Domingo, 24 de septiembre de 2017

La Casa del Pan II, el buen trato y la calidad de los productos

Para Navidad, ya están vendiendo productos típicos como pueden ser los polvorones, los empiñonados o los amarguillos

Hay algo que define a la Casa del Pan II y es la cercanía y la amabilidad de quién está detrás del mostrador, Techu, conocida por todos los clientes del barrio de Pizarrales. Su éxito tiene que ver con la calidad de los productos que elaboran el pan con masa madre, con tiempo y con cariño en el obrador ubicado en la Calle Velázquez 13, donde además está otro punto de venta al público, pionero y referente en la ciudad. Cada día van inventando y creando nuevos panes con ingredientes extra que sorprenden a los clientes, y como no sólo de pan vive el hombre, también elaboran hornazos, magdalenas, rosquillas, pastas de té, tartas, bollos suizos o una amplia variedad de empanadas.

Se trata de una empresa familiar fundada hace más de 30 años por Ciriaco, gerente de la Casa del Pan I; por su parte la Casa del Pan II es actualmente pilotada por Techu y su marido Luis y que cuentan además con el apoyo de una dependienta Carmen Núñez, a la que consideran “una más de la familia”.

Para Navidad, ya están vendiendo productos típicos como pueden ser los polvorones, los empiñonados o los amarguillos, y por supuesto, su producto estrella que pondrán a la venta entrados los días festivos, el roscón de Reyes. Cada día están disponibles al público desde las 9:00 horas de la mañana a las 21:00 horas de la noche en este establecimiento ubicado en la Carretera Ledesma 90, una empresa que se ha convertido en un punto de encuentro entre los vecinos y no deja de sorprender por la innovación y variedad de los productos.