Miércoles, 15 de agosto de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Los astados de Aguadulce ofrecen una carrera rápida y sin incidentes de relevancia

CIUDAD RODRIGO | En la subida al Registro sí hubo un revolcón, por fortuna sin consecuencias
Rápido encierro sabatino/Foto: Adrián Martín

Miles de personas disfrutaron a última hora de la mañana del Sábado del primer encierro urbano del Carnaval 2018, el único que cuenta con 3 toros ya que no hay capea matinal. Este año, este encierro estuvo protagonizado por los únicos astados que tendrá el Carnaval de fuera de la provincia de Salamanca, los de la ganadería sevillana de Aguadulce.

Bastantes diferentes entre sí (uno negro mulato correado, otro colorado, y otro cárdeno claro), los tres toros protagonizaron (evidentemente, junto a los mansos de los Hermanos Celador Zurdo) una carrera bastante rápida, en el que la manada subió disgregada, pero a pocos metros de distancia unos de otros, encabezándola uno de los astados.

En la subida del Registro, se produjo una de las principales incidencias de las que se tiene constancia, cuando un mozo tropezó, y un astado que previamente se había desviado ligeramente hacia la derecha, se lo topó de lleno, pero ‘únicamente’ le pasó por encima, sin hacer ademán de ir a por él.

A la espera de que Cruz Roja facilite a última hora de la tarde su parte completo de incidencias de la jornada, hay que resaltar que nadie pasó por la Enfermería de la Plaza producto de este encierro, algo muy significativo, ya que ‘tradicionalmente’ esta primera cita con toros corriendo por las calles suele dejar cornadas de relevancia. El encierro se completó en apenas 8 minutos.

Ver más imágenes: