Lunes, 24 de septiembre de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Los 7º Premios Rosa María García Cano se van a Huesca, Sevilla, País Vasco y Valladolid

CIUDAD RODRIGO | Los Premios serán entregados en los prolegómenos del vermú teatral del 22 de agosto

La Asociación Civitas ha dado a conocer la relación de ganadores de la 7ª edición de los Premios Rosa María García Cano, creados en su día para homenajear a la que fuera directora de la Feria de Teatro y presidenta de Civitas al mismo tiempo que se distingue la labor en el ámbito de las Artes Escénicas de personas y entidades de España y Portugal.

Para esta 7ª convocatoria de los Premios, Civitas recibió 19 candidaturas, que fueron valoradas en una reunión celebrada el pasado sábado en el Centro Multifuncional León Felipe de Sequeros por un jurado integrado por 10 personas, entre los que se encontraban profesionales de las artes escénicas, personas ligadas afectivamente a Rosa María García Cano, así como los miembros de la Junta Directiva de Civitas.

En esta ocasión, los Premios Rosa María García Cano viajan por toda España, ya que se ha premiado a personas y entidades de rincones tan dispares como Huesca, Sevilla, País Vasco y Valladolid, que recogerán sus galardones en los prolegómenos del vermú teatral del miércoles 22 de agosto.

Los premiados uno a uno

A la provincia de Huesca se va el Premio a la Mejor Iniciativa de Programas Educativos y de Promoción de las Artes Escénicas para Infancia y Juventud, que ha recaído en Los Titiriteros de Binefar, quienes llevan más de 30 años ofreciendo música y espectáculos de títeres y objetos por calles, plazas y teatros tanto para niños como para adultos. A lo largo de estas tres décadas, han creado una treintena de espectáculos, han publicado 7 discos y 3 libros, y han recibido (en 2009) el Premio Nacional de Artes Escénicas para la Infancia.

Además, en la localidad oscense de Abizanda crearon La Casa de los Títeres, un teatro propio con residencia para invitar a artistas, con programación estable y una exposición permanente de títeres. Con el Premio, el Jurado ha querido reconocer “su trayectoria, su gran labor por la dignificación del teatro de títeres en España, su capacidad de llegar con su arte a todos los rincones, y la pasión que encierra el proyecto de La Casa de los Títeres, que se convierte en una experiencia modelo de creación de públicos y de colaboración entre artistas”.

De los 4 Premios, el único que ha recaído en una persona es el que reconoce la Gestión Cultural vinculada a las Artes Escénicas, que ha ido a parar a María González, directora del festival Mes de Danza, proyecto veterano de gran proyección nacional e internacional, y de la entidad Trans-forma Producción Cultural creada por ella misma en 2007 desde la cual sigue dirigiendo el Mes de Danza.

Ese proyecto sirve como paraguas para el lanzamiento de otras iniciativas, como Bailar mi barrio y Mi Cole baila. María González ha trabajado también como técnica de cultura en el Ayuntamiento de Cádiz coordinando el programa de apoyo a los nuevos lenguajes El Hervidero. En este caso, el Jurado ha querido premiar “su compromiso con la danza y la promoción que hace de las artes del movimiento tanto en el ámbito profesional como en la creación de públicos y con colectivos singulares”.

En lo que respecta al Premio a la Promoción, visibilidad y revalorización de forma genérica de las Artes Escénicas, se ha premiado a la Asociación de Artes de Calle del País Vasco, Artekale, fundada en el 2004 para dignificar y reconocer el sector de las Artes de Calle agrupando a compañías, festivales y empresas de distribución.

El jurado la ha distinguido por su singularidad al aglutinar tanto a creadores como a programadores y distribuidores, así como por “el trabajo en común y estable por la difusión de las artes de calle, dentro y fuera del País Vasco”.

Por último, el Premio a las Iniciativas y programas de Artes Escénicas ligadas al medio rural ha sido para el Festival de Teatro Alternativo de Urones de Castroponce (FETAL), que lleva 21 ediciones, creciendo poco a poco en calidad y cantidad, convirtiéndose “en un escaparate de la creación contemporánea” que ha apostado por la “pluralidad” de espectáculos con un “amplio abanico de compañías”.

El Festival nació como una iniciativa de la Asociación de Amas de Casa ‘La Amistad’ de Urones de Castroponce, que posteriormente fue asumido por el Ayuntamiento de esa localidad, extendiéndose además a otras localidades de Tierra de Campos como Valdunquillo, Valderas, Villalón, Mayorga, Cuenca y Medina de Rioseco.

A la hora de entregarle el Premio a FETAL, el Jurado ha destacado la “excelente presentación de la candidatura”, con firmas de centenares de vecinos, compañías profesionales e instituciones. Asimismo se considera este Festival como “un estímulo para la creación contemporánea en el medio rural y modelo a imitar”.