Viernes, 18 de agosto de 2017

San Felices de los Gallegos, la histórica joya de Arribes

Su recinto de origen medieval se encuentra protegido por el castillo y las murallas, que datan de finales del siglo XIII

Esta villa se encuentra situada en el noroeste salmantino. Hace frontera con Portugal, al que perteneció breve tiempo tras el traslado de Alcañices de 1297. Es uno de los pueblos destacados y más visitados del Parque Natural de Arribes del Duero por su fortaleza medieval y su declaración como conjunto histórico-artístico.

Su recinto de origen medieval se encuentra protegido por el castillo y las murallas, que datan de finales del siglo XIII construidas de sillarejo y torres cuadradas adosadas que encierran una amplia plaza de armas. De su arquitectura civil destacan edificios como el Ayuntamiento, del siglo XVI y la Alhóndiga, los antiguos hospitales de Rocamador y de la Misericordia, sus señoriales casas blasonadas, como las de los Mayorazgos, del Corregidor y de los señores de Ron.

Frente a la ermita se encuentra el Verraco Vettón, popularmente conocido com el "Burro de San Antón". Data de la edad de hierro y es un elemento de la cultura celtibérica, conservándose muy pocos en la península.

Los dos primeros fines de semana de mayo tienen lugar sus fiestas mayores, en honor a la Santa Cruz y al Noveno. Teniendo estas últimas como fin recordar la suspensión del noveno que cobraban los Duques de Alba por las cosechas.

Fotografía:

Antigua imagen de San Felices de los Gallegos.

Textos extraídos de: Escapada Rural y Wikipedia.

Esperanza Vicente Macías