Viernes, 17 de agosto de 2018
Guijuelo al día

El Seprona y la Confederación Hidrográfica del Duero investigan una posible denuncia falsa de peces muertos

Una publicación en redes sociales alertó sobre numerosos ejemplares muertos en el área del Salto de San Fernando, entre las localidades de Cespedosa de Tormes y Santibañez de Béjar
Escala de peces en el salto de San Fernando

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) y la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) investigan una denuncia sobre gran cantidad de peces muertos en el área del salto de San Fernando, una pequeña presa ubicada al sur del embalse de Santa Teresa, entre las localidades de Cespedosa de Tormes y Santibañez de Béjar.

La denuncia se produjo a través de una publicación de un particular en la red social Facebook. En dicha publicación se alertaba de numerosos peces muertos en las inmediaciones del salto de San Fernando debido a que con el descenso de caudal, los peces quedaban atrapados entre las rocas y finalmente morir. El texto se acompañaba de diez fotografías en las que efectivamente se podían observar numerosos peces muertos entre rocas. Una de las fotografías se acompaña junto a estas líneas.

Las autoridades se hicieron eco de la denuncia a través de internet, y según información procedente de la Confederación Hidrográfica del Duero, se ha estado investigando el lugar tanto el lunes, 4 de junio, como ayer, martes 5 de junio, sin detectar animales muertos de ningún tipo. Desde la entidad hidrográfica se señala que la escala para peces construida en 2013 precisamente para evitar daños a la fauna fluvial, funciona correctamente. 

La publicación en la red social con la denuncia fue borrada ayer por la tarde, por lo que podría tratarse de una denuncia falsa, al no encontrar tampoco las autoridades ninguna evidencia de peces muertos.

El pequeño embalse de San Fernando se construyó en 2001, para abastecer a las localidades de Cespedosa de Tormes y Santibañez de Béjar. Grupos de pescadores protestaron por la disposición de la presa, que impedía el remonte de peces en el río. En 2011, la Confederación Hidrográfica del Duero realizó un estudio para modificar la presa, y en 2013 se aplicó el resultado, derivando en unas reformas. Actualmente, la escala de peces cuenta con buen caudal y según la CHD no presenta problemas para los animales. El pasado año, el colaborador de Salamanca al Día, José Ignacio Hernández, publicó un artículo protestando por este mismo hecho.

  • Seprona y miembros de la CHD investigaron los posibles hechos en el salto de San Fernando