Viernes, 15 de diciembre de 2017

El Descendimiento, más de 400 años de historia de la Semana Santa

Tras la oración del obispo, tuvo lugar el desenclavo de la Cruz de la figura articulada de Cristo para introducirlo en el Sepulcro, preámbulo del Santo Entierro, en una tarde de Viernes Santo en la que desfilan más de 3.000 cofrades, 12 pasos y ocho bandas de música

El Descendimiento abrió la gran tarde de Viernes Santo, soleada, en la que desfilan más de 3.000 cofrades, que arropan a 12 imágenes, acompañdas hasta por 8 bandas de música.

La Ilustre Cofradía de la Santa Vera Cruz del Redentor y la Purísima Concepción de La Virgen, Su Madre (Vera Cruz) viene celebrando desde hace más de 4 siglos (el pasado año se cumplieron los 400 años) del establecimiento de los actos del Descendimiento y procesión del Santo Entierro, instaurado en 1615 en la tarde del Viernes Santo. Acto que tendrá lugar a partir de las 16’15 horas en el Humilladero del Campo de San Francisco.

Tal y como ha recordado su presidente, Antonio Santos, "desde 1615 y 1616 y por espacio de cuatro siglos, los cofrades de la Santa Vera Cruz, y por extensión los salmantinos, han celebrado la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor acompañando las ceremonias, desfiles y sagradas imágenes de nuestra Ilustre Cofradía. Este es, sin lugar a dudas, motivo de orgullo para todos nosotros y, al tiempo, una gran responsabilidad, pues sobre nuestros hombros descansa la importante tarea de su preservación como elementos históricos y la no menos importante misión de actualizarlos, manteniéndolos vivos y renovados conectando con su raíz fundacional".

Cuatro siglos después, el acto del Descendimiento se mantiene prácticamente fiel a sus orígenes, representando el desenclavo del Señor de la Cruz, con la imagen de Cristo Nuestro Bien, que es descendido de la Cruz por varios cofrades. Los clavos y la corona de espinas son presentados a la Virgen y al pueblo.  

La Urna o Cama del Señor fue realizada y donada a la cofradía en 1678. La imagen de Cristo es acompañada por un magnífico grupo escultórico en el que figuran San Juan y la Virgen de la Amargura, así como los ladrones Dimas y Gestas. Todo el grupo data de 1615. El humilladero del Campo de San Francisco fue construido por la cofradía para este acto. Desde 2014, el Descendimiento se realiza en la tarde del Viernes Santo nuevamente como preámbulo a la procesión del Santo Entierro.

En 2014 se restauraron varios elementos de las Ordenanzas originales como los heraldos que abren la procesión, los limosneros o el Ceremonial del Desenclavo y Entierro de Cristo Nuestro Bien.  

Oración del Papa ante los fieles frente al Humilladero

Durante el acto del Descendimiento, el obispo de Salamanca, Carlos López, leyó ante los fieles la oración del Papa Francisco para el Jubileo de la Misericordia.

“Haz que cada uno de nosotros escuche como palabra propia la palabra que dijiste a la samaritana; que la Iglesia sea el rostro visible de Ti; que seamos sensibles con los más débiles”, reclamó el prelado.

Fotos de Alejandro López