Martes, 12 de diciembre de 2017
Las Arribes al día

La I Feria de las Tradiciones de Bogajo, nuevo reto para el Ayuntamiento

El presupuesto rondará los 6.000 euros y contará con la ayuda de la Diputación

La Feria se celebrará los días 20 y 21 de agosto en el marco de la 5ª Semana Cultural de Bogajo | CORRAL

El Ayuntamiento de Bogajo trabaja ya en la organización de la que será la I Feria de las Tradiciones de Bogajo, certamen que tendrá carácter multisectorial y que se celebrará los días 20 y 21 de agosto. En esta feria tendrán cabida productos agroalimentarios y artesanía, y no faltarán las degustaciones y demostraciones a cargo de los expositores.

Para municipios mayores organizar un evento de estas características no supondría demasiadas preocupaciones, pero hacerlo en un pueblo con 136 habitantes “es un reto”, como señala su alcalde Javier Castro, tanto por el aspecto económico como por los resultados. Por ello su preparación ha comenzado con tiempo, y desde finales de abril mantiene abierta la convocatoria para aquellos empresarios o artesanos que deseen exponer sus productos.

La celebración de la I Feria de las Tradiciones de Bogajo se enmarca en el programa de la quinta edición de la Semana Cultural, evento que discurrirá entre los días 16 y 21 de agosto con espectáculos de calle y actividades culturales ligadas al cine y al teatro, no en vano se estrenará en grupo de teatro municipal que ha echado a andar estos días. También se celebrarán competiciones deportivas y juegos de mesa.

El objetivo de esta feria, con 6.000 euros de presupuesto y que ha sido incluida en el calendario de ferias de la Diputación Provincial, “es promover los productos artesanos y agroalimentarios para potenciar al mismo tiempo el sector primario, especialmente vinculado con la agricultura y la ganadería.

Javier Castro Rodríguez / Alcalde de Bogajo


“Este año recuperamos la celebración de San Isidro”

De iz. a der., Manuel del Arco, Javier Castro, Mari Carmen Bravo y Emilio de Paz / CORRAL

Satisfecho tras la conclusión de las obras de concentración parcelaria que habían quedado pendientes por errores de ejecución, el principal desafío al que se enfrenta Javier Castro y sus compañeros de Corporación en el Ayuntamiento de Bogajo, es mantener los servicios municipales y conservar aquellas actividades que han definido las tradiciones y costumbres del pueblo durante generaciones.

¿En qué van a emplear las ayudas de Planes Provinciales?

Los 23.000 euros de que disponemos irán a arreglar algunas cubiertas de edificios de titularidad municipal, el objetivo es conservar estos inmuebles en las mejores condiciones y que no se deterioren.

¿Cómo están económicamente?

Pues bien. Afortunadamente no tenemos deudas, no podemos tirar de largo, pero tampoco debemos a nadie.

¿Se gastan mucho en fiestas?

Sobre unos 20.000 euros. Y sobre esto quiero decir que las orquestas velen lo mismo para un pueblo de 150 habitantes que para uno de 500, pero este año vamos a reducir alguna verbena, pero no solo por una cuestión de dinero, sino por el calendario. Por eso vamos a recuperar la celebración de San Isidro, aunque será el 14 de mayo para que no coincida con la feria de Lumbrales. Por la tarde se celebrará la bendición de campos y en el entorno de la ermita tendremos una merienda para todos los vecinos patrocinada por la Junta Agropecuaria Local.

Hablando del campo, ¿qué le parece la gestión del lobo?

Vergonzoso, sigo pensando que hay que tomar otro tipo de decisiones aunque puedan parecer más drásticas, pero parece que es cuando escuchan. Al lobo se suman los buitres y ahora los meloncillos, la organización territorial, la autorización de una mina de uranio, el derribo de pesqueras… ¿Con qué más hay que tragar ya?