner el proyecto en la hoja de ruta de la cumbre.

Anteriormente, de acuerdo al Memorando de Entendimiento firmado en la Cumbre Hispanolusa celebrada en noviembre pasado en Valladolid, y por el que se creó un grupo de trabajo con el objetivo de definir una Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo, sus conclusiones deberán presentarlas el 30 de abril próximo. En este documento podría definirse la voluntad de ambos gobiernos para permeabilizar la frontera en la zona más olvidada de la Península.

Paises europeos fronterizos e incomunicados

La provincia de Salamanca tiene una amplia franja que limita con Portugal, franja que no tiene que considerarse como una frontera insalvable entre España y el país vecino. Si bien en la parte sur de esta franja común la permeabilidad entre ambos países se puede considerar suficiente a través del paso por La Fregeneda en el muelle de Vega de Terrón, no ocurre lo mismo desde el centro, concretamente desde Hinojosa de Duero, hacia el norte.

Desde el término de Saucelle en Salamanca,  hasta Fermoselle en Zamora, no existe ningún acceso posible a Portugal, incluso en el paso de Saucelle solo está permitido el tránsito de automóviles y vehículos de bajo tonelaje, lo que limita el tráfico de mercancías y obliga a recorrer 50 kilómetros más y llegar al muelle de Vega Terrón en La Fregeneda. Tanto desde la parte española, Masueco,  Pereña,  Aldeadávila de la Ribera, como desde la parte portuguesa, Cámaras Municipales de Mogadouro, Vinhais, Vila Flor…, desde hace años se viene pidiendo y reivindicando de forma continua y con insistencia este paso fronterizo ante la necesidad de acabar con la incomunicación actual y sin que los cuantiosos Fondos Europeos que han llegado a la Comunidad, y que son una buena oportunidad, hayan sido destinados a este fin.

Desde el paso por la presa de Saucelle hasta el paso por la presa de Bemposta en Fermoselle (Zamora) hay más de 100 kilómetros de distancia.