Lunes, 11 de diciembre de 2017
Las Arribes al día

Tod@vía obtiene uno de los premios solidarios de la Fundación Telefónica

LUMBRALES | Cientos de personas se suman a la reivindicación de la recuperación turística de la vía La Fuente de San Esteban–La Fregeneda

 

Los integrantes de la Asociación Tod@vía, entidad que perdigue la recuperación con fines turísticos de la vía férrea La Fuente de San Esteban-La Fregeneda, están de enhorabuena. Además de celebrar este sábado el cierre a la temporada ‘facendera’ de actuaciones sobre este tramo ferroviario, la Fiesta de la Vi(d)a tenía doble motivo de celebración después de que el proyecto presentado para la rehabilitación del puente de los Poyos haya sido galardonado con uno de los premios solidarios de la Fundación Telefónica.

El premio consiste en una ayuda de 2.400 euros, el 50% del coste del proyecto presentado a esta convocatoria, y por ese motivo –y más que nunca– los integrantes de Tod@vía se afanaban en promover la venta de souvenir y artículos de recuerdo de esta fiesta para intentar recaudar lo antes posible los 2.400 euros de su aportación al proyecto, un objetivo con el continuarán en próximas fechas y en especial durante las fiestas de Lumbrales, momento en el que instalarán un pequeño rastrillo solidario    y puestos de venta de artículos promocionales de un proyecto que cada día cobra una mayor realidad.

Pero los socios de Tod@vía no están solos en esta tarea. Si bien el apoyo es mayoritario, tampoco es unánime, aunque cabe destacar la colaboración económica de los ayuntamientos de Hinojosa de Duero, La Fregeneda y Lumbrales, los dos últimos con una aportación de 500 euros cada uno, y el último con 250 euros. Estas ayudas, junto con lo recaudado a través de la venta de productos de merchandising y el rastrillo solidario, serán destinadas a la ejecución del puente de los Poyos, paso imprescindible para facilitar el recorrido peatonal en el último tramo de la vía entre La Fregeneda y Barca d’Alva.

Fiesta de la Vi(d)a

[Img #58220]Y con este último objetivo en mente, los integrantes de la Asociación de Frontera Tod@vía celebraban este sábado la Fiesta de la Vi(d)a, evento abierto al público y que tenía como principal atractivo el recorrido de una parte del trazado ferroviario en pequeños artilugios adaptados al ‘camino de hierro’.

De este modo, la ‘Fiesta de la Vi(d)a’ demostraba este sábado en Lumbrales una que la recuperación con fines turísticos de la vía férrea, La Fuente de San Esteban-La Fregeneda-Barca d’Alva, es posible, especialmente si se cuenta con el apoyo de la ciudadanía, como así se ha desarrollado esta jornada. Cadaa vez son más los que toman conciencia de que la materialización de este proyecto facilitaría la conservación de este Bien de Interés Cultural y el desarrollo socioeconómico de los municipios por los que discurre su trazado.

Varios cientos de personas acudieron este sábado a la llamada de Tod@vía para celebrar esta jornada lúdica, reivindicativa y solidaria con este Monumento del siglo decimonónico; lúdica porque los visitantes pudieron disfrutar de una parte de este trazado en distintos vehículos adaptados a los raíles del tren, el MotoRaíl, el GP721 o el nuevo Tod@vía; reivindicativa en tanto que la acción de este colectivo ha demostrado a las administraciones que la recuperación de este trazado ferroviario es de interés de la ciudadanía y para la ciudadanía, y que su puesta en valor no requiere de inversiones millonarias, sino de la voluntad de las instituciones que tienen su competencia; y solidaria porque cada una de las personas que hoy se acercaron hasta la estación de Lumbrales pusieron su granito de arena, en forma de euros, para continuar con las labores de recuperación que lidera la Asociación Tod@vía, y que hasta ahora se han transformado en la rehabilitación de más de 40 kilómetros de vía entre el puente de San Pedro, sobre el río Camaces, y el puente sobre el río Froya en Hinojosa, paso imprescindible para llegar hasta la estación de La Fregeneda.

Precisamente, junto con el puente de Los Poyos en el último tramo entre La Fregeneda y Veda de Terrón, otro de los objetivos de Tod@vía es la rehabilitación del puente del Froya, infraestructura para la que este colectivo inició el año anterior una campaña de patrocinio de tablas que han permitido la peatonalización de varios viaductos, posibilitando el recorrido peatonal del trazado.

Actividades en la Fiesta de la Vi(d)a

[Img #58223]A lo largo de esta jornada festiva, que se iniciaba a las 11 de la mañana y que se prolongaría hasta pasadas las siete de la tarde, los visitantes tuvieron la posibilidad de dar paseos por la vía férrea a bordo de vehículos ligeros adaptados a la vía férrea como el GP721, el primer tren turístico de las Arribes, el MotoRail llegado desde Alcalá de Henares i el nuevo Tod@vía.

En el desarrollo del programa han colaborado, además del Ayuntamiento de Lumbrales, distintos colectivos y particulares, bien mediante la organización de actividades, como la exhibición de aeromodelismo de los hermanos López; Paellas David, de Bañobárez; o el rocódromo hinchable instalado por Descensos Medina, bien por medio de su colaboración personal en el desarrollo de la jornada.

La fiesta junto a la estación del ferrocarril de Lumbrales ofreció además un rastrillo solidario y varios puestos de merchandasing con artículos conmemorativos de este día y con alusiones a la reivindicación de Tod@vía.  También estaba prevista la proyección de El último viaje en tren por la vía, en diciembre de 1984, o el corto La Raya que me raya de la directora salmantina Isabel Ocampo, además de un concierto de Rock a cargo de los grupos Hermanos Rivas y Rockin Hell-Fire.   

Trayectoria de tres años

[Img #58249]Desde el inicio de su actividad en el año 2011, los voluntarios de Tod@vía han eliminado 32 Km de vegetación en la vía férrea, repuesto las tablas de los paseos peatonales de los viaductos del Camaces, Las Almas, Los Riscos y, en curso, el de Los Poyos.

Asimismo, integrantes de esta asociación han impulsado proyectos como ‘ENtrenANDO’, premio nacional ‘Humanidad y Medio’ del Ayuntamiento de Camargo. Además, una parte del proyecto ‘Movilidad para la VI(d)A’ mereció el Premio Nacional de ‘Mejor Actuación de Energías Renovables 2013’ del la Asociación de Agencias de Energía (Eneragen).

Este colectivo, cuya acción se sustenta en el voluntariado, busca soluciones a corto plazo para el acondicionamiento peatonal de varios puentes, sistemas de seguridad para las personas en estos elementos (línea de vida), y la rehabilitación de este Bien de Interés Cultural (2000) construido en el siglo XIX y que fue cerrado al tráfico ferroviario en 1985.

Para lograr estos objetivos, Tod@vía recurre a la ‘acción directa’ y no precisa financiación para su gestión, mantenimiento y difusión, asumiendo los gastos ocasionales los propios socios. Los modelos de colaboración económica y de trabajo son complementarios, no excluyentes en sí mismos, y pretenden ser solución para generar tanto empleo como riqueza social, cultural, natural, patrimonial y económica, alejado de cualquier planteamiento político.

Participación ciudadana

[Img #58212]El planteamiento de aprovechamiento y reutilización de la infraestructura es de bajo coste económico. Muchas de las tareas son realizadas mediante jornadas activas de movilización social, llamadas a facendera, en las que los individuos de la Sociedad Civil participan de forma anónima, sin recibir contraprestación alguna. Su actividad se sustenta gracias a la participación ciudadana, el patrocinio en especie y las aportaciones económicas personales voluntarias.

La participación activa ciudadana se concreta en la realización de trabajos diversos que forman parte activa de la solución, con la “compensación de sentirse solidarios”, en jornadas de ‘facendera’ (lo que ha de hacerse). También, el patrocinio en especie es parte vital en estas actuaciones. Las empresas actúan con conciencia social, facilitando el trabajo mediante la aportación de máquinas, equipos o suministros de algún tipo, inherentes a su objeto social.

Por otro lado, la financiación de las obras es realizada a título individual a la Asociación de Frontera Tod@Vía en la cuenta nº: 2104/0000/17/9161085908 de Caja Duero-España (1 Tabla puente = 10 €). Los ciudadanos participan del coste económico de los materiales utilizados por los que aportan su trabajo. Las contribuciones a título individual se difunden a través de las redes sociales.  

Proyecto de mecenazgo

A partir de este momento, Tod@vía propone un proyecto de mecenazgo dirigido a empresas. El mecenazgo es destinado íntegramente a la compra de materiales, sin ninguna desviación a gastos de personal. La labor urgente es la sustitución de maderas deterioradas en los pasos de peatones por otras nuevas con tratamiento de intemperie, que garanticen la seguridad en el tránsito peatonal.

El logotipo de las empresas se fijará en la obra singular, agradeciendo de forma pública su participación, y se publicitará a través de los medios de comunicación. Los costes (IVA Incluido) de la reposición de maderas ya tratadas para cada puente son:

Puentes recuperados

[Img #58247]Los puentes Camaces, Las Almas y Los Riscos ya se han reparado por cuestación popular y aportaciones de los propios socios. Los sistemas de apoyo del paseo peatonal del puente Froya son diferentes y la solución básica de sustitución de madera no es idónea. El proyecto de conformación del paseo del puente Froya con tramex ha sido visado de forma gratuita por el Colegio de Ingenieros Técnicos de Salamanca por su interés social. El precio de ejecución, en el año 2012, era de 23.761 €.

Con el fin de garantizar la seguridad en la contemplación del B.I.C., condición de riesgo nulo, se instalará en las visitas guiadas una doble línea de vida extensible (650€ coste del propio fabricante Isanimar Seguridad sin beneficio industrial) a lo largo de cada puente a la que se amarra el arnés del viajero.

Por otra parte, está pendiente de cuantificar la recuperación de los edificios de las estaciones.

Patrocinio de tablas

Con esta nueva convocatoria la asociación Tod@vía ha pretendido hacer llegar a todo tipo de sensibilidades la importancia de la  recuperación de  este trazado ferroviario como un espacio cultural de la Ingeniería del Hierro para el disfrute de la ciudadanía y un aprovechamiento turístico-económico para  toda la provincia,  un objetivo que ya solo puede conseguirse con la colaboración de la sociedad civil dado el incumplimiento sistemático de las administraciones públicas sobre los derechos culturales rubricados con la UNESCO, que en uno de sus artículos obliga a “respetar y proteger el patrimonio cultural, en tiempos de paz o de guerra, e incluso frente a desastres naturales”.

En este sentido, olvidadas las voluntades de las administraciones,  Tod@vía hace un llamamiento a la ciudadanía para el patrocinio de tablas tratadas contra la intemperie, que se van a reponer en el puente del Froya, próximo a la estación de La Fregeneda, y que posibilitarán el recorrido peatonal con seguridad desde Lumbrales a La Fregeneda, pasando por Hinojosa.

Perspectiva Histórica

En el siglo XIX, los ingenieros encontraron la única posibilidad de atravesar el encajonamiento del río Duero, salvar el gran desnivel con una pendiente y unos radios de curvatura compatibles con el camino de rodadura del ferrocarril, estableciendo una horizontal de 200 metros para ubicar una estación internacional en un terreno accidentado y abrupto.

Lo imposible se hizo en un tiempo de penuria económica y escasez de medios técnicos. Esta línea férrea se construyó para traer el progreso y la modernidad a dos ciudades como Oporto y Salamanca, y puede convertirse ahora en un importante motor económico y cultural para los territorios de frontera que atraviesa.

El ‘Camino imposible a Portugal’, Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento desde diciembre de 1999. B.O.E. nº 298 del día 14), fue cerrado al tráfico ferroviario en enero de1985. A lo largo de sus 80 kilómetros de recorrido presenta 13 viaductos y 20 túneles, y sus últimos 18 kilómetros tienen un innegable potencial turístico, cultural, lúdico y económico.