Viernes, 15 de diciembre de 2017

La Vera Cruz marca el camino de la Pasión salmantina

Miles de salmantinos arropan el comienzo de la esperada Semana Santa con la procesión popular del Vía Matris 

El sabor castellano de la Semana Santa, la sencillez, la llamada al recogimiento, el orgullo de toda una cofradía, la más veterana de Salamanca, pasearon en silencio por las recoletas calles del centro histórico de la ciudad. Llegó la Semana Santa. Primer día y miles de salmantinos en las calles para arropar a la Vera Cruz, que marca así el camino de la Pasión en Salamanca.

Los cofrades azulones volvieron a unirse frente a la Madre Amantísima, a las 19,00, para culminar el novenario, guiados por las palabras de José Luis Sánchez Moyano, predicador del día de hoy de la Novena. En esta procesión popular que organiza la cofradía se vistió con traje oscuro.  

Con el Vía Matris, la Cofradía de la Vera Cruz da comienzo a la Pasión salmantina. Este año ha repetido la estructura del anterior y el acto central volvió a la Plaza de San Benito con la lectura de los siete dolores de la Virgen, el camino que recorrió María de regreso desde el Santo Sepulcro hasta su casa.

Como novedad, la Cofradía de la Santa Vera Cruz nombró a la Hermandad de Jesús Flagelado y N.S. de las Lágrimas para realizar la tradicional ‘llamada de honor’ al paso de la Stma. Virgen de los Dolores en esta tarde de viernes que finalmente quedó despejada tras las amenazas de lluvia de las horas previas. Fue el hermano mayor del Flagelado quien tuvo el honor de realizar la llamada.

Con este gesto, la Vera Cruz quiere reconocer la celebración del  XXV aniversario de la llegada de la imagen mariana de la hermandad del Flagelado, siendo la última que se ha unido a los desfiles de Semana Santa en Salamanca, y así fomentar el culto y devoción a la Virgen María, en su advocación de Nuestra Señora de la Lágrimas.

El Grupo Joven de su hermandad fue el encargado de meditar los siete Dolores de la Virgen en el acto central que tendrá lugar frente al convento de las M.M. de Dios, junto a la Iglesia de San Benito.

La ‘llamada de honor’ al paso de la Santísima Virgen de los Dolores tuvo lugar en el interior de la Capilla de la Santa Vera Cruz, instantes antes de que se iniciara la Procesión del Via Matris.

Acompañó en el desfile procesional la música del coro de la Cera Cruz.

Con este emotivo gesto han comenzado oficialmente los desfiles procesionales en Salamanca, informó Miriam Labrador. 

 

FICHA DEL VIERNES DE DOLORES

Procesión del Vía Matris

Paso: Nuestra Señora de los Dolores, de Felipe del Corral, primer tercio del siglo XVIII

Recorrido: Vera Cruz, Domínguez Berrueta, Ramón y Cajal, Ancha, Tahonas Viejas, Cañizal, Compañía Bordadores, Úrsulas, Vera Cruz.

La Procesión del Vía Matris inicia los desfiles de Semana Santa en Salamanca y al mismo tiempo, es la culminación de la novena que se dedica a la imagen de la Dolorosa. Se organizó por primera vez en 1909, pero decayó a finales de los años 1960, dejando de realizarse. Se recuperó en 2004 incluyendo el rezo de las sietes estaciones del Vía Matris. Cada estación es meditada por un colectivo cristiano diferente. La última estación la realizan siempre las religiosas del Santísimo Sacramento. Únicamente se porta el paso de ‘Nuestra Señora de los Dolores’, obra de Felipe del Corral. Los cofrades participan vistiendo traje oscuro con el escapulario de la Virgen y de la medalla de la cofradía alumbrando con velas azules.

 

Comentario de Tomás González Blázquez, hermano de la Vera Cruz

Día noveno, primer día

Culmina la novena en honor de la Virgen de los Dolores con su procesión popular del Vía Matris, del Camino de la Madre, de sus Siete Dolores como siete espadas. El noveno día de sus internos cultos se funde con el primero de los cultos externos que las cofradías salmantinas dedican a sus imágenes de devoción. La plegaria musitada ante los altares durante la Cuaresma, la vela encendida en el templo, la cruz paseada por las íntimas estaciones, el incienso quemado bajo las bóvedas pétreas, ahora se torna oración ante el paso que avanza por las calles, la llama de los cirios se pone a luchar contra el viento, los crucifijos se reflejan en las fachadas y el humo perfumado alcanza el cielo. La Dolorosa de la Vera Cruz marca el camino, la Liberación traslada su caricia desde la tierra santa de los que esperan la Resurrección y Salamanca se pone la túnica de penitencia.

  • Nuestra Señora de los Dolores abre el hermoso recorrido de la Pasión salmantina | Foto: Álex López
Ver más imágenes: