Martes, 18 de diciembre de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Elaborada una unidad didáctica para que los escolares se adentren en la expo del Medievo

CIUDAD RODRIGO | Se han editado 2.500 ejemplares que estarán a la disposición de los escolares

La exposición Fortificaciones, poblados y pizarras. La Raya en los inicios del Medievo que se puede ver en el Palacio de Los Águila de Ciudad Rodrigo tendrá una vida adicional cuando llegue la hora de su desmontaje (algo que como mínimo no se producirá hasta junio de 2019). Además del catálogo que ya fue presentado el pasado mes de julio, el Consorcio Transfronterizo de Ciudades Amuralladas, responsable de la muestra dentro del proyecto Fortific-Arte, ha promovido la elaboración de una unidad didáctica dirigida a escolares.

La unidad consta de un total de 36 páginas, que empezaron a cobrar vida cuando el actual presidente del Consorcio, Domingo Benito, preguntó al anterior director del IES Fray Diego, Alfredo Calvo, quién podía encargarse de la tarea de crear un material “didáctico y pedagógico dirigido a distintos niveles de enseñanza” para que así sea “una exposición viva”.

Alfredo Calvo recomendó a uno de los profesores de Geografía e Historia de ese Instituto, Emilio Martín Serna, quién rápidamente dio el OK empezando a trabajar junto a otros dos profesores del mismo área, Eduardo Sánchez Andrés, profesor hasta junio del IES Fray Diego Tadeo y actualmente en Lumbrales; y Felipa Montero Sánchez, profesora en el IES Tierra de Ciudad Rodrigo.

A la hora de diseñar el material, los profesores mencionados –que no han recibido remuneración por su trabajo- no lo hicieron a ciegas, sino que decidieron llevar a varios alumnos de 6º de Primaria del Colegio San Francisco, y de 1º y 2º de la ESO del IES Fray Diego hasta la exposición abierta en el Palacio de Los Águila, para que apuntasen qué era lo que más le llamaba la atención, para así darle mayor protagonismo en la unidad.

Asimismo, se entró en contactó con Agustín, miembro del PAS del IES Tierra, quién les enseñó a los profesores las tumbas excavadas en roca en la zona de Villar de Ciervo; y con Esteban, de Sexmiro, quién hizo lo propio en su pueblo; así como con Eloy Alfonso, alcalde de Casillas de Flores, quién les dio más detalles sobre el yacimiento de La Genestosa. De igual modo, se contó con la colaboración de Rosario Mateos, encargada de la exposición y presidenta de la Asociación de Amigos de Irueña; y del comisario de la muestra, Iñaki Martín Viso, quién revisó el material preparado.

 

Así es la unidad didáctica

La unidad se abre con un pequeño diccionario de términos de interés (como altomedieval, castro o dolmen), continuando con un apartado para situar a los alumnos en la época a la que se refiere a la exposición, antes de empezar a tratar todos los paneles dedicándoles más o menos espacio. A la hora de hacer este recorrido, se cuenta incluso con una mascota, Turismund@ (el nombre se basa en el de un monarca de un reino visigodo), diseñado por Alfredo Martín, en el que aparece un chico de la época altomedieval sobre un verraco, del mundo prerromano.

Finalizado el repaso a los paneles, la unidad se completa con una serie de actividades, comenzando por una de situación en el tiempo y en el espacio de los hechos y lugares que se han tratado. Como explicó Eduardo Sánchez en la tarde del miércoles, se trata de unas actividades muy visuales, con imágenes de piezas arqueológicas y de personajes que se han ido viendo para ver si los alumnos las reconocen.

En la parte final, hay una serie de preguntas directas (incidiendo en lo que más tratan en clase) y un espacio para elaborar una redacción imaginando un día en la vida de un habitante de La Genestosa en el siglo VI.

Los destinatarios más directos de la unidad didáctica pueden ser los alumnos de 2º de la ESO y 2º de Bachillerato, ya que en esos cursos se trata la época visigoda, pero está abierta a todos los alumnos, incluido los de Primaria. De momento, se piensa en que puedan visitar la exposición guiados por la unidad didáctica alumnos de los centros mirobrigenses, de Lumbrales, de La Fuente de San Esteban o incluso de la vecina Portugal.

En palabras del alcalde de Ciudad Rodrigo, Juan Tomás Muñoz, el deseo sería que esta exposición fuese una “lanzadera”, sirviendo como acicate por ejemplo para que los escolares visitasen los lugares de los que trata, como Irueña o La Genestosa.