Jueves, 13 de diciembre de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Unos mimos musicales de Portugal le dan a las calles aroma a Nueva Orleans con toques circenses

CIUDAD RODRIGO | Uno de los protagonistas se llegó a subir a un vehículo situado en las cercanías de una de las paradas de actuación

La última mañana de la Feria de Teatro se cerró con el último pasacalles de esta edición, que corrió a cargo de una compañía portuguesa al igual que el que tuvo lugar en la tarde del pasado jueves, con el que compartió una característica: sus protagonistas no llegaron a pronunciar palabra, aunque de una forma ‘diferente’.

Si el jueves el montaje fue protagonizado por unas criaturas situadas entre el cielo y el infierno, en este caso se contó con unos mimos, que forman la agrupación Mimo’s Dixie Band, procedente de Aveiro, que ofrecieron un show titulado Mimo’s Street Parade que arrancó en la Plazuela Dámaso Ledesma.

 

El objetivo de esta agrupación, formada por 7 músicos, fue transformar las calles de Ciudad Rodrigo en Nueva Orleans desplegando el sonido Dixieland, aunque con un toque especial, ya que uno de estos músicos también ejerció como malabarista en las distintas paradas que hicieron: en la Plaza Mayor, en la calle Julián Sánchez, en la confluencia de ésta con Cardenal Pacheco, junto a la Plazuela de San Salvador, y en la Plazuela de Herrasti, donde concluyeron.

En esas paradas hubo una alta interacción con el público, que pudo tomar parte en alguno de los números de malabarismo. Además, a la llegada a la Plazuela de San Salvador, el músico-malabarista se llegó a subir a la parte trasera de un vehículo, recorriendo unos diez metros en el mismo antes de bajarse y continuar el show. El pasacalles contó con una gran afluencia de público en la salida y al paso por la Plaza Mayor, pero a partir de ahí el ‘pelotón’ fue perdiendo unidades.

Ver más imágenes: