Domingo, 16 de diciembre de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Golpe de efecto del Ciudad Rodrigo tumbando al imbatido Villaralbo con un colosal trabajo defensivo

Pepo paró un penalty en el 72’, cuando el marcador sólo reflejaba el gol inicial de Edu Sánchez, al que se sumó otro de Maza en el 91’

Celebración del primer gol mirobrigense, obra de Edu Sánchez

El día que era menos previsible, ya que recibían al Villaralbo, el único equipo de la Regional de Aficionados que todavía tenía la vitola de imbatido, el equipo Senior del Ciudad Rodrigo ‘se reconcilió’ con su afición tras dos meses de sinsabores brindándoles una de las victorias más épicas de los últimos tiempos.

Este fue posible gracias al notable grado de acierto de cara a puerta (ya que las ocasiones no fueron demasiadas), y especialmente gracias a un colosal trabajo defensivo, personificado en Pepo, que incluso paró un penalty cuando el marcador reflejaba sólo un 1-0 y los visitantes estaban en plena vorágine ofensiva.

Aunque el Villaralbo traía buenos recuerdos del pasado ‘lejano’ (fue el rival al que se goleó en el Francisco Mateos en Copa Federación hace tres años), los recuerdos del pasado ‘cercano’ no podían ser peores: en la temporada pasada, el equipo zamorano arrasó a los mirobrigenses, ganándoles 3-0 los dos partidos jugados. Sin embargo, la película de la tarde dominical fue totalmente diferente.

Olvidando las grises tardes en todos los sentidos que han tenido en el Francisco Mateos en los últimos partidos, los mirobrigenses ‘se contagiaron’ del sol y la buena temperatura que reinó por fin este domingo para hacer un gran partido en todos los sentidos como inicio del durísimo calendario inmediato que tienen como locales (dentro de los 3 próximos compromisos, visitarán Miróbriga el 1º, la Ponferradina B, y el 3º, el Salmantino B, que será el siguiente en venir).

Esta victoria supone además que el Ciudad Rodrigo gane por primera vez esta temporada dos partidos seguidos, una circunstancia que hasta ahora se había resistido de forma casi ‘inexplicable’. Con el triunfo, los mirobrigenses dan también un salto en la tabla, aupándose a la 5ª plaza. Ahora el objetivo es aprovechar este ‘subidón’ en el próximo partido, para el cual habrá que esperar ‘poco’: adelantan su partido del próximo fin de semana a la jornada festiva del jueves (jugarán a última hora de la mañana frente al Villa de Simancas).

LA CRÓNICA

El Ciudad Rodrigo decidió afrontar este importante partido con una actitud valiente, jugándole de tú a tú al Villaralbo, que empezó a asustar pronto, con un 1vs1 cuando apenas se llevaban 5 minutos que Pepo envió a córner con el pie en lo que fue su primera gran intervención de la tarde. Por parte mirobrigense, el primer remate a puerta, al minuto siguiente, fue obra de Carli -tras un buen regate de Dani Crespo-, pero no entrañó peligro.

Aunque su dominio en este período no era pleno, los zamoranos acumularon varias llegadas de peligro al área mirobrigense en los siguientes minutos: una jugada enredada en el 14’ que concluyeron con un tiro sin ángulo que Pepo cogió en el primer palo; un disparo muy peligroso dentro del área en el 17’ que solventó Pepo; un balón que se paseó por todo el área mirobrigense en el 22’ sin encontrar rematador; una falta botada en la frontal en el 24’ que se fue rozando el palo izquierdo; y una llegada al área en el 29’ que Jaime consiguió sacar.

Entre medias, el Ciudad Rodrigo tuvo un par de intentonas: un buen centro de Dani desde la izquierda que Carli no llegó a rematar bien de cabeza por poco y una falta botada por Sergi desde casi el medio del campo que el guardameta salió a despejar de puños.

El partido estaba bastante abierto cuando el Ciudad Rodrigo dio el gran golpe en el 34’: en una acción un poco larga en campo del Villaralbo, Edu Sánchez acabó por agarrar el balón en 3/4 de campo acercándose un poco más al área para firmar un disparo que se hizo camino hasta la red zamorana.

El gol le sentó de maravilla al Ciudad Rodrigo, que ni mucho menos se fue atrás, jugando unos buenos minutos hasta el descanso. En esos compases finales, Sergi y Javi Moríñigo lo probaron con sendos disparos lejanos que se marcharon a cada cual más alto, mientras que en el 43’ el portero estuvo atento para sacar un buen disparo raso de Dani Crespo dentro del área. La peor noticia para el Ciudad Rodrigo de este período fue que Pepo vio amarilla en el 40’ por tardar en sacar, lo que era un hándicap teniendo en cuenta todo lo que quedaba.

El inicio de la 2ª parte también fue igualado, tardando en llegar las primeras opciones de gol de este período casi 10 minutos. En el 53’, el Villaralbo botó una falta en 3/4 de campo en dirección al área mirobrigense donde hicieron un remate a bocajarro que logró despejar Pepo con otro paradón. Al minuto siguiente, Sergi botó una falta por la banda derecha bastante retrasada que dio pie a un remate de cabeza en una fenomenal posición en el borde del área pequeña de Héctor, pero el portero estuvo atento de cabeza para atraparla.

Con esa opción, el Ciudad Rodrigo ‘se despidió’ de mirar a la portería rival hasta el final del partido, asumiendo las riendas del encuentro el Villaralbo, que puso en marcha una tremenda vorágine ofensiva, aunque con un punto de precipitación (muchos balones en largo, centros, y disparos lejanos en vez de elaborar con más calma).

Esta actitud obligó como decíamos al principio a un brutal esfuerzo defensivo del Ciudad Rodrigo, que hizo que, a la hora de la verdad, las opciones verdaderas de gol fueran escasas. Por ejemplo, en el 65’, un jugador no atinó por los pelos en línea de gol a mandar para adentro el balón que se paseó por el área mirobrigense, y en el 66’, remataron alto un córner en una buena posición en el 2º palo.

La ocasión clave tuvo lugar en el 72’: tras una larguísima jugada que se fue enredando, el Ciudad Rodrigo cometió penalty, pareciendo la ‘ocasión’ para que el marcador reflejase el 1-1 que el Villaralbo había cosechado en sus 3 últimos partidos como visitante y el Ciudad Rodrigo en 2 de sus 3 últimos como local. Sin embargo, Pepo atrapó el balón junto a la cepa del palo izquierdo. Este paradón le dio un nuevo subidón a los mirobrigenses para continuar con su trabajo defensivo, no concediendo otro tiro hasta el 85’, que Pepo atrapó en dos tiempos.

En el 89’, llegó el último momento de apuro: un balón bombeado fue enviado por Pepo por alto a córner, en cuyo saque hubo un tremendo lío en el área mirobrigense que pudo acabar de cualquier forma y que dio paso a un tiro desde fuera del área del Villaralbo que por suerte no tocó en nadie, yéndose directamente fuera.

El gran trabajo defensivo del Ciudad Rodrigo fue recompensado finalmente con una victoria que se certificó en el descuento. Tras una primera opción de Dani de Frutos tras un fallo del portero que logró cortar un defensa; Maza puso la guinda en el 91’ resolviendo a la perfección frente al guardameta rival el pase que le había llegado desde la derecha. El descuento fue largo, de 4 minutos, pero la victoria ya estaba en el bolsillo, pudiéndose saborear los instantes finales.

//ZONA MIXTA

El técnico del Ciudad Rodrigo Javi Martínez se mostró tras el partido “bastante más contento que otros días, no sólo por los tres puntos, sino por la imagen del equipo”. Desde su punto de vista, frente a lo que apuntaba otros días de que había acciones “que no podíamos permitir”, en este partido “se ha visto un equipo muchísimo más sólido, con las ideas más claras”.

En defensa, “todo el mundo se ha sacrificado por el compañero”, mientras que en ataque, “tampoco es que hayamos estado más fluidos porque es un rival que no te lo permite, pero hemos aprovechando las ocasiones; no hemos generado tanto como en otros partidos, pero hemos tenido cierta fluidez en ciertos tramos”. Además, destacó que se había ido cambiando la salida del balón “en función de lo que veían los jugadores y lo que nos planteaba el rival”.