Domingo, 19 de agosto de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Inusual jornada sabatina con una luxación en un hombro como incidencia más destacada

CIUDAD RODRIGO | A diferencia de lo que es casi ‘tradición’ los Sábados de Carnaval, este año la jornada en materia taurina fue muy tranquila

Imagen de la capea de la tarde sabatina | Fotos Adrián Martín

Finalizado el Festival, la siguiente cita taurina fue la única capea de la jornada sabatina, que este año se desarrolló sin tener que esperar a que se celebrase el desfile del disfraz callejero, que hasta el año pasado interrumpía el ritmo taurino, de ahí su cambio a última hora de la mañana.

La capea como es lógico estuvo protagonizada por los tres astados de Aguadulce que habían intervenido en el encierro urbano de la mañana. La capea duró en torno a una hora, realizándose a continuación el desencierro, que fue rápido (ni siquiera alcanzó los 10 minutos de duración), lo que hizo que la tarde taurina concluyese muy pronto, a las 19.10 horas.

La jornada sabatina fue inusualmente tranquila en el aspecto sanitario, más aún teniendo en cuenta la cantidad de gente congregada en la ciudad, siendo atendidas por efectivos de Cruz Roja sólo 8 personas, siendo ‘lo más grave’ una luxación en el hombro derecho de un varón asturiano de 33 años de iniciales F.D.T.P., que llegó a pasar por la Enfermería de la Plaza.

Además, dos jóvenes fueron llevados hasta el Centro de Salud: uno de 21 años natural de Guadalajara de iniciales H.V.P. por un corte; y uno de 19 años de Madrid de iniciales J.P.H. por una caída. Entre otras intervenciones, Cruz Roja también tuvo que atender a lo largo de la tarde a un joven salmantino de 27 años de iniciales J.P.A. por una intoxicación etílica.

Ver más imágenes: