Martes, 12 de diciembre de 2017
Las Arribes al día

El lobo acaba de nuevo con la vida de un becerro en Traguntía

El suceso tenía lugar el sábado en una explotación propiedad de Teófilo Hernández, que considera una “auténtica vergüenza” la reiteración de estos sucesos

El becerro hallado muerto tenía siete días / ARCHIVO

El lobo ha vuelto hacer acto de presencia en la comarca de Vitigudino, si bien casi todos los días lo hace, muchos de sus ataques no son denunciados. El último del que este medio ha tenido constancia es el que denunciaba ayer Teófilo Hernández Vicente, ganadero de Cabeza de Framontanos  y también con una parte de su explotación de vacuno en Traguntía.

Precisamente en este último lugar es el que ayer sábado descubría un becerro “de unos siete días” muerto por las fauces del lobo, un hecho que califica de “auténtica vergüenza”, pues siente que “nos están robando porque somos nosotros los que estamos dando de comer al lobo”.

La patrulla de Medio Ambiente  registraba el ataque y tomaba fotografías para su posterior examen por especialistas, por lo que “no me dijeron qué animal había atacado y que el resultado no lo sabría en varios meses. Lo único que me preguntaron es que si tenía seguro, y sí, lo tengo con Agroseguro”, por eso “probablemente mañana vendrá un perito a verlo”.

Asimismo, el ganadero recordó que no tiene por qué tener contratada póliza de seguro alguna, “como le dije a los de Medio Ambiente,  a ver si es que ellos tienen que tener un seguro por si acaso les atropella un coche. Esto es una vergüenza”, insistía.  

Al tener un seguro contratado contra ataques de cánidos, en este caso el ganadero cobrará al menos el importe del valor estipulado por el becerro, otra cosa es que el seguro reclame a la Junta el daño si considera que ha sido el lobo, pues en este último caso la responsable de una especie no cinegética es la Administración autonómica, como le ha recordado el Tribunal Supremo en varias sentencias.

Por otro lado, cabe recordar que a mediados del mes pasado, la Consejería de Medio Ambiente estableció el contrato de una póliza de seguro que cubriera los ataques de lobos al ganado al sur del Duero. Con esta póliza la Junta se comprometía al pago de la indemnización en poco más de 15 días y la inclusión en los daños del lucro cesante.

Hace unos días el lobo atacaba en esta misma zona, pero el hecho no fue denunciado, como el último en un rebaño de Olmedo de Camaces la semana pasada.