Jueves, 21 de junio de 2018

Cañada Real

Salamanca fue, es y seguirá siendo paso obligado del ganado que cruza la península de Norte a Sur y de Sur a Norte dependiendo de la temporada

Las Cañadas Reales son vías pecuarias reservadas al tránsito de ganado entre diferentes puntos de España para la trashumancia, reguladas por Edicto Real de Alfonso X el Sabio en 1273. Los caminos trazados por las cañadas, luego conocidas como "reales", fueron  recorridos ya desde antiguo por el pastoreo trashumante.

El decreto de Alfonso X perseguía la regulación, ordenación y protección de ciertos caminos que por su importancia, uso o ubicación merecían ser preservados de posibles violaciones. Así, junto con la creación del Concejo de la Mesta, quedaron definidas las cañadas reales.

En la provincia de Salamanca, en numerosas ocasiones, calzadas y vías pecuarias siguen el mismo trazado, mientras que los caminos, en general, buscan el recorrido más corto, buscando el paso por lugares con mejores pastos y agua para el ganado.

La mayoría de estas calzadas se conservan, pues las carreteras que las sustituyeron utilizaron un trazado distinto. Por eso todavía podemos disfrutar recorriendo esos caminos históricos por los que transitaron generaciones de arrieros, feriantes, campesinos, ganaderos, etc.

Las antiguas calzadas de la provincia se estructuran en tres partes, en función de la población de la que parten (o llegan): Salamanca, Alba de Torres y Ledesma.

Salamanca fue, es y seguirá siendo paso obligado del ganado que cruza la península de Norte a Sur y de Sur a Norte dependiendo de la temporada.

 Fotografía :Rebaño de ovejas por la plaza España, paso obligado de los rebaños que se dirigían en invierno camino de Extremadura.